“En Olavarría podés entrar al Jardín Isidora de Vega y 30 años después tener un título universitario”.

El Director General de Cultura y Educación Alberto Sileoni valoró el trabajo del Estado en la educación y la oferta educativa local. “Queremos transmitir a los papás y las mamás que es mucho mejor que los chicos estén cinco horas por día en clase y no cuatro” dijo.


Tras el emotivo acto de inauguración del Jardín N°928 “Isidora De Vega” en barrio AOMA, el Director General de Cultura y Educación, Alberto Sileoni, dialogó con los medios acerca de varios temas de agenda vinculados a la educación y de los cambios que se avecinan.

 

Uno de ellos es el “regreso” de la evaluación en forma numérica: “en el secundario estamos dejando ese momento de excepción prescripto por la pandemia y hemos vuelto al régimen anterior. Consideramos que esos contenidos prioritarios que llevamos adelante en la pandemia eran necesarios, sostenían las modalidades de evaluación que tenían pero ahora estamos trabajando de nuevo con el currículum anterior” y se indicó que se discuten “nuevas formas de evaluación de estados de avance”.

 

 

Justamente entre las “ideas” aparece la de extender una hora las clases en la Provincia. De todas maneras, tras señalar como una idea “bienvenida” Sileoni admitió que es “de muy difícil implementación. Que sea difícil no quiere decir que haya sido descartado, todo lo contrario. Creemos que una hora más es necesario pero no puede haber sufrimiento institucional, no puede haber pérdida de derecho para los docentes”.

 

“Ya tenemos 20 y pico de escuelas en toda la Provincia que están en condiciones de convertirse en jornada completa por el propio pedido de ellas que viene de mucho tiempo y estamos viendo otras posibilidades. Es un proyecto que está instalado, lo vamos a seguir y tiene sus tiempos. No es hoy para mañana pero tiene sus tiempos”.

 

Para lograr ese cambio, el objetivo será “sensibilizar las comunidades, lograr los acuerdos, hay alteraciones en el funcionamiento familiar pero queremos transmitir a los papás y las mamás que es mucho mejor que los chicos estén cinco horas por día en clase y no cuatro. Ese es el valor del proyecto”.

 

 

Tras el anuncio de Kicillof de aumentar un 60% los salarios estatales (entre ellos los docentes) Sileoni resaltó la decisión de sostener la paritaria por encima de la inflación: “Los docentes el año pasado estuvieron 3.9% arriba de la inflación y también este es el compromiso que tiene el gobernador con el gremio docente”.

 

De todas maneras –y como dato a tener en cuenta- “viene un monitoreo porque lamentablemente la inflación tiene un comportamiento que todavía no lo podemos regular”. “Hay un anuncio en torno al 60% pero sigue abierto al monitoreo respecto al comportamiento de la inflación” agregó.

 

Un dato que dejó Sileoni en su visita es que, mediante el programa Acompañamiento a las trayectorias y revinculación bajaron la tasa de abandono de 280 mil chicos a 30 mil: sin embargo, el funcionario admitió que “30 mil chicos es una densidad dramática que exige que sigamos trabajando. Para nosotros no hay ni pibes ni pibas perdidas, hay pibes desatendidos por el Estado y trabajaremos para revincularlos, acercarlos, ir a buscarlos a sus casas. También sabemos que la gran mayoría de esos 30 mil chicos son del secundario superior, si alguno tiene una changa, un embarazo temprano es más difícil, pero seguiremos haciendo esas tareas”.

 

Finalmente, desestimó los comentarios de dirigentes vinculados a la derecha como Javier Milei, y dijo que “no me preocupan, dado que la política es una tarea que tiene que estar al servicio de la gente”.

 

 

“Puedo dar 20 respuestas orales que pueden quedar lindas. Voy a dar una linda, que es esta (señala al Jardín). Acabamos de inaugurar 70 escuelas, 30 de las cuales son jardines, y este es el primer jardín de otros 70 que estamos haciendo con la Nación”.

 

Finalmente, confirmó que seguirán trabajando y que “no hay destino fuera de la educación pública y no es ir en contra de la educación privada, acá adentro están los pibes y pibas del barrio, hijas de trabajadores que no podrían acceder a otra educación que no sea gratuita. Por destino y decisión política, en Olavarría podés entrar al Jardín Isidora de Vega y te podés ir 30 años después con un título universitario de la UNICEN. Todo a cargo del Estado”.