Con la presencia de Diego Santilli, inauguraron el Instituto República en Olavarría

El Intendente Galli y el diputado nacional –y uno de los posibles precandidatos a gobernador- fueron los encargados de lanzar esta escuela que formará dirigentes dentro del Pro.


Con variada presencia de dirigentes políticos, legisladores y militantes de Olavarría y toda la Séptima Sección, el diputado nacional y posible precandidato a gobernador Diego Santilli encabezó, junto al Intendente Galli, la inauguración del Instituto República en la sede de calle Vicente López.

 

 

Además de dirigentes, funcionarios municipales, integrantes de la Juventud Pro y el presidente del Instituto Regional Olavarría, Martín Endere, también participaron dirigentes del radicalismo como Franco Cominotto, Francisco González y los concejales Belén Vergel y Sebastián Matrella, así como también de Peronismo Republicano, encabezados por Mario Cura y los concejales Nicolás Marinangeli y Miriam Mosescu.

 

 

En el acto de inauguración, participaron también los referentes del Instituto República David Cohen y José Acevedo, quien admitió que le “acercó la idea” a Diego Santilli y Ezequiel Galli y hoy es una realidad.

 

Previo al acto ya dentro del local del Pro a nivel local, Diego Santilli habló ante los medios e hizo referencia al atentado a Cristina Fernández de Kirchner. Fue crítico al señalar que el oficialismo “culpó a la oposición” y justamente “la oposición repudió un hecho espantoso para los argentinos, es un atentado que todos hemos condenados. De ahí pararse frente a la sociedad y plantear que la culpa es de la oposición, no contribuye a la armonía de un país”.

 

 

“La violencia no es el camino, la agresividad y la agresión no nos llevan a un mejor país”.

 

De todas maneras, fue prudente al indicar que “uno no le puede pedir a una sociedad que crea en lo que no cree” haciendo referencia a las dudas de la ciudadanía con respecto a la veracidad del atentado.

 

Tras ello, pidió enfocarse en el “mientras tanto en la Argentina” la cual describió como una situación donde “la inflación galopa. La inflación acumulada nos está destrozada. La gente se siente insegura”.