Mujeres se unieron en el grito de “Ni una menos” en un nuevo 3J

Agrupaciones feministas, militantes y mujeres recorrieron la ciudad recordando a víctimas  de la violencia machista. Se repudió el veredicto de inocencia al acusado de asesinar a María Luján Riva de Neira.


En la tarde de este viernes, en un nuevo 3 de junio, agrupaciones feministas, militantes y mujeres se unieron en un nuevo grito pidiendo “Ni una menos” por las calles del centro de la ciudad.

 

Este año, la manifestación tuvo como símbolo el recuerdo de las víctimas de femicidios en nuestra ciudad, pero con un manifiesto repudio al veredicto del pasado 26 de mayo cuando en Juicio por Jurados declararon “no culpable” a Lucas Keesler, en la causa por el asesinato de María Luján Riva de Neira cometido en 2018. “Un veredicto de estas características nos arroja en la cara la desidia del sistema judicial aplica sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas” fue lo que señaló el comunicado que se leyó en el lugar.

 

 

Participó, también, la madre y hermana de Marcela Gómez, la joven víctima de femicidio en marzo de este año en manos de su cuñado, cuando intentó atacar a su hermana y Marcela intentó defenderla.

 

A medida que recorrían las calles de la ciudad –con un paso por la Comisaría de la Mujer- una a una se gritaban los nombres de las mujeres asesinadas en contexto de violencia de género, al grito de ¡Presente! y una movilización visiblemente conmocionada por los casos recientes y que en este tipo de fechas vienen al recuerdo colectivo de los movimientos feministas, militantes y mujeres de la ciudad.

 

 

 

El comunicado que leyó el Frente Ni Una Menos continuó en la misma sintonía por lo sucedido en el Juicio por Jurados de semanas atrás: “estamos enmarcados en una sociedad que históricamente hemos sido materia descartable. La causa nunca incorporó el agravante de mediar violencia de género”.

 

Señalaron la “necesidad de transversalizar la perspectiva de género en el Poder Judicial. Así mismo, queremos investigar la muerte violencia de mujeres y personas del colectivo de las disidencias desde el inicio de proceso como presunción de femicidio. Un fallo absolutorio en un caso de femicidio, toda vez que exista una causa dotada de pruebas suficientes nos exige revisar los procedimientos llevados adelante en la modalidad de Juicios por Jurados, para delitos cometidos por delitos de género”.

 

 

 

Justamente, este fallo de no culpabilidad “recae en estos casos en las instituciones del Poder Judicial” dado que “es elegido por la defensa de los acusados, no de las víctimas” y que “la sociedad pareciera no estar preparada para juzgar este caso con perspectiva de género”.

 

Además, este tipo de fallos “no hay segunda instancia en los Juicios por Jurados cuando las personas son declaradas no culpables como en este caso. No hay justicia para María Luján ni posible reparación para su familia”.

 

 

 

 

Pidieron mayor formación de enfoque de derechos y perspectiva de género y señalaron como “imprescindible” debatir en torno a los procesos judiciales en el proceso de consecución de Justicia.

 

Participaron dirigentes como Yessica Almeida (Partido Obrero), Liliana Schwindt (Frente de Todos), Solange Rivarola y Ornella Candia (Movimiento Evita) así como también la concejala del Foro Olavarría-Frente Renovador Inés Creimer, así como la Directora municipal de Políticas de Género, Florencia Caro, entre las más destacadas.