La industria pyme creció un 8,5% en marzo, según CAME

El rubro textil fue el que mostró mejoras más fuertes. El único que cayó fue el de mueblería.


La industria manufacturera pyme creció un 8,5% anual en marzo (medida a precios constantes) y utilizó un 71,6% de su capacidad instalada, según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

 

La organización empresarial señaló que “el 60,6% de las pymes encuestadas evaluó la situación actual de su empresa como buena o muy buena, bajando seis puntos porcentuales con relación al mes pasado”. Asimismo, indicó que “las subas de los costos fueron superiores a lo esperado y presionaron sobre los niveles de rentabilidad de cada empresa”.

 

De cualquier manera, “el 61,5% de las empresas de la muestra obtuvieron rentabilidad positiva”. En febrero ese número había llegado al 58,6%. El informe de CAME advierte además que “el uso de la capacidad instalada se ubicó en 71,6%, 1,6 puntos por encima de febrero”.

 

“Los empresarios consultados manifestaron que fue un mes activo en inversiones, especialmente en maquinarias nuevas, y que hubo una buena respuesta de la demanda”, señalaron desde la organización.

 

Rubro por rubro 

 

Indumentaria y textil: CAME informó que creció un 22,7% anual en marzo y un 2,2% mensual, con una “muy buena demanda”. Asimismo, detalló que “los empresarios explicaron que podrían haber producido más si no fuera por la falta de talleristas y las dificultades para conseguir insumos”. Además, “los precios de las telas tuvieron ajustes fuertes en febrero y marzo”.

 

Productos químicos y plásticos: ascendió un 11,7% anual y un 6,5% mensual. CAME señaló que “la demanda estuvo firme y las consultas para futuros pedidos se mantuvieron activas”, pero que “hubo problemas en el abastecimiento de combustibles y las empresas manifestaron que las subas de precios actuales todavía en marzo no tuvieron tanta incidencia en los costos”.

 

Papel, cartón, edición e impresión: creció un 11,6% anual y un 7,1% mensual. “La demanda escolar activó a muchas empresas que vieron crecer significativamente la producción frente al año pasado”, indica el informe.

 

 

Alimentos y bebidas: ascendió un 9,8% anual y un 6,2% mensual. La organización empresarial indicó que “fue un mes difícil por las subas de precios, especialmente para quienes usan harinas como principal insumo”. Y agrega: “Las pymes trabajaron bien, con buena demanda, pero achicando los márgenes de utilidad, situación que esperan poder revertir desde mayo, ya que en abril no se pudo trasladar todo al precio de venta”.

 

Metálicos, maquinarias, equipos y material de transporte: subió un 4,1% anual y un 0,1% mensual. CAME indicó que “los fabricantes de maquinarias fueron los de mejor performance en la comparación anual” y que “los aumentos de precios complicaron, pero no hubo faltantes de insumos como en meses anteriores”.

 

Maderas y muebles: cayó un 5,9% anual y un 6,8% en la medición mensual. “Las subas de precios frenaron pedidos de fabricación, pero el 80% de los empresarios del sector consultados esperan que las ventas se incrementen en los próximos dos meses”, indica el relevamiento. Y agrega: “De hecho, 2 de cada 10 firmas de ese rubro tienen previsto incorporar personal a la empresa”.

 

La medición de CAME se realiza en el marco de en una muestra mensual que asciende aproximadamente a 300 casos, procedentes de 22 provincias y CABA.

 

Fuente: DIB