Clonación in vitro de cannabis, lo que se viene en el cultivo experimental de la FIO

Actualmente en el módulo container que está completamente acondicionado para las etapas vegetativas, de flora y de secado de la planta, hay seis genéticas diferentes.


 

Pasó tan solo un año desde la inauguración del cultivo experimental de cannabis en el complejo olavarriense de la UNICEN. Sobre ese suelo fértil y con el potencial de estudiar condiciones de cultivo controladas, analizar variables y probar diferentes métodos de extracción de sustancias activas de la milenaria planta, el proyecto “Universidad y Cannabis” dirigido por la FIO ramificó todos sus objetivos iniciales.

 

Además del aspecto extensionista que encontró un gran motor en la Mesa de cannabis del HCD local, estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Salud sistematizarán datos de casi 200 personas que consumen derivados con fines medicinales.

 

En el campo científico la incorporación de diversas disciplinas permitirá avanzar en el comportamiento de cannabinoides en interacción con tecnologías farmacéuticas y desmenuzar genéticamente la planta para clonarla in vitro, para estudiar su trazabilidad. Sobre este último aspecto trabajará Agustina Fernández, especialista en biotecnología y nueva becaria posdoctoral del proyecto que dirige el doctor Gastón Barreto, investigador pionero del tema en la Facultad de Ingeniería.

 

Escalas microscópicas

 

Agustina Fernández es Licenciada en biotecnología y biología molecular de la Universidad de La Plata, donde también concluyó su doctorado en Ciencias Biológicas. En el marco de una beca posdoctoral del CONICET dentro de proyecto, se sumó al equipo de becarios recientemente incorporados: el biólogo Luciano Protti Cosenza y el ingeniero agrónomo Alexander Aguila Wharton.

 

En principio su trabajo estará orientado a la exploración de materiales poliméricos para la liberación controlada de principios activos de extractos de plantas con alto contenido de CBD, el compuesto principal cuando se habla de uso medicinal y/o paliativo. “Su trabajo está vinculado al de Luciano, pero se hibrida con un laburo más agronómico”, señaló el director de Universidad y Cannabis, Gastón Barreto.

 

 

El trabajo de la joven oriunda de Olavarría (que además está a un paso de concluir la carrera de Ingeniería Agronómica en la UNLP), estará co-dirigido por la Dra. Lina Merino, investigadora de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de Hurlingham. “Vamos a evaluar y caracterizar distintos lotes de individuos que vengan de micropropagación in vitro, un sistema que allá tienen puesto a punto. Se trata de propagación clonal de material vegetal: tomar partecitas de una planta, y hacer otra nueva con exactamente la misma genética”, explicó desde el cultivo experimental emplazado en la FIO.

 

Equipo para rato

 

Actualmente en el módulo container que está completamente acondicionado para las etapas vegetativas, de flora y de secado de la planta, hay seis genéticas diferentes. El equipo de becarios/as CONICET que trabajará a escalas microscópicas desarrollará el contenido más cientificista del proyecto, a mediano plazo. “Ciencia básica con alguna posibilidad de aplicación. Esta fue la forma de insertarnos en un sistema que es duro”, sostuvo Barreto, que motorizó “Universidad y Cannabis” sobre las discusiones sociales que plantaron el tema en la agenda pública, media década atrás.

 

En diversas etapas de la iniciativa se lograron consolidar redes con Cannabis Activa Olavarría, la Clínica María Auxiliadora y dentro de la UNICEN, las Facultades de Derecho, Ciencias Sociales, Agronomía y Ciencias de la Salud.

 

 

De hecho, ocho estudiantes de la carrera de Medicina comenzaron recientemente a planificar el relevamiento de casi 200 pacientes que consumen aceites o tinturas con extractos cannábicos, a los fines de sistematizar información junto a la Clínica María Auxiliadora y la ANMAT. Para eso se hará un contacto acordado e individualizado de pacientes que ya se atienden en el centro de salud privado.

 

A su vez, Universidad y Cannabis forma parte de la Mesa de Cannabis del Concejo Deliberante local, donde se motorizan otras actividades y confluyen más representaciones vinculadas a la temática, todas con un mismo fin: circular conocimiento.