Kicillof en Olavarría, un álbum para armar

Más de seis horas estuvo en la ciudad con una agenda cargadísima, que incluyó un acto al aire libre en el que habló sin parar por casi una hora y media. Arrancó con mate y terminó pidiendo agua.


(Este es un extracto del newsletter Volver a las Fuentes*, realizado por Josefina Bargas y Alexis Grierson)

 

La llegada del gobernador dejó tela para cortar. La de la foto saludable con el Intendente (muy valorada no sólo en la dirigencia política sino en muchos sectores de la sociedad también) la puesta en valor de la gestión bonaerense para con la ciudad y, además, la visibilidad que cobró, otra vez, Maximiliano Wesner, que como ya dijimos en ediciones anteriores, tiene cola, cuatro patas y dice guau…pero aún no confirmaron su candidatura.

 

Primero, la concordia: junto al Intendente Galli (y Wesner y César Valicenti en el escenario) entregaron escrituras en el club Racing. Colmado (eran más de 350 escrituras) se vio un buen clima de convivencia entre el gobernador kirchnerista y el intendente Pro. Todos los consultados valoraron justamente esa convivencia institucional y algunos hasta se asombraron por lo llamativo de dicha concordia. “Es lo que debiera pasar siempre. Por más diferencias que haya, esto es un beneficio para los vecinos y ellos son los protagonistas” indicó uno de los consultados.

 

 

 

Hubo muchísimos dirigentes del Frente de Todos (concejales, funcionarios, legisladores) y varios funcionarios municipales que se ubicaron en distintos lugares del acto: algunos sentados ocupando roles institucionales, y un grupo al fondo siguiendo las alternativas de lo sucedido.

 

También estuvieron presentes Cristina Álvarez Rodríguez (ministra de Gobierno) y el ministro Julio Alak, que tuvo un rol preponderante en las escrituras entregadas. ¿Se acuerdan que hace un par de meses el integrante del ministerio Sebastián Tangorra dijo que el gobernador vendría? Bueno, si sumamos el anuncio (y pedido) de Wesner al gobernador, todo se cumplió tal como lo anunciaron.

 

La única perlita la dio el gobernador en su discurso, cuando intentó hacer referencia a la situación de los jueces y el impuesto a las ganancias. ¿Qué quiso decir? Fue lo que todos se preguntaron.

 

Este buen clima se vio en el diálogo entre oficialismo y oposición en todos sus ámbitos, desde los legisladores, los funcionarios y hasta los equipos de trabajo de cada uno de los presentes, todos mostraron concordia y hasta cercanía. Kicillof luego criticaría al Intendente Galli, pero apuntó hacia los “puntos débiles” de la gestión hasta ahora: tierras y vivienda y el reclamo político sobre el FIM y las obras municipales/provinciales.

 

Luego el gobernador reforzó el trabajo de la gestión bonaerense no sólo en Olavarría, sino en toda la Provincia: visita a las 21 casas del barrio Educadores, que están muy avanzadas y que probablemente haya novedades en pocos meses. Encuentro con los arquitectos de la obra, con trabajadores y los beneficiarios. Nuevamente el gesto de la presencia de José González Hueso, dado que su madre fue gran impulsora del barrio, pero además dando el presente nuevamente cuando la coyuntura lo requiere ¿El dato de color? La copiosa lluvia hizo que se improvise una “alfombra de piedra” para facilitarle el ingreso por el barro generado en las adyacencias. ¡Qué lujo!

 

 

En la foto se vio también a Federico Aguilera, quien anunció la reactivación de este barrio que finalizará 20 años después, pero que tuvo un perfil más bajo en comparación con Wesner, que no sólo se mostró como referencia del Frente de Todos a nivel local, sino prácticamente como candidato a Intendente de cara a 2023.

