Caso “Hermanos Cairo”: la defensa de uno de los acusados planteó irregularidades y contradicciones

El abogado que defiende a Alejandro García pidió la nulidad de todas las actuaciones y la absolución. No coincide la cantidad de cocaína hallada, no hay escuchas incriminatorias y los policías se contradicen.


En noviembre se inició un juicio oral en el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata integrado por los jueces Roberto Falcone, Fernando Machado Pelloni y Nicolás Toselli. El caso se popularizó como “Hermanos Cairo”, en referencia a los principales señalados, en 2018 cuando se inició con allanamientos y detenciones. Los acusados son siete olavarrienses a quienes se les achaca integrar una organización dedicada a la comercialización de cocaína que operaba en nuestra ciudad.

 

El lunes habrá una nueva audiencia. Por estas semanas, el proceso oral se encuentra en su etapa final y las partes ya dieron sus alegatos. Con ello, Central de Noticias entrevistó al abogado Emanuel Barrionuevo, representante legal de Alejandro Héctor García. El particular damnificado expuso numerosos cuestionamientos a la investigación del caso y aseguró que existen “un sinnúmero de irregularidades”, la más grave de las cuales es que -sostuvo- la droga hallada en la casa de su defendido “la plantó la policía”.

 

A fines de mayo la fiscalía presentó sus alegatos y solicitó que se condene a García, al igual que a Pablo Rubén Cairo y Marcos Aaron Cairo, como “coautores del delito de tenencia ilegítima de estupefacientes con fines de comercialización, agravado por la intervención de tres o más personas”. La pena solicitada fue de hasta ocho años de prisión, de las más altas de las pedidas.

 

García está detenido desde el inicio del caso, en noviembre de 2018. Actualmente tiene prisión domiciliaria.

 

 

“Irregularidades”

 

Emanuel Barrionuevo centró su exposición en el planteo de “nulidades del allanamiento del 13 de noviembre de 2018 en calle Grimaldi al 2200”. Es el domicilio de Alejandro García.

 

“La nulidad la planteamos en función de entender que se acreditó en el juicio que la droga, tal lo manifestó el propio imputado al momento de prestar declaración al comienzo cuando fue indagado, planteó que la droga que le secuestraron a él dentro de una camioneta se la había plantado la policía” dijo.

 

Apuntó primero a “contradicciones entre los policías” a la hora de relatar qué efectivos estuvieron en el domicilio de su representado. En ese punto mencionó a dos efectivos, Lisandro Zanazzi y Jaqueline Marconi, quienes no figuraban en las actas del procedimiento de hace cuatro años aunque “se pudo demostrar a través del propio Zanazzi y Marconi que formaron parte de la diligencia, concurrieron al domicilio de García ese día y que incluso fue el propio Zanazzi el que retiró la camioneta. Hubo muchísimas irregularidades que se demostraron” enfatizó y más adelante comentó que en el juicio declaró un testigo que es vecino de García y relató cómo los policías entraron a la camioneta el día del allanamiento. Las primeras audiencias, con las declaraciones de efectivos policiales estuvieron centradas en este tema.

 

La segunda “irregularidad” señalada por el particular damnificado fue que “el testigo de actuación que supuestamente estuvo en la requisa, no se presentó ni tuvo intención la Fiscalía de notificar al testigo para que se presente”. Con ello relató todas las acciones que desde la defensa impulsó para localizar al testigo, notificarlo y citarlo al juicio oral. “No se pudo contar con ese testimonio en el juicio de manera que lo dicho por los propios policías en esas actas ni siquiera se logró ratificar” concluyó.

 

El tercer y cuarto elemento que señaló el abogado como “irregulares” tienen que ver con la cocaína secuestrada. Primero, “las fotos de la droga que se sacaron en el momento del allanamiento no tienen nada que ver con las fotos que figuran cuando la droga fue mandada a peritar a Mar del Plata. Las fotos del allanamiento muestran dos o tres envoltorios y cuando se mandó a la pericia eran 30 envoltorios de cocaína” indicó.

 

Con ello agregó que tampoco coincide el pesaje: “en el allanamiento da 11,7 gramos y en pesaje en Mar del Plata dio casi 28 gramos”.

