Rescinden el contrato a la empresa que construía las TUVI industrializadas

El argumento es el “incumplimiento de plazos”. Por estos momentos en la Municipalidad se avanza con las definiciones en cuanto a cómo seguir. El viernes habrá reunión con los adjudicatarios.


La Municipalidad de Olavarría ya tomó la decisión de rescindir el contrato con la empresa de Mariano Escobedo que desde hace un año es adjudicataria de la construcción de las viviendas TUVI industrializadas en el barrio Pikelado.

 

Central de Noticias pudo saber que por estas horas se avanza en las definiciones en el Palacio San Martín.

 

Tal como se explicó de forma extraoficial, el Municipio definió cortar el contrato por “incumplimiento de los plazos”. En ese sentido se hizo hincapié en que “ya se le aplicaron sanciones”.

 

El viernes será el “plazo final” para que el Municipio avance con las acciones legales y administrativas concretas.

 

 

Para ese mismo día están convocados los 14 adjudicatarios de las obras a una reunión con autoridades de la Secretaría de Mantenimiento y Obras Públicas, quienes expondrán sobre el tema.

 

Acerca de cómo seguirán las obras por el momento no hay precisiones. Según se pudo saber, por estas horas desde el Municipio dialogan con empresas que podrían hacerse cargo de la continuidad. Trascendió que los trabajos, bajo una nueva firma, se iniciarían la próxima semana.

 

En el caso de no contar con una empresa que pueda hacerse cargo, el Municipio se encargaría de su finalización.

 

Reclamos y quejas

 

La obra empezó en septiembre del año pasado y su finalización estaba prevista por la licitación realizada para seis meses después. No obstante, ya desde los primeros meses de este año algunos adjudicatarios mostraron su malestar por las condiciones y características de la obra.

 

A principios de mayo, Central de Noticias habló con una de las adjudicatarias quien expuso sus críticas también por el manejo del Municipio en torno al tema y presentó sus preocupaciones por la calidad de la construcción. “La sensación realmente es de desilusión, porque entré en el programa de viviendas con alegría y la esperanza de tener algo” dijo.

 

 

En ese punto ya se había enviado una primera carta documento al Ejecutivo y los adjudicatarios buscaban constatar por sus propios medios la calidad y el avance de los trabajos.

 

Ese mismo mes, se mostraron en el predio de las obras tanto el intendente Ezequiel Galli como el secretario de Obras Públicas, Julio Ferraro. En ambas ocasiones los representantes municipales defendieron la obra y también a la empresa encargada de llevarla adelante.

 

En ese marco, Galli dijo que hay algunas demoras “en los plazos estipulados pero no tengo dudas que finalmente los adjudicatarios van a estar muy conformes con lo que será su hogar”.

 

El 9 de mayo, en el Concejo Deliberante hubo sesión especial pedida por el Frente de Todos para tratar justamente las denuncias expuestas por los adjudicatarios acerca de las fallas en la construcción.