Un inicio de año político a tono con la ola de calor en Olavarría

La historia de la licitación del transporte interurbano y la alegría/dilema para el gobierno local. El escándalo de la venta del terreno y el capítulo del HCD por verse. Los impuestos, las tasas y la Gestapo bonaerense.


Extracto del newsletter Volver a las Fuentes, donde se puede acceder y suscribir acáPor Alexis Grierson y Josefina Bargas. 

 

Habrá transporte y será local

En una historia que tuvo vaivenes, algunos enojos e incertidumbre hasta el último instante, finalmente se presentaron tres empresas a la licitación del transporte interurbano. Puede continuar la actual concesión (con muchas críticas por su funcionamiento), una empresa puede quedarse con los dos servicios, e incluso puede haber una sorpresa.

La semana fue larga y hasta la apertura de sobres, todo fue incertidumbre, sospechas y hasta una presentación ¿con enojo? Lo concreto es que tras la convocatoria a presentar los sobres para la licitación, sólo OlaBus (que en el medio tuvo una homologación del concurso de acreedores con una deuda de 15 millones de pesos) había mostrado acciones concretas para presentarse. 

Sin embargo, una acción con choferes y un “amague” a un paro por una cuestión salarial generó, de mínima, que Botacura SRL compre el pliego para evaluar presentarse. Detrás del empresario Da Silva, en tanto, apareció la tercera empresa en cuestión: Las Sierras de Olavarría SRL. Esta empresa era un misterio pero el propio Da Silva apareció el día de la apertura de sobres. ¿Hay relación entre el enojo de la gente de Botacura y Da Silva? No trascendieron grandes detalles pero la respuesta es sí, tiene relación. 

Para el Municipio, más allá de tener que elegir por una de ellas -y el costo de que las que pierdan, pierdan- es todo ganancia: en las dos licitaciones del transporte público local hubo un 100% de participación de empresas locales. Para el secretario de Gobierno Hilario Galli hubo “coraje” de los empresarios por presentarse en un contexto de crisis económica en el país.

Ahora viene el verdadero desafío: esta elección tendrá costos y ganancias. ¿Qué tiene de positivo que una empresa gestione el transporte público urbano e interurbano al mismo tiempo? En principio poco, porque monopolizará el servicio. Se pudo saber como primer dato que la propia empresa utilizó esa condición como un valor positivo. Es decir, combinaciones entre servicios urbano e interurbanos, facilidades en los recorridos de una y otra, e incluso el posible valor del servicio. Pero sería un monopolio, con todo lo que eso implica, para los usuarios y para los trabajadores.

Quizás con alguna falencia al encararlo, pero la acción que intentó tomar el interbloque del Frente de Todos con respecto a esta “cláusula” tenía un debate muy interesante por delante. La iniciativa fue rechazada por el bloque del oficialismo que impuso su número para la votación, y ahora Botacura SRL (Tu Bus) está en carrera por quedarse la licitación del interurbano.

Para OlaBus es una situación sumamente compleja: busca renovar una concesión en la que, sobre todo el último tiempo, tuvo críticas muy negativas, casi irreconciliables con el usuario. En paralelo, una deuda de 15 millones de pesos mostraba las complicaciones económicas pero, nobleza obliga…

Hilario Galli se encargó de dejar en claro, horas después de la licitación, que la deuda que tienen Nación y Provincia con las empresas de transporte público por los subsidios arroja un saldo de 35 millones de pesos. La situación es repetida: los fines de año suelen llegar con deudas de este tipo para el rubro. Y este año se suma más incertidumbre: dicen que como no se aprobó el presupuesto nacional 2022, tal vez ni siquiera haya fondos para subsidios más allá de julio.

“Son al menos tres meses de uno de los subsidios y uno del otro, pero por lo que tenemos entendido Nación traba los pagos de Provincia, lo que hace todo complejo”. Incluso la cifra podría incrementarse, en las próximas horas, a los 50 millones de pesos.

