Dos arrestados por venta de drogas en Olavarría: secuestraron cocaína fraccionada

Los allanamientos se dieron en Buchardo al 5000 y Lisandro de la Torre al 4900. La causa se inició en junio por una denuncia anónima.


Tras un repentino operativo policial, se realizaron allanamientos que derivaron en la detención de dos olavarrienses, una importante cantidad de cocaína y dinero en efectivo producto de la venta de drogas.

 

En la tarde del miércoles, un importante operativo policial encabezado por personal de la Delegación de Drogas Ilícitas con asiento en Olavarría y efectivos de la Jefatura de Policía de Seguridad Local tuvo lugar en inmediaciones de calle Buchardo al 5000 y Lisandro de la Torre al 4900.

 

La investigación judicial, llevada adelante por la Unidad Funcional de Instrucción Nro. 19 a cargo del fiscal Lucas Moyano y el ayudante fiscal José Iturralde tuvo sus inicios bajo la IPP N° 4161/22 en el pasado mes de junio, cuando a través de una denuncia anónima alertó con preocupación sobre la existencia de un masculino a quien identificaba y vinculaba con actividades de venta de drogas a jóvenes locales.

 

 

Una vez en manos de la justicia dicha información, el Ministerio Público Fiscal, puso en marcha los engranajes judiciales de rigor. En ese sentido, se destacó que los detectives del área antinarcóticos iniciaron las tareas investigativas propias de recolección de pruebas que certificaran estos aportes y comprueben realmente la veracidad de lo denunciado.

 

Los resultados fueron positivos. “A lo largo de casi cinco meses de investigación encubierta, seguimientos, observaciones y vigilancias prolongadas, el personal de Drogas Ilícitas fue aportándole a la causa judicial, no solo los elementos que daban fe de la participación del investigado en las actividades de comercio de drogas en Olavarría, sino también, su vinculación con otros socios locales en estas actividades, características de los investigados, medios de vida, y modus operandi utilizado para el ejercicio del delito llevado a cabo” se destacó.

 

Con todos estos aportes y a los efectos de nuevas recolecciones de prueba, el 13 de octubre se llevó adelante un allanamiento solicitado por el fiscal Moyano y otorgado por el juez de Garantías Nro 2, Carlos Villamarin. Era uno de los domicilios allanados el miércoles, pero en esa ocasión no se avanzó con la detención. Aunque se aclaró que “a partir de los elementos que surgen de esta diligencia judicial queda realmente probada la vinculación entre todos los actores delictivos y funciones de cada uno en la organización”.

 

 

El golpe decisivo 

 

Judicialmente hablando, ya todas las cartas estaban sobre la mesa, el rompecabezas estaba completo. Continuaron las vigilancias y los investigadores aguardaron el mejor momento para dar el golpe final. La fecha elegida fue este miércoles, cuando analizadas las condiciones se consideró el más oportuno.

 

 

Evaluando todos los detalles, y trabajando coordinadamente, la Justicia y la Policía irrumpieron de forma sorpresiva en los dos domicilios. El efecto de sorpresa para los investigados derivó en el resultado positivo este miércoles por la tarde. “La evidencia de esta desatención, de su falta de cuidado y su poca prevención” señalaron desde la División Narcotráfico sobre el accionar de los delincuentes.

 

En concreto, fue secuestrada una cantidad de cocaína que alcanza un valor de 250.000 pesos. La mercancía se encontraba fraccionada y lista para la venta.

 

Además fueron incautadas balanzas, dinero producto de las ventas que llega a los 22.000 pesos, elementos de comunicación y otros elementos que relacionan a los dos investigados que quedaron inmediatamente aprehendidos a disposición judicial y guarda de la Policía.

 

Durante este jueves ambos deberán prestar declaración indagatoria a tenor del artículo 308 del CPP ante el fiscal Moyano.