Ezequiel Galli: “Los que tienen que conducir miran para otro lado”

Dijo que seis años y medio de gestión no lo han desgastado, pero que quieren hacerlo. Los temas polémicos locales, elevados al plano nacional y hacia allí apuntó las críticas. El “de este lado respetamos a la Justicia” vs. “ellos buscan impunidad”. Un gran anhelo para ¿marzo? de 2023: ser nuevamente el armador seccional.


(Este es un resumen del newsletter Volver a las Fuentes, realizado por Josefina Bargas y Alexis Grierson. La versión completa la pueden leer acá). 

 

Ezequiel Galli se tomó varios minutos para dialogar con Volver a las Fuentes. No polemizó con Kicillof, e incluso lo halagó. Mucho de Nación y Provincia, y su gran anhelo para ¿marzo? de 2023: ser nuevamente el armador seccional.

 

En la semana donde se habló mucho de lo nacional, incluso mediando lo local, el grabador se prende y mate mediante (cada uno con el suyo, como nos acostumbró la pandemia) la charla comenzó.

 

-Nos gustaría que hagas un primer balance de este año, que ha sido más que movido y no es electoral. ¿Por qué crees que se da eso? ¿Cómo lo catalogás?

 

-Como un año intenso. Últimamente los años pares vienen intensos, si no es una pandemia es un país que está a la deriva, lamentablemente. Nosotros estamos con la obligación de seguir haciendo para poder cumplir con los compromisos, llevar adelante la política que es parte de la actividad, más al estar en la mesa provincial del partido (Pro) requiere de mucho tiempo y trabajo. No hay perspectivas de que se calme demasiado: tenemos un año corto por el Mundial, incluso se habla de un desdoblamiento para marzo de las elecciones en la Provincia, por lo cual puede ser un año muy complejo. Poniéndole el pecho, como siempre.

 

 

-Dentro de Juntos has tomado un rol más de “pivot”: te has reunido con Patricia Bullrich, manifestaste tu deseo de que Diego Santilli sea gobernador. ¿Cómo es estar en ese lugar? Uno está acostumbrado a que los sectores políticos tomen postura…

 

-Hay un consenso generalizado entre nosotros de que todo aquel que esté dentro de Juntos es un socio. Y que las internas en algún momento se van a terminar dirimiendo y van a terminar sucediendo. Mientras tanto, ya sea Patricia Bullrich, Facundo Manes, Néstor Grindetti (que viene la semana que viene), el que sea que venga a Olavarría y esté adentro de Juntos va a ser un socio estratégico de cara a lo que viene. Si nosotros no estamos todos juntos de cara a lo que viene, no hay chances de lograr lo que pretendemos que es volver a ser gobierno nacional y provincial.

 

Llamaron la atención las palabras que tuviste hacia el gobernador Kicillof: fueron críticas pero al mismo tiempo hablaste bien de algunas de sus políticas. ¿A qué se debe eso? ¿Crees que la gestión provincial no ha sido tan negativa como la nacional?

 

-Soy muy crítico de muchas cosas…lo que está pasando con IOMA es algo muy preocupante, con el IPS también, mucha gente queriendo jubilarse y eso no llega. Hay cuestiones de la gestión provincial que me preocupan y soy muy crítico. Pero nobleza obliga, cuando hay cosas que salen bien hay que decirlas: el caso de los policías que egresaron con especialidad en delitos rurales me parece que es algo que hay que destacar y valorar. Era un pedido histórico del sector y se llevó adelante. No me gusta ser crítico por la crítica misma, por ser opositor. Pienso distinto en el 99% de las cosas, en Juntos pregonamos otros valores. No compartimos con el gobierno nacional y provincial en lo político e ideológico, pero cuando las cosas se hacen bien hay que decirlas. Si IOMA funcionara (porque no funciona, es de una gravedad tremenda) sería el primero en salir a decirlo y valorarlo. Pero no sucede.

