Asalto al playero: el cambio de carátula y avances en la causa

La UFI Nº 10 definió calificar el caso como “homicidio en grado de tentativa criminis causa”. Se pidió la detención de un acusado y el otro fue liberado. La declaración de la víctima.


Central de Noticias pudo acceder a información vinculada a la causa penal que se sigue por el asalto a la estación de servicio de ruta 226 y Rivadavia que se dio en la mañana del sábado, donde un trabajador resultó herido de un disparo y sigue internado en el Hospital.

 

La investigación está a cargo de la UFI Nº 10 que encabeza el fiscal Miguel Piñeiro. Se cuentan importantes elementos probatorios en el expediente, entre ellos la filmación de lo sucedido con el registro de las cámaras de seguridad del comercio.

 

Justamente allí reside la implicancia del principal acusado, un joven de 22 años, para quien este lunes se pidió la detención. Si bien erróneamente se había informado que ya estaba detenido, se dejó en claro que aún resta la definición del Juzgado de Garantías.

 

El fiscal Miguel Piñeiro, titular de la UFI Nº 10.

 

El pedido de detención se efectuó tras la audiencia en los términos del artículo 308 realizada en la UFI Nº 10 en la que el acusado se negó a declarar.

 

En esa instancia se le informó la calificación legal en su contra: “homicidio en grado de tentativa criminis causa” es la principal figura por la que se lo imputó.

 

Se indicó que inicialmente la UFI Nº 10 había decidido actuar bajo la configuración de “homicidio en grado de tentativa en ocasión de robo” (artículo 165 del Código Penal), pero luego se cambió a “criminis causa” (artículo 80 inciso 7º del Código Penal). Es decir, la modificación fue por una figura más gravosa que condena a quien comete un homicidio “para preparar, facilitar, consumar, procurar impunidad o por no haber logrado el fin propuesto”.

 

 

Respecto de cómo se dieron los hechos, para el fiscal Miguel Piñeiro dos personas actuaron en la mañana del sábado. No obstante, solo una de ellas fue acusada por el asalto y el disparo.

 

El segundo acusado, quien también se negó a declarar en la mañana del lunes en la audiencia en la Fiscalía, tuvo un rol diferente. Los elementos que pesan en su contra son de menor valor probatorio, con lo cual fue puesto en libertad tras haber estado aprehendido desde el sábado. Quedó imputado por “desobediencia”.

 

Por último, se conoció que la víctima, Danilo Preisegger, quien sigue internado en el Hospital Municipal estaba solo en la playa de la estación de servicio en la mañana en que ocurrió el delito. Personal de la UFI Nº 10 se presentó en la sala de UTI donde pudo tomarle declaración de forma parcial, dado su estado de salud.