Encuentro de soldados continentales de Olavarría, a 40 años de Malvinas

Este fin de semana se realizó el encuentro. Los soldados continentales del R.C. Tan 2 de Olavarría al R.C. Tan 11 de Puerto de Santa Cruz.


Durante este sábado y domingo, y después de 40 años volvieron a encontrarse en la ciudad de Olavarría, precisamente en la quinta del Club Pueblo Nuevo, los soldados movilizados en el marco de la guerra de Malvinas. En su gran mayoría eran clase 62, que habían realizado el servicio militar obligatorio en el año 1981 en el Regimiento de Caballería de Tanques 2 “Lanceros Gral. Paz “.

 

“Todos ellos con una instrucción y experiencias como apuntador y jefe de tanques en cada uno de los escuadrones de tanques que les tocó desempeñar funciones. El cerro Luciano Fortabat, Barker y los campos de Gral. Acha, provincia de La Pampa fueron los lugares de entrenamientos, prácticas de tiros y estrategias que se desarrollaron con los tanques de origen austríacos SK 105” recordaron.

 

Por aquellos días, “muchos de nosotros para fines de noviembre y diciembre estábamos en nuestros hogares de las distintas ciudades donde proveníamos, proyectando nuestro futuro, como estudiantes y trabajadores con sueños y esperanzas. Otros quedaron en el verano del 82 en Olavarría, continuando con el servicio militar”.

 

El martes 6 de abril recibieron los primeros telegramas para presentarse para movilizarse hacia el sur del país. Otros asistieron de forma voluntaria al RC TAN 2 de Olavarría. El miércoles 7 de abril ya había una centena de soldados reincorporados. “El jueves 8 de abril de 1982 a la madrugada salimos en un colectivo 30 soldados, sin rumbo claro para nosotros. El viernes 9, al mediodía estábamos en el Río Colorado en un paraje arbolado cerca de Fortín Mercedes. El sábado 10 ya estábamos en nuestro primer destino el RC TAN 11 de Puerto de Santa Cruz, que tenían los mismos tanques de guerra que en Olavarría. Estábamos a 1.972 kilómetros de nuestro regimiento de origen” señalaron en el repaso de aquella semana.

 

Allí comenzaron a llegar otros suboficiales y oficiales procedente de otros puntos del país con especialidad de tanquistas. Con algunos soldados de ese regimiento se terminó de conformar el escuadrón de Tanques “C” del RC TAN 11. “A partir de ese momento, comenzaron las confusiones e incertidumbres sobre nuestro futuro en esa ciudad de la provincia de Santa Cruz”.

 

Miles de soldados pasaron por esos días y muchos de ellos eran embarcados para las Islas Malvinas con otras especialidades. Pasaron diez días. La orden llegó: “movilizarnos con los Tanques a la ciudad capital de Santa Cruz, Río Gallegos. Después de recorrer 250 kilómetros por ruta nacional 3, dejamos los vehículos en Regimiento de Infantería Mecanizado 24 y nosotros dormíamos en la Sociedad Rural de Río Gallegos, con guardias en polvorines y cercanías de Aeropuerto”.

 

Al mes siguiente hubo cambios. “Durante el mes de mayo dejamos el regimiento de Río Gallegos y salimos a custodiar el Litoral Atlántico. Nos dirigimos a Monte Aymond, departamento de Güer Aike  a 67 kilómetros de Río Gallegos, a muy pocos kilómetros del paso fronterizo, armamos nuestro vivac (nuestro campamento, donde armamos las carpas junto a los tanques). Era una estancia de origen inglés, con temperaturas de 3º bajo cero a 8º como máxima durante el día, con salidas diarias con los tanques patrullando nuestras fronteras, tarea que se repetía cada 15 días después de volver al Regimiento de Infantería 24, donde pasábamos 4 o 5 días antes de volver a patrullar nuestras fronteras”.

 

“Algunos de nosotros tuvimos la suerte de ser visitados por familias de Río Gallegos, los fines de semana recibíamos el amor de hogar que tanto nos faltaba en ese momento. Cambiaron nuestros rostros y manos de las quemaduras por el frío, necesitábamos otras comidas y comenzamos a comunicarnos con nuestras familias” rememoraron sobre aquellos días.

 

La Guerra había terminado. “Volvimos a Puerto de Santa Cruz a buscar nuestras pertenencias y el 28 de junio de 1982 recibimos la baja del RC TAN 11. Volvimos en Unimog a Río Gallegos a esperar el vuelo. Volamos hasta la base de El Palomar, y después a Constitución para tomar el tren que nos llevaría para Olavarría”.

 

A 40 años de aquellas jornadas de incertidumbre, dolor y padecimientos los Soldados Continentales movilizados del Regimiento de Caballería de Tanques 2 volvieron a verse en la ciudad de Olavarría.

 

Los asistentes

 

Desde la organización del encuentro, se indicó que estuvieron Claudio Benkoil, Daniel Santanielo, Edgardo Torres, Enrique Prego, Ernesto Medina, Francisco Trapiella, Marcelo García, Guillermo Zanetta, Gustavo Porcaro, Gustavo Remon, Hugo Izquierdo, Héctor Icazatti, José Maceo, Julio Dacuy, Omar García, Enzo Ominetti, Osvaldo Calascibeta, Rubén Paz, Mariano Pelliza, Gustavo Rivas, Héctor Rosello, Sergio Vázquez, Roberto Sócrates, Marcelo Barrios, Miguel Contreras, Marcelo Latorre, Luis Castelluccio.