Lucy Iguerategui: “Uno jamás debe abandonar una causa”

Una de las referentes de la mutual Macondo habló con Central de Noticias luego del traspaso que convertirá a la Estación de El Provincial en un polo cultural. La memoria colectiva, las luchas y una nueva esperanza.


Durante la jornada del miércoles se conoció la decisión de que la ex Estación de Trenes “El Provincial” se convierta en un espacio cultural y artístico para Olavarría. El diputado provincial César Valicenti junto a Federico Aguilera participaron de la firma de traspaso entre el Ministerio de Hacienda y el Instituto Cultural.

 

Central de Noticias habló con Lucy Iguerategui, integrante fundadora de la mutual de arte popular Macondo Creativa y una de las personas que sostuvo durante años el pedido de que el espacio sea destinado a un proyecto cultural de gestión comunitaria.

 

Lucy Iguerategui fue parte de una lucha llevada adelante por integrantes de la mutual, vecinos y vecinas que pedía no solo recuperar un edificio, sino también parte de la memoria colectiva del barrio y de la historia de nuestra ciudad.

 

La Vieja Estación está emplazada dentro del predio ubicado en Junín y Belgrano. Supo pertenecer al Ferrocarril Provincial que llegó a Olavarría en 1929 y cuyo ramal conectaba a nuestra ciudad con La Plata. El tren funcionó hasta 1961 cuando fue alcanzado por el desmantelamiento de parte de la red ferroviaria del país.

 

 

Años más tarde, funcionó como edificio de la Brigada de Investigaciones de la Policía (luego DDI) y luego permaneció sin uso, expuesta al paso del tiempo. Macondo desde 2008, cuando realizó su primer carnaval en la explanada del predio, buscó pensar este patrimonio histórico en clave social.

 

Finalmente, hubo un avance importante respecto al sitio y Lucy Iguerategui lo celebró: “uno siente que ha dejado de estar abandonada, lo cual para nosotros ya es muchísimo” y agregó respecto al reclamo colectivo: “uno jamás debe abandonar una causa. Si la empezás la tenés que seguir, aunque no tengas el resultado esperado. En ese sentido, nosotros y los que nos han acompañado hemos sido consecuentes”.

 

 

Iguerategui sostuvo que si bien no conocen los detalles de la decisión “ya que se hable de un polo cultural nos parece fantástico”. Destacó además que “por fin decidieron rescatarla. Después de tantos años de espera, de tanto silencio y abandono, por fin se dio una buena”.

 

“Esto trasciende Macondo, es para la comunidad”, indicó. A la vez, recordó una anécdota: “un día me asomé a una de las ventanas rotas y creí ver algo en el piso -en ese momento me dio un poco de miedo porque pensé cosas espantosas- algo que me hizo pensar que el lugar tenía un sótano. No sé si lo tiene, pero yo me imaginé una sala de teatro con un espacio para vestuario y un lugar para museo del ferrocarril”.

 

Por último, adelantó que en los próximos días “nos daremos una vuelta para sacar una nueva foto”. Esta vez, “una foto con futuro” y con la esperanza de recuperar un pedacito de historia.