Se reaviva el pedido por el acceso igualitario a los productos de gestión menstrual

Así lo solicitó la agrupación MuMaLa Olavarría al Concejo Deliberante y la Municipalidad. En tanto, en 2020 la concejala Creimer presentó un proyecto de equidad en el acceso a estos productos. Está en Legislación y busca llegar al debate en el recinto.


La agrupación Movimiento de Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLa) Olavarría llevó este jueves al HCD y a la Municipalidad, un proyecto pidiendo la entrega de productos de gestión menstrual a personas en situación de vulnerabilidad. Además, solicitaron que se brinde información sobre las diferentes opciones higiénicas y sanitarias.

 

Sostuvieron que “luego de consultar en las 27 unidades sanitarias, el Hospital Municipal “Dr. Héctor M. Cura”, a la Dirección de Políticas de Género, a Mujeres Adolescentes y el consultorio inclusivo, nos respondieron no entregar ningún elemento de gestión menstrual”.

 

“Es urgente que se destinen políticas públicas con perspectiva de género y ecológicas para no solo garantizar el acceso a la información y toma de decisión sobre la gestión menstrual sino también, políticas pensadas desde la toma de conciencia y prevención de la contaminación”, resaltaron.

 

Además, adjuntaron los resultados obtenidos en una encuesta a nivel regional elaborada por la agrupación y compartieron una ordenanza aprobada en la ciudad de Vera Cruz de la provincia de Santa Fe “para que pueda usarse de modelo”.

 

La encuesta

 

Los datos recolectados muestran que el 54 % de las personas encuestadas reconoció haber recibido información sobre la menstruación por parte de su madre y el 45% expresa que entre los 13 y 14 años tuvieron su primera menstruación (menarca).

 

En cuanto a sobre qué producto de contención menstrual conoce, el 97% respondió tener más conocimiento sobre toallitas higiénicas desechables y tampones. El 47% reconoce la toallita higiénica reutilizable y la copa menstrual.

 

“Además, logramos recopilar el dato sobre el uso de toallas higiénicas desechables donde el 79% contestó utilizar este producto. Teniendo de promedio entre 10 y 16 toallas mensuales” de uso.

 

En cuanto a la dificultad para acceder a estos productos, los datos también fueron sumamente destacados. El 32% expresó en primer lugar, dificultad en lo económico. Aunque el 70% no sabe cuánto es su costo mensual, solo el 20 % calculó un aproximado de entre 500 y 1500 pesos por mes.

 

 

En 2020

 

La concejala Inés Creimer (Foro Olavarría-Frente Renovador en el FdT) con la colaboración de la militante feminista Olivia Orsatti presentó a mediados de 2020 un proyecto de gestión menstrual. El texto recorrió varias comisiones y actualmente se encuentra en Legislación con la intención de llegar al debate en el recinto del HCD.

 

El proyecto surgió a partir de una iniciativa a nivel nacional, que es una ley que atiende a la gestión menstrual. Inés Creimer señaló en una nota brindada a Central de Noticias en ese entonces que “sabemos que esa ley tiene un tiempo de tratamiento que va a ser muy extenso. Entonces lo mejor sería que en territorio, cada cual construyera políticas públicas que tengan que ver con esto”.

 

“La idea del proyecto es que se empiece a considerar a las toallitas, tampones o a la copita como un elemento tan necesario como el azúcar y la leche, como el jabón y la lavandina”, resaltó la concejala.

 

“En el proyecto no decimos cuál es el producto de gestión menstrual que se debería repartir. El Ejecutivo decidirá cuál es el mejor o cuál es el que más al alcance de la mano tiene, económicamente hablando”, indicó.

 

Respecto a la implementación, contó que se incluirían estos productos en los diferentes programas sociales. Se contempla que esté “en todos los centros de atención primaria y centros de salud, en el refugio de las mujeres víctimas de violencia de género y que también se hiciera un trabajo de articulación con el sistema educativo para poder detectar a aquellas alumnas que estén teniendo inconvenientes para afrontar su gestión menstrual”.

 

En Olavarría, un proyecto busca que la menstruación no sea una barrera para la igualdad