Cuestionan el superávit municipal: “va en desmedro de la obra pública y la disminución de servicios”

Así lo indicaron los concejales Maximiliano Wesner y Ubaldo García durante una charla sobre el Presupuesto Municipal.


Los concejales y contadores Maximiliano Wesner y Ubaldo García dieron una minuciosa charla sobre el Presupuesto Municipal, ante un gran marco de público, con el “objetivo de que la comunidad sepa cómo se recauda y donde se destinan específicamente los fondos de todos los y las olavarrienses” se indicó.

 

Del detallado análisis se destacó la proyección del recurso “Derecho de Explotación de Canteras” destinado a gastos corrientes, el bajo presupuesto dirigido a obras y el desfinanciamiento de las localidades.

 

Durante el encuentro se subrayó con relación al derecho de Explotación de canteras, que el total recaudado durante el periodo 2021 fue de $1.336.000.000, monto que representó el 20% de ingreso a las arcas municipales. Un fondo que debería destinarse a la concreción de proyectos diferenciales, según el análisis de los contadores pero que “gran parte se utiliza para gastos corrientes”.

 

Del análisis también se desprende que para las localidades, fuente generadora de estos ingresos por encontrarse los yacimientos, solo se les destinará el 4,27%, “este último dato deja ver las grandes falencias que están teniendo las localidades, no solo en cuestiones relacionadas a obras y mantenimientos de las mismas, sino a la pérdida de derechos, como el acceso a una salud digna, con hospitales y salas de atención con médicos permanentes” se explicó.

 

En cuanto al envío de fondos de coparticipación el municipio también vio incrementado sus ingresos, “el superávit que pretenden destacar va en desmedro de la obra pública y la disminución de servicios para los vecinos”, concluyeron los concejales.

 

Acerca de obra pública los ediles detallaron que el municipio destina 161 millones, mientras que el gobierno nacional y provincial destinan 299 millones, entre las obras con fondos provinciales y nacionales se destacan la ampliación de la Escuela Secundaria N°20, la construcción del edificio de Educación Física, la Escuela de Artes Visuales y el gimnasio del CEF N°124. “Acá se aprecia cómo en la actualidad el ritmo de obra se mantiene por los fondos que destina la provincia con vinculación directa. Olavarría siempre se caracterizó por el gran ritmo de obra con fondos propios, muchas financiadas por el ingreso del impuesto a la piedra y que desde esta gestión fue disminuyendo a porcentajes casi irrisorios” se remarcó.

 

El presupuesto municipal asciende a más de 8.000 millones de pesos “con una característica en particular, una atribución que el Intendente viene realizando que es la actualización del mismo por inflación. O sea, el municipio nunca se verá desfinanciado ante los aumentos de los costos ya que el Intendente, haciendo uso de esa facultad, va ir actualizándolos” se indicó.

 

Por último, Maximiliano Wesner destacó que “viendo estos números, entendemos que el problema es la falta de un plan municipal, lo cual hace que los recursos sean mal invertidos. Es decir, que, viendo los ingresos que tiene Olavarría por propia generación, por coparticipación y nuestro gran diferencial el impuesto a la piedra, es imposible no ilusionarse con un Partido de Olavarría mejor. Acá queda en evidencia cuales son las prioridades de este Gobierno Municipal. Olavarría tiene un potencial indiscutible, que es desperdiciado por una mala administración y erróneas decisiones”.

 

El encuentro fue organizado por el Instituto PUEBLO, un espacio creado para pensar y diseñar políticas públicas para la producción y la inclusión, el cual se puso en funcionamiento formalmente hace un mes.