Cómo no volver a lidiar con la basura 

La separación de residuos se propone como la solución para sacar a la basura de una “zona de conflicto”. Los beneficios de reeducar hábitos y constumbres.


Un meme diría:

¡Me encanta sacar la basura! -dijo nadie nunca.

 

Según los olavarrienses que entrevistamos para conocer cuál es su relación con la gestión de residuos, sacar la basura es -por lejos- la peor tarea del hogar. La relación con la basura es una zona de conflicto. Los entrevistados se refirieron a olores, podredumbre, moscas e insectos, líquidos (“jugo de yerba”, “agua viscosa”) que vierten de las bolsas que se acumulan en tachos y canastos sucios que nadie quiere lavar. Sensación de asco, de suciedad e incomodidad en la propia cocina o casa. Profunda sensación de molestia cuando la basura queda adentro por algún motivo.

 

En la fase de investigación de GIRO aprendimos muy rápidamente que la relación con la basura no daba para más. No se puede vivir así, con ese campo de batalla en casa.

 

Quienes separamos nuestros residuos en tres corrientes (y disponemos por separado los reciclables, compostables y la basura) y/o compostamos en el hogar, no padecemos la basura porque es cada vez menor.

 

Al separar los residuos, la bolsa de basura se reduce a menos de un tercio de la bolsa actual. Esto, tiene una explicación empírica. Por un lado, hay menos material orgánico porque una fracción va en la corriente compostables, y por el otro, mucho del volumen que antes había disminuye finalmente sin los secos que se separan para reciclar.

 

Nuestros hogares se mantienen limpios, la basura no se acumula, no hay líquidos putrefactos en nuestros tachos, no tenemos que lidiar con mosquitas rondando por nuestras cocinas. Lo más importante: sacar la basura no es una actividad omnipresente porque no tenemos que hacerlo todos los días. Separando los residuos disponemos basura solo una o dos veces por semana. Reducimos la utilización de bolsas plásticas y la cantidad de material que termina en el Relleno Sanitario. Ganamos todos.

 

 

Los beneficios de separar aparecen muy rápido, apenas se empieza. Lo primero que hay que hacer es leer la guía de separación de la ciudad, que está en el imán que se reparte en las zonas que tienen el servicio de recolección diferenciada o en el sitio web de GIRO: www.giro.olavarria.gov.ar. También está en Instagram (@giro.olavarria) y en el chatbot (2284 61-6445).

 

Acostumbrarse rápido a separar está muy relacionado a la correcta re-organización en el hogar. Desde nuestra experiencia es mejor organizar los espacios de manera fácil y sencilla, usando materiales que se tienen a mano y que pueden servir como recipientes de los distintos residuos. Cada hogar encuentra la forma ideal de acopio y los contenedores adecuados para colocar sus materiales separados.

 

Para los reciclables, que son limpios y secos, algunos utilizamos cajas de cartón, cajones de madera. Lo mejor: las bolsas de red de verdulerías. También valen bolsas de comida de mascotas, tachos, baldes sin uso o rotos, etc.

 

Para los orgánicos se puede realizar compostaje domiciliario y luego utilizarlo como abono de calidad en plantas. Si no viven en zona GIRO y no pueden o no quieren compostar, pueden llevar sus compostables al GIROMÓVIL. Si viven en algunas de las zonas GIRO de recolección diferenciada pueden sacarlo el día indicado.

 

Para separar ¡no es necesario comprar nada! Primero, hay que encontrar la forma de organizarse en el hogar. Cuando la nueva costumbre está adoptada y funciona la dinámica, ahí sí, invertir en mejorar el método puede convertirse en una opción. Las chances de probar dos o tres formas de organizarse, antes de dar con la mejor para ese hogar, son muy altas.

 

Tener paciencia. Separar los residuos es una re-educación de hábitos y de costumbres profundamente arraigadas en nuestra comunidad. Separar exitosamente puede llevar días o algunas semanas. Lo importante en la etapa de aprendizaje es no frustrarse e intentar. Los beneficios de separar en el hogar se disfrutan rápido. Desaparecen las relaciones negativas con los olores, la suciedad, el asco. Aparece una relación positiva con los residuos. Hay una mejor armonía en el hogar. Hagan la prueba.

 

Equipo Giro.