María José Barrera: “ya no tengo más fuerzas de nada sinceramente”

Así lo remarcó la madre de Marcela Gómez en la marcha que se realizó este domingo a dos meses de su femicidio.


 

Este domingo 8 de mayo se realizó en el Paseo Jesús Mendía una nueva marcha a dos meses del femicidio de Marcela Gómez la cual fue convocada por Asamblea Feminista y Disidente.

 

Además de los familiares de Marcela, estuvieron presentes Graciela Alderete, madre de Esteban Navarro y familiares de Eliana Mendilaharzu, víctima de femicidio en Azul. 

 

 

 

 

María José Barrera, madre de Marcela explicó que “vengo a hacer esta marcha no solamente para pedir justicia, sino porque hoy sería el cumpleaños de ella, de sus 19 años. Realmente me sentí abandonada por el estado, por la justicia de mierda que tenemos. Cuando yo pedí ayuda nadie me la dio, me la dieron cuando me hija ya estaba muerta. Después me llamaban de todos lados y de qué me valió, de nada porque no solamente perdí mi hija, también perdí mi casa”.

 

 

“No pude volver a ese lugar porque no me daba para volver a donde habían matado a mi hija, tuve que dejar la casa. Estoy en lugar prestado, la estoy pasando muy mal. El Municipio se comprometió en ayudarme pero de la boca para afuera, porque no hicieron nada. Me dijeron que me iban a dar un subsidio para alquilar con una garantía y no me han dado ninguna solución, al contrario me toman el pelo, me toman como una más. Estoy exigiendo un lugar a donde ir a dormir con mis hijos porque estamos todos en una pieza pasándola mal” agregó la madre de Marcela muy conmocionada.

 

 

La mujer expuso que está bajo tratamiento psiquiátrico y que en su situación se ve impedida de trabajar, y además comentó que en similar afectación psicológica están otros miembros de la familia. “Ya no tengo más fuerzas de nada sinceramente” dijo en llanto.

 

 

 

Por otra parte, mencionó al Intendente Ezequiel Galli:al señor Intendente, que él se jugó por darme un sepelio digno para mi hija él se comprometió en ayudarme ¿a dónde está ahora? Nunca más ni un llamado”.

 

La marcha se hizo alrededor de la plaza en el Paseo Jesús Mendía con todos los presentes que llevaron velas, la imagen de Marcela y la su asesino, Juan Horacio Báez. Se detuvieron frente a la iglesia San José donde María José Barrera dejó las velas y la foto de su hija.