Inseguridad en zonas rurales: se planteó la complicación con la temporada de caza

Fue en la reunión que se realizó entre productores y autoridades policiales. En Olavarría no se habilitó la caza, pero igualmente los campos se ven “invadidos”.


Autoridades policiales y del Ministerio Público dialogaron con productores rurales en Estancia La Rosa, del kilómetro 340 de la ruta 226. La reunión fue organizada por productores independientes, Pablo González y Mario Gargiulo, quienes mensualmente impulsan este tipo de actividad en distintos puntos para mejorar las condiciones de seguridad en los sectores rurales de Olavarría.

 

En este caso, se explicó que el punto elegido de la reunión se vinculó con lo sucedido el año pasado: numerosos abigeatos en ese sector de la ruta 226, y con ello asistieron al encuentro productores de la zona de Santa Dominga y La Cautiva, así como de Espigas y Recalde.

 

Además de los productores, de la reunión participaron representantes de Sociedad Rural Argentina, Coopelectric y la Cámara Empresaria, y también autoridades policiales del Comando de Prevención Rural, de la Sub DDI y de Narcotráfico. Se hicieron presentes autoridades del Ministerio Público Fiscal, el titular de la UFI Nº 19, Lucas Moyano, y el ayudante fiscal Juan Mañero.

 

González indicó que, a diferencia del año pasado cuando fueron llamativamente numerosos, en las últimas semanas se han dado dos hechos de abigeato: uno en Sierra Chica con tres terneros carneados durante el primer fin de semana de junio y otro caso en la zona de Espigas con el faltante de unos siete vacunos. En ambos casos se iniciaron las investigaciones penales pertinentes.

 

Señaló que actualmente “en cuanto a los abigeatos nosotros nos focalizamos en Recalde y Espigas donde estamos teniendo problemas por falta de móviles y algún que otro personal porque la jurisdicción es muy grande. Espigas y Recalde arrancan en el límite con Tapalqué, Bolívar, La Madrid y, prácticamente, en la época de caza a veces se manejan con un solo móvil”.

 

Justamente ese fue el eje central del encuentro: los productores plantearon las consecuencias de la apertura de temporada de caza de la liebre europea. Se habilitó en los municipios vecinos, aunque no en Olavarría. “Hasta el momento el municipio no la habilitó y todo aquel cazador que ande cazando ilegalmente se lo va a infraccionar como hizo Loma Negra” indicó Pablo González en referencia al procedimiento que se registró la semana pasada en el camino 16 de Julio.

 

En este sentido, desde el Comando de Prevención Rural se planteó que “van a trabajar en alerta en los límites para que no se pasen para este lado los cazadores de liebre”.

 

A ello sumaron otro aspecto de la labor en los sectores de ganadería: “lo que está complicando la vida a los productores es que entramos en la época de otoño y hay muchos animales que están pariendo. La parición de otoño de vacas. Se encuentran en la zona de Espigas, Recalde y específicamente en La Montañesa con la gran cantidad de cazadores con galgos que andan. Esta gente que anda cazando y no respeta”.

 

Puntualizó que el pedido es que “se intensifiquen los controles de cazadores con galgos, que se da mayormente entre los sábados a la tarde y los domingos a la mañana temprano”.

 

Finalmente, se adelantó que un pedido de mayor asignación de personal y de móviles para los destacamentos policiales de Espigas y de Recalde se planteará en la próxima reunión del Consejo de Seguridad municipal.