 

 

-Has sido crítico también de lo sucedido con Cristian Ritondo, pero ahora…¿qué opinión le merece lo que sucede con María Eugenia Vidal? También se ha distanciado, incluso has sido crítico…

 

-Claramente en el 2019 hubo una falta de comunicación con los referentes seccionales a la hora del cierre de listas y la discusión de candidaturas que hizo que evidentemente no fuera parte de esa línea del Pro. El año pasado quedó evidenciado que hay una forma distinta de trabajar con los referentes seccionales, eso es lo que yo valoro y me hace estar donde estoy hoy. María Eugenia es, hoy, una precandidata a Presidenta, parte de nuestro espacio y alguien que valoro mucho por gobernar una Provincia tan compleja como la de Buenos Aires.

 

Manifestaste tu deseo de ser candidato a Intendente o posible ministro de un gobierno de Diego Santilli. ¿Eso es un deseo “al aire” o realmente estás evaluando no presentarte como candidato a intendente en las elecciones?  

 

-A ver, lo que dije fue una expresión… (piensa un momento) primero dije que si al espacio le sirve que sea candidato a Intendente, la Ley me habilita a hacerlo y lo voy a hacer. Depende de si se adelanta, o no se adelanta; si las encuestas dicen que uno está en condiciones de dar la batalla o no… ser intendente es algo que soñé y me encanta ser. Pero también por otro lado… no lo dije así textual, sí es una expresión de deseo. En algún momento me gustaría ser parte de un Ejecutivo provincial, si es con ´el Colo´ gobernador bienvenido sea y obviamente es por sentirme parte de un equipo. Lo que le decía a Pablo (Lapuente) en la entrevista es que como mínimo un gabinete provincial tiene que estar integrado por muchos ex intendentes. Es una cuestión lógica: los mejores ministros que tiene Nación y Provincia fueron ex intendentes. Tiene que ver con una forma de ver la realidad del día a día que te va enseñando el ser intendente. Básicamente es administrar recursos escasos, no tener la posibilidad de endeudarte y tratar de lograr todo lo que podés con lo poco que tenés. Aparte de saber y entender cuál es la relación que hay que tener con los intendentes de turno, que viajamos a La Plata, a Buenos Aires, oficina por oficina, buscando, golpeando puertas…eso lo hace muy valioso a la hora de gestionar.

 

 

-¿Por eso halagaste a Insaurralde y Nardini entonces…?

 

-(Interrumpe) Katopodis. Es un gran ministro y también te puedo hablar del Director del ENOHSA, Néstor Álvarez, que fue intendente de Guaminí. Julio Alak. Uno ve que la relación es diferente. El hablar con un ministro que fue intendente hace todo más sencillo. Nunca dejás de ser intendente, imagino, y poder trabajar con un jefe comunal sea del espacio político que sea es positivo.

 

-Lo que dijiste de ser socios en JxC y recibir “las visitas”, ¿cómo deberíamos interpretar estas reuniones, fotos, contactos con todos los dirigentes? 

 

-Como parte de las recorridas que tienen los dirigentes de Juntos. Cada uno de ellos tiene intenciones que pueden llegar a ser plasmadas o no. Y si no, se pondrán a trabajar para que nuestra opción electoral sea la mejor. Si la semana que viene se eligen las candidaturas, todos los que trabajaron y no serán candidatos a presidente o gobernador vendrán a trabajar por los que sí serán. Sé que a veces se lee como un mensaje…

 

-¿No hay mensajes para arriba?

 

-No. En absoluto. La premisa es estar en contacto permanente con todos y poder mostrarle a la gente que somos una oferta electoral que ya lleva cuatro elecciones, que perdimos en el 2019 y logramos sostener una unidad en la coalición, que no era para lo electoral y nada más sino que realmente tenemos intenciones de estar todos juntos. Cuando uno ve la foto de los legisladores nacionales radicales, del Pro, están todos en esta batalla legal y jurídica con este mamarracho que hizo la Vicepresidenta ahí ves que hay unidad. Si encima de la guerra diaria que tenemos por la política y por otras cuestiones sumamos una guerra entre nosotros no llegamos a ningún lado.

