Tiró un cuchillo y una barreta cuando vio a la Policía: fue capturado

El caso se dio en Pringles y Azopardo. En tanto, una mujer fue aprehendida tras agredir a otra y amenazar a la Policía con un cuchillo.


Dos personas fueron aprehendidas en las últimas horas en Olavarría en el marco de distintos hechos que los tuvieron como protagonistas.

 

Por un lado, se informó la captura de un hombre acusado por la portación de elementos de utilización como arma y como ayuda para acceso a domicilios. En el segundo caso, una mujer fue trasladada a sede policial después de agredir verbalmente a otra y amenazar a efectivos policiales con un arma blanca. Estos últimos hechos se enmarcaron en un caso de violencia familiar.

 

Respecto del primer caso, tomaron intervención el Comando de Patrullas (CPO) y la Comisaría Primera; las actuaciones se elevaron al Juzgado Correccional a cargo de la jueza Cecilia Desiata.

 

 

Se indicó que, tras un llamado al 911 el personal llegó hasta Pringles y Azopardo donde detuvieron a un joven de 23 años quien, cuando advirtió la llegada de la Policía, se descartó de un cuchillo y una barreta metálica. Ambos elementos fueron recogidos.

 

Se iniciaron actuaciones por “infracción a los artículos 42 y 55 de la Ley 8.031”. El primero de ellos refiere a quien “portare –fuera de su domicilio o dependencia privada- arma de las no comprendidas en los alcances de la Ley Nacional 20.429” sin permiso correspondiente. El artículo 55 prevé penas para quien “tuviere en su poder llave alterada o contrahecha, o bien llaves genuinas o instrumentos aptos para abrir o forzar cerraduras sin justificar su posesión”.

 

En el segundo caso la aprehendida es una mujer quien agredió verbalmente a su suegra en calle 15 al 4600.

 

 

Allí fueron convocados efectivos policiales y, a su llegada, la acusada rompió un vidrio de la ventana de la vivienda y luego sacó de entre sus prendas un cuchillo con el que amenazó a los uniformados.

 

La acusada, de 34 años, fue aprehendida. Se indicó que al momento de proceder con esta medida, la mujer intentó resistirse y arrojó golpes sin ocasionar lesiones a los uniformados.

 

Se iniciaron actuaciones por “daño y amenazas agravada in fraganti delito, atentado y resistencia a la autoridad”. Interviene la UFI Nº 5 a cargo de la fiscal Viviana Beytía, especializada en violencia familiar y de género.