Buscan que el HCD reconozca al grupo musical “Can Can”

La iniciativa es impulsada por el bloque Foro Olavarría – Frente Renovador con la intención de otorgar el “Honor al Mérito Ciudadano” a la banda olavarriense.


El próximo jueves, en una nueva sesión del Concejo Deliberante, se tratará el proyecto que busca distinguir al grupo musical “Can Can” con el galardón de “Honor al Mérito Ciudadano”.

 

Se trata de una iniciativa del bloque Foro Olavarría – Frente Renovador, perteneciente al interbloque Frente de Todos, el cual conforman la concejala Inés Creimer y el concejal Gastón Sarachu. 

 

La banda “Can Can” nace en 1982 cuando Claudio Pedreira (voz, teclados y guitarras) y Charango Torres (voz, guitarras y coros) se conocen en el Colegio Nacional a través de un amigo en común, el “Chino” Ribalta (batería). Dos años después, en 1984, la banda debuta en el circuito olavarriense bajo el nombre “Los Pasajeros”. En 1985, el grupo cambia de baterista tras incorporar a Pino Cuadrado.

 

“La notable evolución de la banda y el gran acompañamiento del público se traducen en un contrato con el sello Edipo Records, el cual ya contaba con importantes figuras de la música nacional como V8 y Sixto Palavecino” se explicó. Así, en 1986, la banda se radica en Buenos Aires bajo el nombre de “Can Can”.

 

 

Ya en 1987, la banda se convierte en el primer grupo musical olavarriense en lanzar un LP (Long Play) gracias a “Ticket”, editado y difundido a nivel nacional, actuando en la TV abierta y sonando ese año en las principales radios del país, cerrando este ciclo con un recital junto a GIT en el Maxi gimnasio del Club Estudiantes de Olavarría.

 

Su segundo material discográfico vendría de la mano de “Backgammon” de 1991 pero publicado oficialmente años más tarde en plataformas digitales. “Vírgenes y Santos” (2002) sería su último disco, grabado de forma independiente.

 

“Can Can” fue creadora de 32 canciones entre las cuales se encuentran grandes éxitos como “Cara de Documento”, “Ticket”, “Traumas” y “Brigitte Bardeó”. Con más de cien shows en distintas ciudades del país la banda se volvió un pilar en el patrimonio cultural de Olavarría.