 

 

-¿Qué escenario ves para el año que viene? ¿Con PASO o sin PASO?

 

-Con PASO. Creo que habrá internas. De nuestro lado, creo que habrá una gran PASO entre el Pro y la UCR con un candidato de cada lado. Se puede llegar a evaluar alguna estrategia donde lo local, lo seccional y hasta lo provincial puede haber algo de unidad pero en lo nacional habrá distintas candidaturas. Del otro lado no sé… Ayer escuchaba a un analista político que decía “qué casualidad que la segunda minoría del Frente de Todos se llame Unidad Ciudadana”. ¿Será que vuelve Unidad Ciudadana a mostrar una oferta electoral fuera del peronismo? Puede ser. Hoy lo ves y está todo roto. Solamente se juntan para seguir buscando impunidad: la gestión está paralizada, por poner un ejemplo. Nosotros trabajamos con la única premisa de trabajar todos juntos para llegar todos juntos.

 

-¿Cuál crees que será tu lugar en todo esto? ¿Más parecido a 2019 o 2021, donde tomaste decisiones?

 

-Voy a trabajar para que sea como en 2021. Ya estoy trabajando en el armado seccional. En el partido tengo un rol institucional que es ser referente de la sección y después tendremos las discusiones internas para poder lograr la estrategia que queremos. Y después nos sentaremos con el radicalismo para ver qué estrategia podemos lograr todos juntos. Mi intención es volver a tener el rol de armador de la sección que es algo que después de ganar las cuatro elecciones en que competimos me lo merezco.

 

-¿Más allá de la derrota con Cellillo? 

 

-A pesar de haber perdido la seccional el año pasado, se dio en todo el interior provincial y no perdimos nosotros, ganó el radicalismo de última. Entre los dos podemos tener una fuerza que haga que podamos sumar mucho para lograr el objetivo.

 

 

-Hace más de 6 años que arrancaste la gestión…

 

-Y no se me cayó el pelo todavía (risas)

 

-(A uno de los integrantes del newsletter sí) ¿Pasado ese tiempo, sentís un desgaste en la gestión, el rigor de todos estos años, en el empuje del día a día? 

 

-No, siento que pasaron muy rápido. En el medio fui papá de nuevo, tuve que atravesar un montón de momentos difíciles. No puedo entender que hayan pasado casi 7 años. La vorágine diaria es una locura, hace que uno mida la vida no en días, en semanas. Ya empezás a pensar en lo que se viene la semana próxima, no mañana. Eso hace que pase todo muy rápido, y no te podés permitir disfrutarlo. Trato de buscar esos momentos donde digo “estoy en el lugar que quería estar” como para disfrutarlo más y no estar en el quilombo diario, obviamente congeniando con la familia. Es el mejor trabajo del mundo, eso seguro.

 

-A ver, te damos vuelta la pregunta, ¿crees que quieren desgastarte?

 

-Sí, se ve y la verdad que como estrategia, si para ellos es válida, es parte de la política y del juego. Obviamente que después de tantos años intentan lograr desgastar, pero yo tengo la fortaleza física y mental para soportar y seguir adelante porque estoy convencido de que hemos logrado infinidad de cuestiones que son importantes para la ciudad. Puedo hablar de transformación en las escuelas, en los jardines municipales, en los caminos rurales, de inversiones en el sector productivo, modernización del estado y transparencia. Somos uno de los tres municipios más transparentes de Argentina. Si uno se pone a repasar la gestión, la ciudad está limpia, ordenada y en marcha. Apoyamos a todos los sectores productivos. La verdad es que el vecino sabe en definitiva quién es quién. Lo único que uno pretende es que no se pegue por abajo del cinturón, pero después es parte del juego.

 

-¿Con el tema de la venta de los terrenos se pegó por abajo del cinturón? ¿Hubo mala intención?

