Condena de 8 meses de prisión para un hombre detenido en Sierra Chica

Fue luego de un juicio abreviado. El hombre cometió en Azul varios ilícitos por los que resultó condenado. También se había enfrentado con la policía cuando fue arrestado durante un conflicto con miembros de su familia. Además, ejerció violencia de género con su ex pareja.


Un hombre de 38 años fue condenado a 8 meses de prisión tras la realización de un juicio abreviado por la comisión en Azul de varios episodios delictivos. Se trata de Javier Omar Ibáñez, oriundo de Bolívar y radicado en Sierra Chica, donde se hizo efectiva su detención hace pocos días.

 

Efectivos de la subcomisaría de Sierra Chica junto a policías de la subcomisaría de Hinojo y de la Seccional Primera de Olavarría, llevaron a cabo la medida.

 

De acuerdo con lo informado, Ibáñez comenzó a cumplir una pena de ocho meses de prisión, la cual en primera instancia le fuera dictada durante un juicio abreviado tramitado ante el Juzgado Correccional número 2 con asiento en el Palacio de Justicia de Azul.

 

Encubrimiento, desobediencia y lesiones leves agravadas, daño y desobediencia en concurso real, habían sido definidos esos episodios por los cuales el hombre resultara condenado en aquel juicio abreviado y ahora se encuentra privado de la libertad.

 

Una moto

 

La causa principal tratada en aquel juicio abreviado indicaba que entre los días 19 y 22 de marzo de 2018 “Javier Omar Ibañez recibió, pudiendo sospechar que provenía de un hecho ilícito del que no participó y que había sido ejecutado por otra persona”, una moto Zanella de 110 CC, la cual “guardó dentro de un galpón” del inmueble donde en ese entonces residía, situado en el Barrio Pedro Burgos de esta ciudad.

 

Esa motocicleta, se comprobaría después, era de procedencia ilegal, ya que le había sido sustraída a un vecino, en ocasión de que la había dejado estacionada en el mismo complejo habitacional donde después Ibáñez la recibiera y hace tres meses, en este juicio abreviado, fuera declarado autor del ya mencionado delito de “encubrimiento”.

 

El propio damnificado por lo sucedido pudo averiguar que Ibáñez tenía la moto. Y contando con ese dato fue a pedírsela, ocasión durante la cual -según se refiriera en el fallo- el hombre que ahora está preso le dijo que “se la habían llevado para arreglar” e instantes después se la restituyó, sin que tuviera las cachas plásticas y la patente.

 

“La circunstancia de que Ibáñez haya tenido en su poder el motovehículo sin documentación del mismo, con pedido de secuestro activo y sin dominio colocado, ponen en evidencia el conocimiento que tenía acerca de su procedencia ilícita”, había escrito en el fallo el juez Torrens.

 

Más causas

En ese mismo proceso abreviado tramitado meses atrás Javier Omar Ibáñez había sido condenado por más delitos por los que ahora fue detenido.

 

Uno de esos hechos lo cometió el 22 de mayo de 2020, cuando en las primeras horas de aquel día, tras un conflicto familiar, se enfrentó con personal policial que se había hecho presente en el Barrio Pedro Burgos para intervenir en lo que estaba pasando.

 

En ese entonces, el hombre que está preso “insultó y arrojó elementos contundentes al personal policial y desobedeció las órdenes impartidas”, lo cual sucedió al mismo tiempo que amenazaba con “cagar a trompadas” a los efectivos de seguridad que después lo terminaron aprehendiendo.

 

En tanto, el tercero de los ilícitos por los que Ibáñez resultara condenado en aquel proceso abreviado se relaciona con la comisión de un caso de violencia de género sucedido el 14 de septiembre del año 2020.

 

Fuente: Diario  El Tiempo.