Enlace Néstor Kirchner: Falta de mantenimiento y reclamos

Tras hacer público el reclamo, un repaso por la importancia del pedido: mantener en buen estado las rutas de la zona y todo el país. Problemas evitables.


Por Marcos Pascua (*)

 

Hace unos días, vecinos de Chillar publicaron una nota manifestando su malestar por el estado del enlace Néstor Kirchner, un tramo que usan a diario vecinos para movilizarse entre Chillar y Olavarría y de gran afluencia en la temporada de verano debido a la cantidad de olavarrienses que deciden veranear en la ciudad costera de Necochea.

 

El enlace Néstor Kirchner es un camino de 34 km que une la intersección de la RP 51 con la RN 226 y la RN3, tramo utilizado por vecinos de Chillar para viajar a trabajar a Olavarría a diario o por olavarrienses que deciden veranear en Necochea.

 

 

Este tramo es noticia desde hace unos días, por el reclamo de vecinos chillarenses debido a su mal estado en términos de señalética, ya que la pintura asfáltica desgastada, un cruce con un camino rural potencialmente peligroso utilizado asiduamente por camiones, hace que circular por este camino sea riesgoso, riesgo que se potencia en días de lluvia, de niebla o de noche.

 

 

 

El principal reclamo de los vecinos es porque la ruta “se despintó y no se ve con lluvias, niebla, y es necesario repintarlo porque es peligroso.”

 

 

Las marcas viales o demarcación horizontal son señales aplicadas sobre la calzada, con la finalidad de guiar el tránsito vehicular, regular la circulación y advertir determinadas circunstancias. El hecho de no contar con estas señales o que las mismas se encuentren desgastadas no da la certeza a quien conduce de estar circulando en forma correcta por su carril. Además, la línea divisoria entre calzada y banquina permite mantener con seguridad el carril cuando viene otro vehículo de frente.

 

Cuando se circula de noche o en condiciones de tiempo desfavorables, las señales horizontales son fundamentales para mantenerse en el carril de circulación, no contar con ellas implica un gran riesgo ya que quien conduce no cuenta comuna guía para circular.

 

Un problema (o varios) evitables

 

El hecho de no contar con un camino correctamente señalizado aumenta notablemente la probabilidad de un siniestro con consecuencias fatales en muchos casos, lo que además de ser un problema para quienes utilizan el camino a diario, también lo es para Estado, ya que en este caso el Estado provincial es responsable de mantener el camino en condiciones.

 

En caso de que ocurra un siniestro y se lo encuentre como responsable, le puede corresponder un resarcimiento económico para con las víctimas por no mantener el camino en condiciones. Es decir, no invertir en las rutas le puede generar varios problemas al Estado.

 

Un caso emblemático que terminó con una condena al Estado es el caso de la familia Pomar, ya que se lo encontró responsable del siniestro vial que la familia sufrió en 2009 a raíz del mal estado de la ruta 31.

 

 

En definitiva, poner este reclamo en la agenda pública es solicitarle al Estado que brinde las condiciones de seguridad mínimas para circular por nuestras rutas, mientras que a nosotros como usuarios nos corresponde cumplir con las normas de tránsito, respetar la velocidad máxima, mantener distancias de frenado adecuado, usar el cinturón, entre otras.

 

Desde este espacio esperamos que se atienda el reclamo a la brevedad, ya que será una mejora en la circulación y seguridad de muchas personas que utilizan este camino.

 

Nos leemos en 2 semanas de nuevo.

 

Gracias por continuar siendo parte de las columnas de seguridad vial en este 2022 y te deseo que tengas un feliz año.

 

(*) Ingeniero Civil-Tesista en Seguridad Vial- Promotor Comunitario de Seguridad Vial.