Una oportunidad para repensar la ciudad: Los beneficios de plantar árboles

Ante la ola de calor que vivimos hace unos días, surge la posibilidad de incentivar la plantación de árboles. ¿Por qué son importantes?.


Por Marcos Pascua (*)

 

Hace unas semanas sufrimos una ola de calor que azotó al país durante varios días con temperaturas cercanas o superiores en algunos casos a los 40°C y en redes sociales se generó una oportunidad para repensar nuestra ciudad.

 

El punto de inflexión fue la mención sobre la falta de árboles en Olavarría, lo que en días calurosos como los que nos tocó vivir, se notó mucha más. Así que aprovechamos para contactarnos con representantes de INTA Olavarría, a quienes agradecemos por su predisposición, para que nos cuenten por qué está bueno plantar árboles.

 

¿Cuáles son sus beneficios?, ¿Qué es el efecto “isla de calor” ? ¿Cómo podemos hacer si queremos plantar uno? ¿Qué beneficios traen los árboles y por qué deberíamos pensar la posibilidad de plantar uno?.

 

Los árboles tienen una doble función vital: producen oxígeno, imprescindible para la vida de la mayoría de las especies, y absorben dióxido de carbono, (CO2), principal componente de los gases de efecto invernadero (GEI), causantes del calentamiento global y el cambio climático. Pero eso seguro ya lo sabías ¿no?

 

Además de absorber dióxido de carbono y liberar oxígeno, los árboles son reguladores de la temperatura, atenúan los sonidos, cumplen la función de barrera protectora ante los vientos y claro, embellecen el paisaje urbano.

 

Su función como reguladores de la temperatura es fundamental en semanas como la que atravesamos, ya que en ciudades con poca densidad de árboles tiende a producirse lo que se denomina “isla de calor”.

 

La “isla de calor” es un fenómeno de origen térmico que se produce en áreas urbanas y que consiste en que existe una temperatura diferente, que tiende a ser más elevada especialmente durante la noche, en el centro de las ciudades, donde se suele producir una edificación masiva, que, en las áreas de alrededor, como zonas residenciales suburbanas o zonas rurales.

 

 

En ciudades grandes esta diferencia llega a ser de hasta 10°C, que se produce debido al hormigón, el asfalto y otros materiales que absorben calor. Como consecuencia de esto se genera una mayor demanda energética para lograr estar frescos en nuestros hogares o trabajo y ya sabemos que pasa cuando el límite de energía demandada se sobrepasa.

 

Además, ya sabemos que la energía en nuestro país se genera principalmente de recursos no renovables.

 

La presencia de árboles ayuda a reducir el efecto “isla de calor”. Si las especies plantadas son las adecuadas, la temperatura puede llegar a descender entre un 20% y un 40%. Los árboles pueden reducir unos 10 grados la temperatura mediante la evapotranspiración, captando CO2 y emitiendo vapor de agua. Además, nos proporcionan más zonas de sombra, ayudan a limpiar el aire y hacen de las ciudades lugares más agradables.

 

 

 

Si estás aburrido, acá te dejamos un link donde podés ver el índice de cobertura arbórea de diferentes ciudades del mundo.

 

¿Qué más pueden hacer los árboles?

 

  • En casos de lluvias fuertes, los árboles actúan como barreras de retención o detención, reduciendo la velocidad y el volumen de la escorrentía ante grandes flujos de agua. De esta manera logran reducir la posibilidad de inundaciones en las ciudades.

 

  • Evitan la erosión del suelo, un ejemplo de ello es la creación del parque Miguel Lillo en la ciudad de Necochea con el objetivo de consolidar el terreno al fijar los médanos cercanos a la costa.

 

  • Disminuyen la contaminación acústica, ya que las hojas y ramas dispersan el sonido que es absorbido por el suelo.

 

La Organización Mundial de la Salud recomienda un índice mínimo de 10 m2 de área verde pública y de dos árboles por habitante, criterio que ayuda a definir, con equidad a diferentes escales espaciales, las necesidades de plazoletas y plazas barriales, parques urbanos y regionales.

 

 

Como verás, los árboles en las ciudades cumplen un rol fundamental. Si la nota te interesó y querés plantar un árbol para embellecer la ciudad y sacarla de la monotonía del hormigón y el asfalto, o simplemente para que tu descendencia familiar no sufra nuevas olas de altas temperaturas y ahorrar energía acá te cuento como podés hacerlo:

 

  • Tenés que comunicarte telefónicamente con la Dirección de Espacios Verdes (440442 int. 1701), enviando un mail a espaciosverdes@olavarria.gov.ar o en forma presencial en Rivadavia 2801 1er piso.

 

  • En los próximos 10 días recibirás asesoramiento de acuerdo a la especie más conveniente para tu zona, buenas prácticas de plantación y cuidados posteriores.

 

  • La gestión que se realiza es solo para obtener el permiso de plantación, los trabajos corren por cuenta del vecino, con excepción de las campañas que son difundidas por los medios. No te olvides que la vereda es espacio público.

 

  • Los requisitos son ser vecino de la ciudad, mayor de 18 años y propietario o responsable civil del frente de la vivienda, como también inquilino de la misma.

 

Ojalá esta nota te haya convencido y mañana estés llamando a la municipalidad para plantar un árbol. Nos leemos en dos semanas.

 

(*) Ingeniero Civil-Tesista en Seguridad Vial- Promotor Comunitario de Seguridad Vial.