 

“Las condiciones que tiene para desempeñarse políticamente en general, la comprensión, el conocimiento y la vocación le sobra, si fuera el candidato va a contar con nuestro acompañamiento y apoyo, de eso no tengo dudas” dijo Kicillof ante la consulta, y dejó en claro que no será alguien impuesto por el gobernador, sino que surgirá de las referencias del distrito.

 

El paso del gobernador dejó dos anuncios importantes más: se construirán 100 viviendas sociales para integrantes del CECO (en terrenos que el sindicato tiene de su propiedad) y el PIO V pasará a ser gestionado bajo la Ley de Parques Industriales de la Provincia, lo que permitirá que los titulares de lotes en ese lugar puedan avanzar aún más en la escrituración, algo celebrado por los industriales que presenciaron y conformaron una mesa de debate en Mariano Moreno.

 

 

Finalmente, el dato más vinculado a la campaña estuvo en el final de la recorrida, donde el mandatario volvió a las “mateadas” en espacios públicos. Este tipo de actividad que impulsó durante su rol como diputado nacional (y opositor a la gestión Macri/Vidal) volvía luego de ser electo y, también, de la pandemia.

 

Dato curioso: cuando Kicillof critica a la oposición, lo hace en tonos casi de broma, como que no puede ser que Juntos haga las cosas que hace (y que sus dirigentes digan las cosas que dicen). ¿El top? “Cambiemos, Juntos por el Cambio, Cambiarán o como se llamen” dijo el gobernador sobre los dirigentes opositores.

 

Reencuentro con la gente, y un cierre más cercano a la militancia y a los vecinos, bien descontracturado y mostrando varias fotos interesantes: foto con Galli, foto con industriales, foto con viviendas, foto con sus referentes locales, foto con la gente. ¿Completó el álbum o hay figurita difícil?

 

El gran ganador, además, es Maximiliano Wesner: prometió la visita, se cumplió (aún con la lluvia amenazante) se erigió como referencia del Frente de Todos otra vez y solo le faltan algunas letras para poder decir la palabra completa: candidato.

 

Unidos y aclarados

 

 

Otra conclusión que dejó la llegada de Kicillof es que el Frente de Todos se mantiene en su unidad. ¿Es la unidad? No, pero es una unidad más que interesante: por un lado, tiene dentro a sectores que en el plano nacional lejos están de estar unidos, como el Movimiento Evita, el Frente Renovador -por momentos- entre otros.

 

Eso es mérito de quien encabeza el espacio a nivel local y seccional, no sólo Maximiliano Wesner sino también César Valicenti y Mercedes Landívar, quien coordina el ámbito deliberativo además.

 

Sin embargo no deja de ser su unidad. Nuevamente, la visita del gobernador sirvió para mostrar que los que no se han acercado en su momento tampoco lo hicieron ahora y parece difícil que lo hagan en un futuro. ¿Serán quienes terminen planteando una interna en el futuro? Hubo muchos dirigentes que brillaron por su ausencia pero además, también se plantean opciones políticas dentro del FdT, pero fuera del espacio que comanda Valicenti.

 

¿Qué pasará con dirigentes como Sergio Milesi, Gerardo Ripoll, Einar Iguerategui, por nombrar a algunos? También se mencionó a Hernán Parra, pero algunos durante la semana lo relacionaron un poco más con las ideas y el espacio de Roberto Lavagna, Consenso Federal, que tiene vida en el Congreso Nacional con algunos referentes, como Topo Rodríguez o Graciela Camaño.

 

“Mientras todos trabajen por el Frente de Todos… después las diferencias internas veremos cómo se dirimen, pero trabajemos en la mayor unidad posible” se escuchó durante la semana en el marco de la visita de Kicillof pero también pensando en el futuro. ¿Habrá, alguna vez, unidad en el peronismo local? ¿Será la gran chance? ¿O las PASO cumplirán una función primordial en todo esto?

 

Bueno, faltó una pregunta: ¿habrá PASO? Si no hay…¿cómo resolverán las internas?

