Convocan a movilizar ante las infracciones que reciben los autos con suspensión baja

Bajo el lema “auto bajo no es delito” usuarios de este tipo de vehículos se reunirán el viernes 28 de octubre a las 19:30 frente al municipio. Qué dice la Agencia Nacional de Seguridad Vial sobre el tema.


La agrupación “Bajos al Piso Olavarría” convocó a una manifestación este viernes 28 de octubre a las 19:30 frente al municipio. Bajo el lema “auto bajo no es delito” protestarán frente a las infracciones que reciben los autos con suspensión baja.

 

“Las reglas están para cumplirlas pero ya nos tomaron demasiado el pelo señor Intendente. Todo el mes laburando para que usted nos robe el dinero con las infracciones”, señalaron.

 

Manifestaron que ante la falta de respuestas, decidieron convocar a una movilización para expresar la preocupación de los usuarios de este tipo de autos. Incluso, indicaron que debido a las multas “estamos vendiendo nuestros vehículos”. Además, aseguraron tener “todo en regla” y pretenden “circular siendo libres”.

 

 

¿Qué dice la Agencia Nacional de Seguridad Vial?

 

El ingeniero civil y promotor comunitario de seguridad vial Marcos Pascua, elaboró un extenso informe a partir del debate de si este tipo de autos son aptos para circular, si son seguros y si deberían contar con una legislación especial.

 

Suspensiones bajas, vidrios polarizados, escapes modificados, alerones, luces, lo cierto es que este hobby tiene cada vez más adeptos y es común verlos en la ciudad, pero ¿es legal hacer este tipo de modificaciones a los autos?, ¿hay un parámetro para hacerlo?, ¿qué dice la Agencia Nacional de Seguridad Vial sobre este tema?

 

Cambio de neumáticos y llantas: en el caso de neumáticos finos y altos afectan la distancia de frenado y la estabilidad del vehículo. En caso de colocar ruedas anchas, se sobrecargan los ejes y la suspensión y aumenta la posibilidad del aquaplaning en calzada resbaladiza. Las cubiertas de perfil bajo son más vulnerables a los daños laterales y se pierde confort en el viaje.

 

Alteración de la altura del vehículo: para “bajar” el vehículo se suelen modificar los resortes de suspensión. Con esto se rompe el equilibrio de elasticidad y resistencia. Los amortiguadores son exigidos al máximo y disminuye la capacidad de frenado.

 

Modificación del sistema de escape: puede provocar contaminación ambiental por los componentes nocivos emanados en exceso y contaminación auditiva por el aumento de ruido que excede los valores permitidos.

 

Modificación de las luces: puede generar poca visibilidad, confusión y/o malas interpretaciones en los conductores de otros vehículos. El sistema eléctrico puede colapsar por un excesivo consumo debido a la luminaria elegida.

 

Vidrios polarizados: en condiciones de baja visibilidad como pueden ser días de lluvia, nublados o con neblina implican un potencial riesgo ya que la visibilidad se ve muy perjudicada en estas condiciones.

 

Ahora bien, es cierto que son pocos o prácticamente nulas las participaciones de este tipo de vehículos en los siniestros viales, lo que de ninguna manera se contrapone con la planteado anteriormente. El hecho de que no produzcan ningún siniestro, no quiere decir que estén cumpliendo todas las normas de seguridad, desde el vamos, modificar el auto implica disminuir de alguna manera el estándar de seguridad con el que ese vehículo fue fabricado.

 

El informe completo:

 

¿Qué hacemos con los autos “bajos”?