“Hagamos de estos días los mejores días de amor y alegría”

La Juventud del Frente de Todos de Olavarría repudió enérgicamente “la violencia simbólica ejercida hacia la figura de la Vicepresidenta” en la presentación de distintivos del Colegio Cáneva.


Tras darse a conocer la repudiable parodia en una presentación de distintivos del Colegio Cáneva en la que mostraban a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner arrojando vino y tratando a sus militantes de planeros, negros de mierda y otros agravios, la Juventud del Frente de Todos de Olavarría repudió el hecho y llamó a vivir estos días “con amor y alegría”.

 

En un comunicado emitido en la tarde de este martes, señalaron que “frente a los hechos ocurridos en la presentación de distintivos del colegio privado Instituto Monseñor César Cáneva, la juventud del Frente de Todos Olavarría repudia enérgicamente la violencia simbólica ejercida hacia la figura de la Vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner”.

 

Señalaron que se produjo a poco tiempo del intento de homicidio a la vicepresidenta y “lejos de llamarnos a la reflexión se siguen reproduciendo hechos de violencia simbólica que no hacen más que replicar los discursos de odio”.

 

“Con amor y alegría se construye una sociedad que incluye y no destruye. La reflexión de los actos que se cometen, ofendiendo los ideales que cada uno cree, merecen disculpas de quienes los realizan. Hagamos de estos días, los mejores días de amor y alegría, no apostemos nunca al agravio y al odio”.

 

A su vez, citaron al Papa Francisco cuando repudió el atentado a la ex Presidenta y agregaron que “la violencia física siempre es precedida por la violencia verbal y simbólica”.

 

“Llamamos a la reflexión a aquellas personas que denostan nuestras pasiones y agravian, insultan y se hacen eco de discursos que generan grietas de dolor en quienes levantamos banderas de amor, solidaridad y justicia social” agregaron, y pidieron a las autoridades de la institución “asumir la responsabilidad de los actos y la toma de medidas correspondientes”.

 

“La educación es la herramienta fundamental para combatir estas expresiones y actos. No podemos permitir que en las instituciones educativas se avalen y/o promuevan estos hechos. Las escuelas deben comprometerse y tomar un rol activo para contrarrestar este tipo de acciones” cerraron.