Internos de la Unidad 38 tradujeron al braille el libro de una escritora local ciega

“Yo quiero dejar un mensaje de que se puede y que también el lector se sienta identificado con mis escritos” contó Agustina Brisa.


 

Internos de la Unidad 38 tradujeron al braille el libro de una escritora local ciega. El talle de traducción dependiente del CENS Nº 455 está coordinado por la docente Silvia Millia.

 

Agustina Brisa es una escritora olavarriense que decidió plasmar en su libro “Desde mis manos, otra forma de ver la vida” sus experiencias personales, retazos de su historia y mensajes esperanzadores.

 

Todavía no hay fecha oficial de la presentación de la obra, aunque Brisa ya tiene en sus manos el libro original y la traducción confeccionada por Andrés R. y Luis D., alumnos del Taller de Braille del establecimiento carcelario.

 

 

“Para nosotros es una satisfacción muy grande cada vez que traducimos un texto, porque sabemos que a un sector de la sociedad que no posee todos los recursos lo va a beneficiar” dijo Andrés R.

 

Como anticipo, la autora contó que el libro se divide en tres capítulos: “Mis raíces a modo de dedicatoria a los integrantes de su familia; “Vida” con historias y relatos propios y un tercer capítulo que se llama “Amor” con historias del corazón.

 

“Yo quiero dejar un mensaje de que se puede y que también el lector se sienta identificado con mis escritos” contó Agustina Brisa y agregó “quiero agradecer a los alumnos de la Unidad 38 por el trabajo realizado porque sin dudas va a enriquecer la obra”.