La Posta festejó sus 5 años en la Facultad de Ciencias Sociales

La 44ª edición se celebró con la pintada colectiva de un mural y un banco en el Complejo Universitario Olavarría.


 

La Posta festejó sus 5 años este pasado jueves en la Facultad de Ciencias Sociales. La 44ª edición se celebró con la pintada colectiva de un mural y un banco en el Complejo Universitario Olavarría.

 

“Los cinco años de la feria significa poder ver que el proyecto se está fortaleciendo. La idea es que sea un espacio que cada uno se lo apropie desde el punto de vista que quiera. Claramente si bien el producto es una feria y son productos a la venta, somos una universidad y tiene un contenido formativo, un contenido de investigación, así que en ese sentido el objetivo está más que cumplido”, describió la Dra. Rosana Sosa, coordinadora del Programa Economía Social Solidaria y Popular de la Facultad de Ciencias Sociales (UNICEN), desde donde nació el Proyecto La Posta.

 

El SUM de Aulas Comunes fue sede de la feria de pequeños/as productores/as de la Economía Popular y la tradicional entrega de pedidos, que incluyó la comercialización de alimentos sanos y cooperativos; además de la colecta de frascos de vidrio destinados a quienes producen dulces y conservas.

 

Asimismo, estudiantes y docentes de FACSO y de la Escuela de Artes Visuales “Miguel A. Galgano” llevaron adelante una pintada colectiva con el eje puesto en el activismo y puesta en valor del espacio compartido. El objetivo de la jornada fue trabajar en forma conjunta en la elaboración de acciones que conduzcan a visibilizar en el espacio del campus la propuesta de la economía popular, la soberanía alimentaria y el trabajo colectivo de mujeres productoras; así como contribuir a la puesta en valor del espacio que es compartido por universitarios/as y productores/as de la Economía Popular.

 

En este sentido, se llevó adelante la demarcación de un mural en el acceso al Edificio de Aulas Comunes, y pintaron también el banco que se encuentra en este sector. “El objetivo siempre es poner en el Campus el mensaje. El mural es un mensaje que tiene que ver con pensar la soberanía alimentaria en el Campus pero también hacer que el Campus sea habitado por los actores. Es un espacio público, la Universidad es una universidad pública y me parece que son espacios que hay que habitarlos”, reflexionó la Dra. Sosa.

 

Organizaron las actividades integrantes de FACSO, del Programa Economía Social Solidaria y Popular (FACSO-UNICEN), del Seminario “El activismo gráfico como medio de resistencia” (FACSO-UNICEN), del Proyecto de Investigación Economía Social y Solidaria en Ciudades Medias. Sistematización de saberes y experiencias (PROINCOMSCI-FACSO-UNICEN), La Cresta Autogestiva y el Taller Diseño Gráfico 2 de la Escuela de Artes Visuales “Miguel A. Galgano”. Asimismo, se sumaron la Asociación Gremial de Docentes de la Universidad Nacional del Centro (ADUNCE) y el Programa Integral Comunidades Soberanas (UNICEN).

 

Nuevos desafíos: los saberes de los productos

 

Acerca de lo que proyectan para el futuro del Proyecto La Posta, la Dra. Sosa describió dos desafíos: la incorporación de estudiantes universitarios/as que son productores y productoras; y generar nuevas estrategias para dar a conocer La Posta.

 

En este marco, los y las productores/as que forman parte del Proyecto en la actualidad están al frente de las capacitaciones para nuevos/as productores/as. “Estos cinco años además ha generado un acumulado de aprendizajes que tienen que ver con poder pensar cada edición junto con los productores. Entonces hoy los productores tienen unos saberes que para el productor recién llegado es toda una novedad. Tal es así que por un lado trabajamos con los productores para poner en valor los saberes que hemos construido colectivamente, y por otro lado que los puedan transferir a otros”.

 

Mientras tanto, en el marco de las Prácticas Socioeducativas (PSE), estudiantes de la Facultad de Ciencias Sociales se sumaron al Programa para analizar estrategias “que nos ayuden a comunicar qué quiere decir La Posta. Porque el mensaje es más que venir a comprar un producto, es elegir un producto pequeño, es saber cómo ese productor lo produce, es conocer la historia de ese productor, no se focaliza tanto en los precios de esos productos sino en los saberes que tienen esos productos, en la producción y en la comercialización. Los estudiantes de comunicación y periodismo nos van a ayudar a construir un mensaje para poder llegar a más gente que aún no estamos llegando”, resaltó la Dra. Sosa.