 

-Estoy convencido de que la gente sabe quién soy yo y cuál es mi rol, que realmente hay mala intención del otro lado. La gente lo tiene claro. Yo como defensor de la República que soy -y por eso estoy de este lado y no del otro- respeto la Justicia y dejo en sus manos lo que tiene que ver con la investigación. Se respetará la decisión de la Justicia y por eso yo tomé una decisión antes de que suceda: si alguien estaba vinculado de alguna manera hasta que se determine desde la Justicia iba a haber una suspensión. Y así fue.  Obviamente intentan sembrar algo, es parte de mentir y que algo quede. La gente sabe que soy un tipo honesto y que vine a la política a transformar la realidad y no hacerme rico ni nada que se le parezca. Puedo demostrar todo lo que tengo, sigo trabajando en el campo porque no sé si voy a vivir toda la vida de la política, como sí pretenden otros. El vecino lo sabe y lo termina expresando en las urnas. Es lo que a mí me importa.

 

 

-¿El tema de los terrenos toma repercusión porque se muestra un mecanismo que involucra al Estado?

 

-En parte sí y en parte tiene que ver con el deterioro social que tenemos. Realmente creo que una persona que estafa de la manera en la que se dio acá, haciendo creer que tiene un vínculo con el estado … y la persona que compra, en definitiva cuando vos compras algo que vale diez y te lo ofrecen a uno, por lo menos tenés que dudar y acercarte a consultar. Lo que proponemos -lo hago cada vez que puedo- es que los vecinos se acerquen al Municipio, estamos para asesorar y acompañar. Después, el que sea responsable tiene que pagar porque así debe ser en un país normal donde la Justicia funcione. Pero lo que vemos es que la Vicepresidenta de la Nación, el Presidente de la Nación no quieren acatar una decisión de la Corte Suprema de la Nación porque no les gusta. Si desde lo institucional -la cabeza del Estado- no respeta una decisión de la Corte, ni la división de poderes, de ahí para abajo podés esperar cualquier cosa. Entonces, creo que los operativos desgaste en algún punto tiene un efecto. Yo creo que en este caso mi forma de responder es con gestión, trabajo y transparencia.

 

-¿Lo de las TUVI fue similar? ¿O hubo errores?

 

-Es el mismo mecanismo.  Vienen a pedir un expediente y la verdad que no hay manera de criticar un expediente que está bien trabajado. Yo sé que les molesta que haya un plan de viviendas municipal y que destinemos tantos recursos del Estado para que los vecinos puedan pagar su casa. Porque del otro lado, en el Frente de Todos, pretenden que el estado te dé gratis las cosas. Piensan que con $18.000 para la gente se arreglan los problemas del país. Ellos dan y después la culpa de la inflación es de la guerra en Ucrania. Hay que hacerse cargo del “plan platita” del año pasado, si bien les fue bastante bien desde lo electoral, porque casi que la dan vuelta aunque perdieron. Pero esa no es la manera de llevar adelante un país. Y a eso la gente lo ve. Por eso la imagen negativa del Presidente es la más alta desde que asumió.  Por eso hay una necesidad en la calle de recuperar la cultura del trabajo, la dignidad del trabajo. Por eso en el ITECO hablé de la importancia de la educación y la formación de los jóvenes, porque es la única forma de revertir esta situación: con educación y trabajo. Del otro lado pretenden que el Estado te dé todo gratuito. Esto te lleva inevitablemente a una situación como la que estamos hoy. Por eso les duele que haya un plan de vivienda. Lo entiendo. Está bien como estrategia del otro lado. Pero en definitiva, el vecino va a recibir la llave de su casa, va a pagar la cuota de su casa, va a dejar de pagar un alquiler. Y es lo que importa al final del camino.

 

-¿La extensión de la planta urbana es una buena noticia para este programa, las TUVI van a tener un nuevo lugar?