Y también para aclarar sobre OlaBus, a diferencia de otros fines de año y con la deuda por los subsidios, se aclaró que está al día con los pagos a sus trabajadores.  

El escándalo de los terrenos

Hace exactamente un año, en este mismo newsletter, les contábamos la preocupación de algún que otro asesor municipal por estar ligado con una venta irregular de terrenos municipales tiempo atrás. Un año después…aparecieron damnificados y un nombre en particular: Claudio Peralta. Y aparecieron denuncias. Y un pedido de sesión. Y una respuesta del municipio. 

Los primeros damnificados, tras hacer las respectivas denuncias, hablaron con el portal Verte sobre el hecho y el “modus operandi” de venta de estos terrenos. Que, nobleza obliga, era exactamente igual que lo relatado en octubre de 2029 por la Mesa de Emergencia que en su acampe por el pedido de terrenos denunciaron -al menos públicamente- esta aguda situación.

A la denuncia pública le llegó una denuncia penal. Y el tema fue creciendo, generando intriga por el silencio de los diversos actores políticos…hasta que el Frente de Todos rompió el hielo. Pedido de sesión extraordinaria y creación de comisión especial que analice estas irregularidades. 

Resaltaron que Peralta se presentaba como referente barrial con llegada al Municipio y que desde ahí vendía los terrenos. “Esto nos preocupó”, indicó Maximiliano Wesner y destacó que “ante esta situación y ante el silencio del Ejecutivo municipal hemos decidido con la potestad que nos confiere el reglamento interno”.

En teoría, con siete firmas de concejales del interbloque alcanzará para pedir sesión: restará saber si los tiempos administrativos alcanzarán para convocar a esta semana o será la próxima. Pero la sesión, por reglamento interno, se hace.

La respuesta del Municipio iba a llegar mucho después, en horas de la noche. Este newsletter logró saber que, por la tarde, hubo una importante reunión en el Palacio San Martín donde se analizó la situación y desde allí salieron los lineamientos generales de la respuesta. Incluso, Marcelo Fabbi, titular del área de Legales del Municipio, admitió que en diciembre mantuvo una reunión con los damnificados donde se asesoraron sobre el hecho y sobre los pasos a seguir.

La respuesta fue simple, pero concreta: los terrenos denunciados penalmente por los vecinos no son municipales, y la persona apuntada (Peralta) no tiene relación con el Municipio, al menos en la formalidad. La comuna se pondrá a disposición de las fiscalías que actúan en estos hechos y también del Concejo Deliberante para “llevar tranquilidad a los vecinos”.

También recordaron una situación similar en el Pickelado (que fue denunciada) y un repaso de las vías por las cuales se puede acceder a un terreno municipal.

Al final del camino, las posturas están bien claras y el final está totalmente abierto. Por lo que se dejó entrever en el pedido y el comunicado, la comisión finalmente se crearía, dada “la buena voluntad” y el “ánimo de llevar tranquilidad a los vecinos”. En paralelo, el Frente de Todos publicó un duro video con varios interrogantes que probablemente llevarán al recinto del HCD. Y quizás la pregunta madre que se tratará de revelar en los próximos días: Peralta señalaba que tenía “venia” del Municipio, ¿en nombre de quién hablaba? 

No se puede vivir del amor

El año no empezó del todo bien para las finanzas de Olavarría. Resulta que si bien hasta octubre (cuando se presentó el presupuesto 2022 al HCD) y noviembre (con las elecciones), se especulaba con que la Provincia iba a repetir el coeficiente CUD de 2020 y 2021, al final el Ministerio de Economía decidió aplicar el recálculo. Y salimos perdiendo ¡por 3,9%!

Con esta caída, no solo Olavarría tendrá menos coparticipación, sino también menos Fondo de Infraestructura y menos Fondo de Seguridad. Entre estos dos últimos, el municipio percibirá unos 238 millones de pesos (unos 10 millones que la estimación inicial si se repetía el CUD).

