TUVI: dos días de recorrida y la oportunidad de sacarse las dudas

La intención fue abrir de par en par la obra. “Yo les puedo explicar tranquilamente todos los detalles” dijo Julio Ferraro.


En la tarde del martes se alteró la tranquilidad de la zona de obra en el Pikelado: donde suele haber mayormente obreros de la construcción de las casas TUVI y los perros que ya son los habitués, el paisaje se llenó de visitantes.

 

En una manzana, ocho casas de sistema wood frame (estructura de madera) en pleno avance. De un lado, con los paneles de yeso ya colocados, y las aberturas y cielorrasos en algunas de ellas. Del otro lado de la vereda, las casas con el aislante exterior y casi listas para colocar los paneles de yeso. Sobre esos paneles se colocará luego un revestimiento plástico para fijarlos y sobre ellos, el revoque que será la terminación final para la entrega de las viviendas.

 

 

En ese panorama, las casas se podían ver en distintos grados de avance. Algunas ya tenían los pisos y las cañerías ya dispuestos. En otras las paredes interiores estaban en proceso de aislamiento y contaban con los marcos de puertas y ventanas también colocados.

 

En el mismo sector, en esas dos manzanas del Pikelado, también se construyen las casas del sistema tradicional licitadas por el Municipio a otra empresa que lleva adelante los trabajos. Y se mezclan con otras casas, del sistema Procrear, que ya están habitadas o muy cerca de terminarse. En una charla previa los funcionarios municipales resaltaron esa diversidad: “no va a haber un barrio TUVI, todo se integra y se completa el Pikelado”.

 

 

En las casas industrializadas los trabajadores estaban en plena obra. Varios de ellos eran los que habían estado en la pequeña manifestación del lunes en el Concejo Deliberante donde pidieron a los concejales que no se suspendan las obras, proyecto que había llegado a la sesión especial.

 

Puntual, a las 14, los primeros cuatro adjudicatarios de las casas TUVI ingresaron al predio. Acompañados por el secretario y el subsecretario de Mantenimiento y Obras Públicas de la Municipalidad, Julio Ferraro y Gonzalo Ortiz, la coordinadora del programa municipal Daniela De Martino, y representantes de la empresa. Poco después llegó la responsable técnica, la ingeniera Susana Bairo se sumó al grupo. Visitaron distintas casas y se detuvieron en la que estaba más completa.

Allí se hicieron la mayoría de las preguntas. Ortiz y De Martino se quedaron con el grupo. La conversación fue extensa, aproximadamente una hora de consultas. Aún no había finalizado esa reunión y la segunda tanda de adjudicatarios ya se empezaba a presentar en el sector.

 

Entre tanto, el secretario Ferraro habló con los medios y volvió a mostrar las casas. Para periodistas, fotógrafos y camarógrafa el funcionario también acompañó la visita. La intención fue abrir de par en par la obra: “está bueno que ustedes vengan a verlas y yo les puedo explicar tranquilamente todos los detalles”.

 

 

Hubo consultas por muchos aspectos puntuales. La terminación, los materiales, las instalaciones, la superficie, el terreno.

 

La proyección del Municipio es que dentro de dos meses finalizarán las obras. “Nosotros estamos seguros de lo que estamos haciendo” remató Julio Ferraro.