 

-Ya lo tienen. Tenemos los lotes reservados, ya abrimos las calles donde van a ir las próximas TUVI y la idea es que sea un plan continuado en el tiempo. Es una gran noticia la convalidación de la ordenanza, se trabajó muchísimo desde el equipo de la Municipalidad para que eso suceda. Eso nos va a dar la posibilidad de que haya nuevos emprendimientos de loteo privado, que genera el empleo, el movimiento económico, posibilidades para mucha gente de poder comprar un terreno y también de generar a la Municipalidad una gran cantidad de terrenos para seguir adelante con esta política de vivienda.

 

 

-¿Con el tema del desgaste -o no- pensás o pensaste algún cambio de gabinete?

 

-No. En el transcurso de este año, en ningún momento. El equipo está muy aceitado, estamos trabajando muy bien, terminamos 2021 con superávit y terminamos trabajando en cada una de las cosas que tienen que ver con la gestión, ya sea Obras Públicas, Desarrollo Económico, de la Secretaría de Gobierno, Desarrollo Humano y Calidad de Vida, Salud ni hablar. Están todos realmente enfocados. Vuelvo a la pregunta anterior: estamos enfocados en resolver los temas de la gente. No estamos pensando en si alguien tiene que irse o venir.

 

-Con estos temas que se van planteando como el del Consejo de la Magistratura que citaste hace un rato, ¿crees que la política se ha corrido de la mirada del vecino? 

 

-Hay una disociación entre la realidad y lo que está sucediendo que es escandalosa. Realmente uno no puede creer que se discutan estas cosas, que se lleven adelante estas jugadas berreta de partir un bloqueo para chorearle la banca al otro. Hay -de los referentes del Frente de Todos- un festejo de la jugada. Es de una gravedad institucional tremenda. Por eso hablo del deterioro social, del primero al último, que es muy fuerte. Nos hace pensar que tenemos que trabajar mucho para revertir esta situación, desde la educación, desde los valores. Es una cuestión de valores. Asusta bastante porque la gente está pensando en otra cosa, la gente no llega a fin de mes. Hoy tenemos gente con trabajo registrado por abajo de la línea de pobreza, gente que cobra subsidios del estado y no llega al 15, no a fin de mes. Tenemos importaciones cerradas y por ahí lo poco productivo que está en marcha está complicado también. Hoy vas a cargar combustible y si no tienen cupo no te cargan. Estamos en una situación que se tiene que sentar el Presidente de la Nación y hacerse cargo de la situación. La gente está pasando hambre. Tenemos números de pobreza que son escandalosos. Es el país con más inflación de Latinoamérica y el segundo del mundo. Estamos sin ver lo que está pasando y dejemos de echarle la culpa a la guerra. El mes que viene van a decir que la inflación va a ser de 5 puntos y van a festejar que bajó, pero es un 60% anual. Van a decir que “bajamos la inflación” si cae 0,3%. Hay que hacerse cargo de que la inflación está altísima. La gente no llega a fin de mes y es el peor de los escenarios: que la inflación le siga comiendo el salario a los trabajadores y los jubilados. Realmente la situación es de mucha gravedad institucional, creo que los que tienen que conducir están mirando para otro lado.

 

-¿Olavarría no escapa de la realidad nacional? ¿Han logrado contener la situación social?, Porque ya se ha visto alguna complejidad en torno del acceso a la comida.

 

-Tenemos un esquema que es sostenido, por el cual venimos trabajando, que es de acompañar a miles de familias. Lo venimos haciendo y vamos a seguir en ese sentido. De todas maneras creo que Olavarría siempre termina diferenciándose del resto de la situación del país por la matriz productiva. Y tampoco podemos comparar la situación del interior con lo que se vive en el conurbano.

 

 

* Un extracto

 

Esta publicación es parte de la edición de este domingo del newsletter Volver a las Fuentes que escriben Alexis Grierson y Josefina Bargas. La edición completa está disponible aquí – “Ezequiel Galli: “La situación es de mucha gravedad institucional y los que tienen que conducir miran para otro lado”– y se suscribir de forma gratuita para recibirlo por mail dejando sus datos en este formulario.