Loma Negra se movilizó en apoyo al Club: entregaron un petitorio en la fábrica

Decenas de asistentes marcharon desde la plaza de la Villa Vieja hasta la empresa. Fueron recibidos y pudieron entregar una carta con más de mil firmas de apoyo.


Vecinos y vecinas de la localidad de Loma Negra se movilizaron el miércoles por la tarde para entregar un petitorio a la cementera con el fin de que revea su decisión de dejar de apoyar económicamente al club que lleva su nombre.

 

La convocatoria se realizó en la Plaza de la Eficiencia, de la Villa Vieja, y donde se dieron cita decenas de manifestantes, entre ellos numerosos niños, niñas y adolescentes que realizan sus actividades deportivas en las instalaciones.

 

 

Desde allí los asistentes marcharon hasta la Planta para entregar el petitorio y las más de 1.300 firmas recolectadas.

 

Un pequeño grupo de representantes pudo ingresar a la empresa y entregar el petitorio a los directivos, a fin de que llegue a las principales autoridades de la cementera.

 

 

Cabe recordar que a fines de mayo, en la asamblea anual del Club Loma Negra, las autoridades expusieron la intención de la empresa, que pertenece al grupo brasileño Camargo Correa, de “desvincularse” del club. Esta decisión incluye dejar de abonar los sueldos de cinco empleados, quienes aún no percibieron los cobros de mayo, y de dejar de abonar los servicios de luz, gas y agua en la institución a partir del 31 de diciembre de este año.

 

Sobre esos dos aspectos se buscó dialogar mediante la entrega del petitorio. La intención inicial es que la empresa revea su decisión o que estire los plazos de aplicación, a fin de que el Club Loma Negra pueda afrontar las inversiones que se requieren.

 

En la manifestación de este miércoles se supo que ya hubo contactos entre los directivos del club, entre ellos el presidente Walter Bahl, y representantes de la empresa, aunque no hubo definiciones. En este sentido, se mostró confianza en que la entrega del petitorio con el apoyo de la comunidad permita avanzar en los acuerdos.

 

Fotos: Loma Negra Nuestra Gente