Desconfianza entre los panaderos con los cambios en el fideicomiso de la harina

El objetivo de la Nación es frenar los aumentos: subsidiarán directamente a los panaderos. “Lo veo bastante inviable” dijo Roberto Soccodato quien señaló que se analiza una suba de 10% en Olavarría.


La semana pasada, la Secretaría de Comercio Interior de la Nación informó la modificación del mecanismo de compensación del Fondo Estabilizador del Trigo Argentino (FETA). Se subrayaron los objetivos de evitar que el precio del pan aumente y que la harina subsidiada llegue a los panaderos.

 

La Federación Argentina Industria Molinera (FAIM) tuvo una evaluación positiva de los cambios, pero el sector de los panaderos se mostró con desconfianza. Central de Noticias consultó sobre el tema a Roberto Soccodato, del Centro de Industriales Panaderos de Olavarría (CIPO).

 

El secretario de Comercio, Matías Tombolini, sostuvo que se decidió “cambiar el mecanismo” del Fondo Estabilizador del Trigo con la intención de compensar la demanda. Consideró que, si bien el fideicomiso implementado en marzo de 2022 durante la gestión de Roberto Feletti, tuvo resultados parciales, “no existe intención de eliminarlo”.

 

 

El Fondo entró en vigencia con el objetivo de desacoplar el precio interno del trigo del precio externo comenzada la guerra entre Rusia y Ucrania con fondos generados a través de 2 puntos de las retenciones que se cobran por las exportaciones de harina y aceite de soja, que son “distribuidos entre los molinos que participan”. Tombolini dijo que la intención es continuar el diálogo “con todos los sectores, sin interrumpir los procesos en marcha”. “La necesidad es llevar alivio a la mesa de los argentinos, y para eso necesitamos trabajar con herramientas que funcionen y que hasta aquí presentan deficiencias que urge corregir”, concluyó.

 

“De esta manera se subsidia la bolsa de 25 kilos de harina que compran industrias, distribuidores, panaderías y afines”, puntualizó Tombolini.

 

Roberto Soccodato, del CIPO, indicó que recibieron un comunicado donde se explicaban los cambios: “se daba de baja el fideicomiso y se iba a ver la forma de que el subsidio llegue directamente al panadero” explicó para definir que “lo cual lo veo bastante inviable”.

 

 

 

Afirmó que un mecanismo similar ya se aplicó en 2012 con resultados negativos, “nos anotamos y nunca nos llegó la harina subsidiada”.

 

Los panaderos de Olavarría se mostraron a la expectativa, aunque ya analizan una próxima suba del pan. “Por ahora estamos a la espera y en caso de no haber novedades se haría un nuevo incremento” adelantó para señalar que “andaría en el orden del 10 %”.

 

Cabe recordar que el último aumento del pan en Olavarría se dio a principios de agosto.