 

El abogado volvió varias veces a lo largo de la charla a señalar al policía Lisandro Iván Zanazzi, quien en ese momento era parte de la división de narcotráfico de Olavarría. Afirmó que “se pudo establecer que Zanazzi ha tenido un rol protagónico en el marco de lo que es la plantada de estupefacientes. Esta es la clave. Donde Zanazzi no estuvo no se encontró estupefaciente, donde Zanazzi estuvo sí se encontró”. A su vez, subrayó que actualmente “Zanazzi está con una condena por coimas y está procesado actualmente por el delito de comercialización de estupefacientes”.

 

 

La investigación y el rol de la Fiscalía

 

El fiscal federal a cargo de la instrucción de la causa fue Santiago Eyherabide. El abogado Barrionuevo se quejó de que “nunca hubo un intento de la Fiscalía de arrojar luz sobre cómo se hizo el procedimiento de la vivienda de García”.

 

En ese punto consideró que “le plantaron la droga, no sólo porque lo querían hacer integrante de la banda, lo estaban investigando hace 4 años y no tenían nada”. Afirmó que los investigadores no aportaron elementos probatorios en contra de su defendido: “no tienen una escucha, ni un mensaje de texto, ni un procedimiento previo, ni filmaciones. Es una vergüenza”.

 

Más adelante en la entrevista definió que la conformación de la causa “es oreja de los policías, me dijeron que tal cosa, pero después no tiene sustento”.

 

El abogado respondió que las defensas de todos los acusados “planteamos la nulidad desde el día 1”. Con ello describió numerosas actuaciones que pidió durante la instrucción del caso, ninguna tuvo respuesta positiva. Enumeró los pedidos de declaración de policías, la declaración de los testigos de actuación, los planteos de nulidad del allanamiento, los cuestionamientos a las intervenciones telefónicas “sin fundamento” en el caso de García. “Ni siquiera había comunicaciones entre mi defendido y el resto de los imputados, no tienen ni siquiera registro de llamados entre ellos. Es vergonzoso” dijo.

 

Luego describió la tarea de la defensa durante las audiencias orales: “tuvimos grandes dificultades porque la Fiscalía nunca tuvo intención en el debate tampoco de ir detrás de la averiguación de la verdad y tratar de edificar como se realizó el procedimiento en este caso por ejemplo. No solo hablo de García, sino de las otras irregularidades planteadas”.

 

Igualmente, Barrionuevo buscó dejar en claro que esta situación es habitual: “es lamentablemente decirlo, pero funciona un poco así. Las garantías de las personas están un poco vulneradas en el sentido del ejercicio de su derecho a defensa”.

 

 

Los alegatos

 

Hace aproximadamente dos semanas las defensas presentaron los alegatos. El abogado de García pidió “la nulidad” de las actuaciones y “la absolución” del acusado basada en esa nulidad.

 

A su vez, para el caso de que no fuera atendido el primer pedido, pidió “que se condene a (Alejandro García) por tenencia simple porque obviamente tampoco está demostrado que esa droga la tuviera para comercializar. No tienen escuchas, ni procedimientos previos, ni filmaciones, ni comunicación. Es baja la cantidad hallada”.

 

¿Cómo fue el proceso oral? “Hubo muchísimos datos que permiten, por lo menos en el menor de los supuestos, arrojar dudas sobre lo que pasó. Y en función de eso entendemos que la duda beneficia al imputado. Y en función de eso también debe declararse nulo el procedimiento porque entendemos que no están dadas las garantías de cómo fue llevado adelante. Hay muchas situaciones que demuestran la irregularidad del accionar policial” concluyó el abogado de García.

 

La próxima audiencia se hará este lunes. Los fiscales expondrán las “réplicas de alegatos”, en las que responderán a los alegatos que las defensas plantearon en la audiencia anterior. Tras esto, la siguiente audiencia tendrá “las dúplicas” de las defensas. Recién después se conocerá la sentencia con la decisión de los jueces Roberto Falcone, Fernando Machado Pelloni y Nicolás Toselli.

 

Fotos: fiscales.gob.ar