“No hay ningún mérito en un superávit cuando hay déficit de gestión”

Lo definió el concejal Ubaldo García del Frente de Todos que expuso numerosos cuestionamientos a la Rendición de Cuentas municipal. También expusieron los concejales Maximiliano Wesner y Gastón Sarachu.


El interbloque Frente de Todos presentó distintas exposiciones con críticas a la Rendición de Cuentas 2021 que estuvo en debate en el Concejo Deliberante a lo largo de la sesión especial de este jueves.

 

La primera y con mayor profundidad correspondió al concejal Ubaldo García quien inició exponiendo que “dada la conformación irregular del cuerpo dudaba en hablar y exponer los datos que hemos ido analizando”, en referencia a la permanencia del concejal oficialista Javier Frías tras el pedido de “cesantía” en su banca. También expusieron los concejales Maximiliano Wesner y Gastón Sarachu.

 

García se refirió a las expresiones de la secretaria de Hacienda Eugenia Bezzoni en su contacto con los concejales en la comisión de Hacienda. Se refirió así a los recursos percibidos por el Municipio y al resultado de superávit. “No hay ningún mérito en un superávit cuando hay déficit de gestión” consideró para señalar, en referencia a dichos del Intendente, que “parecería que están buscando superávit, que tenemos un municipio con fines de lucro”.

 

 

Apuntó al tiempo limitado que tuvieron los concejales para acceder a expedientes del Ejecutivo, al igual que la concejal Arouxet cuestionó los controles a las declaraciones de las canteras – “fueron ajustes a canteras pequeñas” definió- y detalló en abundancia sobre los ingresos municipales.

 

“La recaudación estuvo por encima de la cifra ajustada por inflación. Pero en materia de gastos no sigue la misma línea, hay ajuste y en áreas muy sensibles” sostuvo García. Se refirió luego a los “ajustes” en áreas de salud y desarrollo social al comparar lo gastado en 2019 con lo que se gastó en 2021.

 

Más adelante también se refirió a la erogación por recolección de residuos, al área de delegaciones municipales, infraestructura y a la de gasto de personal.

 

“Vemos la arbitrariedad la distribución de fondos en las localidades” cuestionó García y tras detallar los fondos gastados en cada una en los ítems de la delegación y de salud, afirmó que “Sierras Bayas es la más perjudicada”.

 

 

“Sin el Impuesto a la Piedra este balance sería deficitario”

 

Luego hizo uso de la palabra su compañero de interbloque, Gastón Sarachu (Foro Olavarría) quien inicialmente hizo una consideración acerca de que “la Rendición de Cuentas no está en la web municipal” para buscar dejar cuestionada la “transparencia”. Propuso a la presidenta del Concejo que se publique desde el Legislativo.

 

“Otro año sin capacidad de inversión pública, con ajustes en áreas sensibles y pésima administración de los recursos municipales” definió Sarachu quien añadió que “queda en evidencia la falta de proyecto integral para el partido de Olavarría del intendente Galli”.

 

Más adelante avanzó en el análisis de la recaudación municipal y en ese marco indicó que “la recaudación del Impuesto a la Piedra es 41% de todas las tasas y derechos municipales. La gestión se ha tornado ´despacho de cemento dependiente´” y con ello sostuvo que “sin el Impuesto a la Piedra este balance sería deficitario”.