En la Unidad 38: un agente salvó la vida a un privado de la libertad con RCP

Emotiva historia en la cárcel de Sierra Chica: el agente aplicó maniobras de RCP. Las capacitaciones que se dictan para salvar vidas en cárceles de Olmos, Los Hornos y Sierra Chica.


Mario L. se encuentra privado de la libertad en una de las cárceles bonaerenses de Sierra Chica y días atrás sufrió una descompensación, por lo que fue derivado hacia el Hospital local. En el trayecto al nosocomio, Mario dejó de respirar y ante la urgencia un agente penitenciario no dudó en aplicar los ejercicios de reanimación cardiopulmonar.

 

Los ejercicios de RCP dieron resultado y Mario recuperó los signos vitales, y en el centro de salud fue compensado y regresó a la Unidad 38 del Servicio Penitenciario Bonaerense.

 

El agente que salvó la vida de Mario se llama Juan Carlos Olivera, que con la jerarquía de subalcaide cumple funciones en la sección de Vigilancia y Tratamiento.

 

 

Mario quedó profundamente agradecido por lo sucedido y por eso efectuó una pintura que encuadró y en una breve y emotiva ceremonia, se la obsequió a Juan Carlos.

 

“Todo sucedió de repente. Yo había hecho una capacitación en RCP, así que no dudé en comenzar a hacer las compresiones correspondientes”, afirmó Juan Carlos. Agregó: “Somos un equipo de trabajo y sin el acompañamiento de mis compañeros no lo hubiéramos hecho posible”. También señaló que “al llegar a casa le conté la experiencia a mi familia, y mi esposa y mis hijas se emocionaron y felicitaron”.

 

Las capacitaciones en RCP son una constante en las cárceles bonaerenses por un expreso pedido del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires.

 

En efecto, entre la semana pasada y este lunes se realizaron capacitaciones en RCP en cinco dependencias del SPB: las Unidades 2, 27 y 38 Sierra Chica, 26 Lisandro Olmos, que aloja a internos de la tercera edad y valetudinarios y en la Unidad 33 Los Hornos, que cuenta con pabellones con mujeres privadas de libertad que viven con sus hijos de hasta 4 años.

 

 

Agentes penitenciarios que prestan funciones en las Unidades 2, 27 y 38 de Sierra Chica, pertenecientes al Complejo Centro Zona Sur, participaron de la “Capacitación en Reanimación Cardiopulmonar Básica” dictada por el Jefe de la Unidad Sanitaria de la Unidad 27, Oscar Di Matteo, quien es Técnico en Emergencias e Instructor Nacional de RCP Básica y avanzada.

 

Se trata de una propuesta académica enmarcada en las políticas educativas de la Subsecretaría de Política Penitenciaria coordinadas desde la Dirección Provincial de Política y Gestión Penitenciaria y desde la Dirección de Capacitación y Planificación Educativa del Personal Penitenciario, organismos dependientes del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, en articulación con la Dirección General de Institutos de Formación y Capacitación del Servicio Penitenciario Bonaerense.

 

“Cuando se produce un incidente o una emergencia, el primer socorro es prestado por las personas que se encuentran ocasionalmente en el lugar. Por eso es vital que los agentes se instruyan en el socorro y atención inicial básica de las víctimas hasta la llegada del equipo de salud, y conozca las técnicas de asistencia y reanimación que ofrece esta capacitación de RCP”, el instructor.

 

 

Desde mayo a la fecha ya han participado alrededor de 800 agentes y las capacitaciones continuarán hasta diciembre en las instalaciones de la Sede Académica Descentralizada del Complejo “Inspector General Fabián Roberto Recofsky” perteneciente al Centro de Capacitación y Reentrenamiento Permanente del Personal Penitenciario.

 

La metodología de trabajo del curso, que tiene un cupo máximo de veinte participantes por edición, es teórico-práctica, en la primera parte se realiza la explicación teórica de las acciones a desarrollar ante cualquier emergencia y los pasos a seguir ante la presencia de una víctima adulta. En la segunda parte los participantes participan en simulaciones de situaciones reales con el equipo para la Reanimación Cardiopulmonar. Cabe destacar que los agentes participantes reciben una certificación que será carada en su Legajo Virtual.

 

Fuente y fotos: Prensa del SPB