 

El FIM y los intendentes

 

 

El viernes Kicillof presentó el presupuesto 2023 en la Legislatura. No incluyó el FIM en el proyecto, pero dio pistas de lo piensa en las declaraciones que dejó en Olavarría.

 

Básicamente, ninguneó a los “negociadores” de la oposición en la Legislatura y subió al ring a los intendentes: espera negociar con ellos cómo será el fondo para obras y asegurarse la aprobación del presupuesto.

 

Igualmente, hay que decir que no mostró apertura a atender de forma positiva el pedido que hicieron hace unos meses los intendentes de Pro -Galli incluido- para que el FIM se ajuste por inflación ni por ninguna otra variable. Al contrario, Kicillof elogió a los intendentes que hacen aportes de recursos para compensar las diferencias de montos y se refirió a cómo suben los ingresos coparticipados de todos los municipios.

 

De pasada se quejó de los intendentes que reciben fondos provinciales para obras pero “le ponen el cartel de la intendencia”, y con eso le dio la derecha a Cesar Valicenti en aquel debate por Twitter con Galli por la construcción del Instituto de Educación Física. Claro que Kicillof dejó en claro que no se refería a nadie (a Galli) en particular, sino “en general”.

 

 

Por otro lado, confirmó lo que se sospechaba: algunos funcionarios de su gabinete se van a ir para poder disputar candidaturas en las elecciones del año que viene. Kicillof dijo que ya es algo hablado y acordado con ellos al momento de asumir los cargos. Insaurralde y Nardini, son dos de los que saldrían de la gestión provincial. Pero no los únicos.

 

La Provincia abrió la semana

 

 

Antes de que llegara Kicillof, funcionarios de la administración bonaerense habían estado en Olavarría: una jornada organizada por varios ministerios trajo a los ministros Estela Díaz y Walter Correa, y sentó en la misma mesa a Federico Aguilera (por el Ministerio de Producción) y a César Valicenti.

 

Se trató de una actividad que busca mejorar la inclusión de mujeres y disidencias en ciertos sectores de la economía muy masculinizados. En el caso de la iniciativa en Olavarría el objetivo central fue el sector minero.

 

En el salón de Mariano Moreno estuvieron representantes de distintas dependencias de los ministerios involucrados, y más con muestras, distintas presentaciones y principalmente atención al público. Además, asistieron representantes de distintos sectores de la minería, tanto de la parte empresaria como de la laboral.

 

Las intervenciones de la subsecretaria Lucía Porto y de la ministra Díaz fueron directo al punto: la desigualdad en la participación de las mujeres (y otras identidades de género) en los sectores que generan más riqueza de la economía es un aspecto destacado en el origen de los fenómenos de la feminización e infantilización de la pobreza en la provincia de Buenos Aires.

 

Una interna “observada”

 

 

Al enojo por las afiliaciones irregulares (que tuvo acusación directa a la lista opositora en la interna radical) le siguió una respuesta vinculada a ciertas “irregularidades” que presentó la lista oficialista en algunos nombres y que por unanimidad la Junta Electoral partidaria observó y solicitó modificaciones.

 

La resolución explica que fueron observados candidatos que “no cumplan con los requisitos de antigüedad y/o que no figuren en el padrón de afiliados, procediendo de oficio a realizar el corrimiento de candidatos y conceder un plazo de 48 horas para que el apoderado presente nuevos candidatos los que se integraran a la lista por la parte final de la misma respetando paridad de género y alternancia”.

 

La presentación fue realizada por Alejandra Malamud, integrante de la lista opositora que encabeza el ingeniero Fabián Irassar. Los nombres observados son los de Marpía Orquiñena, Ana Fuhr, Verónica Arrostito, Germán Graf, Claudia Ensone y Julieta Milia, todos por falta de antigüedad en las afiliaciones.

 

* Un extracto

 

Esta publicación es parte de la edición de este domingo del newsletter Volver a las Fuentes que escriben Alexis Grierson y Josefina Bargas. La edición completa está disponible aquí y se pueden realizar suscripciones y aportes únicos aquí.