Asaltos a motomandados: “Nos paran para pedirnos carnet, pero seguridad nada”

Motomandados se manifestaron en el Paseo Jesús Mendía. Piden mayor presencia policial ante los reiterados asaltos que sufren. “Nos están apuntando con armas”, afirmaron.


Un grupo de motomandados se reunió este lunes en el Paseo Jesús Mendía para pedir mayor seguridad ante los reiterados asaltos que sufren y que se vieron intensificados en las últimas semanas. La modalidad utilizada es del tipo motochorro y “al boleo”.

 

La protesta incluyó a trabajadores de Pedidos Ya y distintas agencias locales. Piden ser recibidos por el intendente Ezequiel Galli y una mayor presencia policial. Además, indicaron que pese a la radicación de denuncias y de identificar a uno de los asaltantes, aún no tuvieron respuestas.

 

Fabián Isaza relató que “últimamente están insoportables. Nos están apuntando con armas, nos tratan mal también, ya la gente no quiere salir” y agregó “ahora todas las zonas son conflictivas. Antes teníamos inconvenientes en algunos barrios y ahora salen en cualquier lado”.

 

 

Isaza es el propietario de la agencia Fabi Mandados, donde se registraron los últimos asaltos a dos de los trabajadores. “Se dieron todos los detalles a la policía. Hace dos años que tengo la agencia y esta es la primera vez que nos pasa. La ciudad está muy insegura”, afirmó.

 

“La idea es hablar con el Intendente a ver si nos da algún apoyo y los móviles empiezan a recorrer”, señaló Isaza. Y agregó: “Nosotros no vemos móviles en ningún lado. Vemos móviles parados, charlando, hablando por teléfono y cada 20 cuadras nos paran para pedirnos carnet, pedirnos de todo, pero seguridad nada”.

 

 

Por su parte, Maximiliano Rodríguez, trabajador de Pedidos Ya contó que “estamos teniendo más o menos un caso por día de robo o intento de robo en las últimas tres semanas y media, casi un mes”.

 

 

 

Resaltó que la mayor cantidad de hechos “se da en zonas pasando Avellaneda, Alberdi, Trabajadores y Pellegrini” aunque “en las dos últimas semanas no solo andan en las afueras sino en pleno centro, inclusive en lugares donde hay cámaras de seguridad que podrían registrar estos movimientos”.