Norberto Almeida: “Que hoy la sociedad lo repudie es un avance”

El titular de la subdelegación del INADI se refirió a la fuerte reacción de la comunidad en contra de expresiones discriminatorias en Twitter. Las herramientas de denuncia y el vacío legal en el ámbito de las redes.


El titular de la subdelegación del INADI en Olavarría Norberto Almeida, dialogó con Central de Noticias respecto a la viralización de un mensaje discriminatorio a una persona con síndrome de Down y las herramientas que como usuarios de redes sociales podemos implementar. Además, analizó el rol del organismo ante estos hechos y el camino que falta por recorrer en materia de legislación.

 

En principio Almeida indicó que “uno firma un acuerdo al momento de tener una red social y dentro de las normas de seguridad se indica cuáles son las cosas que se permiten y cuáles no”. Es así que alentó la denuncia masiva de los perfiles que cometan actos discriminatorios como una herramienta más de protección ante estos mensajes.

 

Reconoció que si bien “al no tener una herramienta legal que acompañe en estos casos, van a seguir apareciendo actos discriminatorios”, el rechazo a estos actos muestra “a una sociedad que está preparada para decir ‘basta, esto no lo permitimos’”.

 

Que hoy la sociedad lo repudie es un avance. Lo que pasa es que cuando hacemos este repudio tenemos que entender que hay organismos en los que se puede denunciar y trabajar articuladamente con la víctima y otros organismos para poder asistirla y darle una respuesta”, resaltó.

 

“Las redes sociales son un ámbito más, tenemos que trabajar en políticas que nos den herramientas para poder accionar ante esto”, explicó Almeida y detalló que “hoy podemos tomar una denuncia en nuestro organismo, una captura de pantalla puede funcionar como prueba para avanzar”.

 

Asimismo, consideró fundamental “trabajar como sociedad en ver cómo modificamos estas conductas que hacen que una persona al estar frente a una pantalla reproduzca mensajes discriminatorios sin imaginar o sin tener conciencia del daño que genera”.

 

El funcionario destacó que “ante tantos años de no dar respuesta, ante un marco legal que no es suficiente para las víctimas, las redes sociales se volvieron la herramienta fundamental para poder viralizar y hacer público un acto de discriminación”.

 

 

El 168

 

Almeida contó que hace un año se decidió implementar la línea 168 que conecta directamente con el área de Asistencia a la Víctima del Inadi, con atención los 365 días del año.

 

“Tuvimos que implementarlo porque hay víctimas de discriminación que no saben a dónde acudir o se encuentran en esta situación de hacer público algo que no es cómodo para nadie y lo hacen a través de las redes”, señaló.

 

A través del llamado a esta línea “se recepciona o asesora sobre cómo hacer las denuncias”. De esta forma, insistió en que en casos como el sucedido recientemente en nuestra ciudad “tanto la denuncia del comentario en la propia red social como la denuncia a través del organismo son herramientas que acompañan”.

 

Por otra parte, informó que en Olavarría se reciben muchas consultas pero al momento de realizar la denuncia no todas se concretan. Hay que saber que “el INADI hace un trabajo administrativo donde se entrega un dictamen que dice si vos fuiste o no víctima de discriminación después de un proceso de denuncia. Con esa herramienta después podés ir a la Justicia y avanzar en otros términos y reparar tu daño”.

 

Sin embargo, “el dictamen es lo máximo que puede entregar el INADI” es por eso que “desde el organismo nos centramos en la capacitación, en el pedido de disculpas, en reconocer el acto discriminatorio. Estoy seguro que cada vez que se produce un acto discriminatorio, la persona no dimensiona el daño que está generando”, concluyó Almeida.

 

 

Fuerte reacción de la comunidad en contra de expresiones discriminatorias