Nunca hay explicaciones de por qué sube ni por qué baja. Lo cierto es que esta vez fueron menos de 50 los municipios que mejoraron. Y para “atajarse” ante el descalabro financiero que la caída puede generar en algunos distritos, el Gobernador incluyó en el presupuesto 2022 de la provincia (que se aprobó casi al cierre del año e incluyó suba impositiva de 35%), una compensación para los municipios que perdieran más de 2 puntos.

El intendente Galli confirmó que Olavarría accederá a esa compensación por el 1,9% (lo que supera los 2 puntos) y que se pagará con Aportes del Tesoro (ATP).

Con esa novedad de impacto directo en los ingresos ya confirmada y después de que el INDEC cerrara los datos 2021 de inflación, hubo decreto municipal para aumento de tasas. Llegó a 20% vigente desde enero (el mes que viene se cobrará el retroactivo), y alcanzó a 13 tributos municipales. En paralelo hubo más aumentos positivos: 50% para las prestaciones en Loma de Paz y la actualización de la “unidad fija” que se utiliza como base para cobrar los Derechos de Oficina.

La movida municipal tuvo una respuesta del Frente de Todos en primer término con una queja bastante escueta que, lejos de señalar las finanzas municipales en sí, apuntó al sector político: “dichos aumentos van en contra de lo que prometieron en campaña desde Juntos, donde se comprometían a no aumentar ni crear nuevos impuestos”. Claro, es que el oficialismo no puede criticar directamente la decisión ya que en cierta medida va en línea con lo que aplicó Kicillof.

La respuesta llegó por el lado de Hilario Galli y retomando la palabra del Intendente. El secretario de Gobierno se centró en tres cuestiones. 1) La respuesta directa: fue a la lógica al señalar que “un municipio no cobra impuestos”. Por lo tanto, “no es una contradicción” con lo dicho en campaña aumentar las tasas. Pero claro, el secretario sabe que esa respuesta no conforma a los votantes, entonces fue con argumentos más allá de la queja de la oposición. 2) El efecto de la oleada: definió que no fue “un aumento de tasas” sino “una actualización” para mantener los ingresos a tono con la inflación ya que a ese ritmo se mueven los costos del Municipio. 3) El contexto financiero: la baja que tendrá la coparticipación, que significa en proporción casi 50% de todos los ingresos municipales, debe compensarse y hacía allí va también la suba de tasas.

Al día siguiente, Ahora Olavarría también dejó su visión del asunto: “el apuro por incrementar las tasas municipales también debería aplicar para la actualización de los salarios que cobran los empleados de la Municipalidad de Olavarría” sostuvieron.

La Provincia también tiene su escándalo: “Gestapo”

Los últimos días de 2021 y los primeros de 2022 fueron más que movidos a nivel provincial: quedó en el ojo de la tormenta la gestión de María Eugenia Vidal con la difusión de un video donde su ministro de trabajo habló de crear una “Gestapo” para perseguir sindicalistas. En el encuentro, donde ya se estableció en qué sede fue, había agentes de la AFI, estaban más ministros, el intendente de La Plata y empresarios.

La actual gestión de la AFI fue la que denunció esa reunión y esa charla. Hay causa judicial en marcha. La intervención del ex ministro Villegas se difundió públicamente y hubo coletazo en la Cámara de Diputados provincial.

El bloque Frente de Todos, con su presidente César Valicenti a la cabeza, salió a pedir juicio político para el procurador Julio Conte Grand bajo la premisa de que la llamada “mesa judicial” que se denunció en la Nación, también funcionó en la Provincia. Y aseguraron que el procurador “persiguió” fiscales y defensores como parte del “disciplinamiento” para que no actúen en contra de los intereses de la gestión Vidal.

La publicación de Volver a las Fuentes es gratuita, sale todos los domingos a la mañana. La edición completa acá y la suscripción está abierta aquí mediante una dirección de correo electrónico.