La concordia entre oficialismo y oposición en una semana de obras históricas

Mientras se discute qué pasará con las PASO, todo piensan estrategias: desde el liderazgo de Galli en el distrito y sin otros armados Pro, a la disyuntiva opositora. Celeste Arouxet, ¿la famosa tercera lista competitiva?


(Este es un extracto del newsletter Volver a las Fuentes*, realizado por Josefina Bargas y Alexis Grierson)

 

La concordia histórica

 

 

Con la visita de Kicillof se habían visto varias señales, pero este fue el mayor gesto de concordia entre la gestión municipal y la oposición, representadas en el gobierno provincial y nacional. 

 

En la edición anterior de VAF dábamos cuenta del anuncio de Maximiliano Wesner con tres obras de relevancia para la ciudad, pero una de ellas con tintes históricos: agua corriente para un sector del barrio Belén, extensión de red de cloacas para tres barrios de la ciudad, y la más importante por lejos, la construcción del Colector Cloacal Norte, una obra que beneficiará con cloacas a más de 25 mil vecinos de la ciudad. Histórica.

 

El lunes fue el día de la firma de los convenios. Y la buena relación institucional entre oficialismo y oposición nuevamente fue protagonista, con abrazos, buenos deseos y un trabajo en conjunto que, como venimos señalando hace un par de ediciones, empiezan a generar satisfacción en vecinos y vecinas que esperaban este acercamiento y trabajo en conjunto.

 

Se escucha cada vez más la frase “cuántas cosas más se podrían hacer si trabajaran bien en conjunto” y lamentando los tiempos de mayor tirantez en la relación. Pero se debe hacer una salvedad: como bien señalaron tanto Ezequiel Galli como César Valicenti en diálogo con los medios, la relación institucional siempre fue buena. Incluso, en tiempos donde el acercamiento parecía insalvable, reiteradas reuniones entre los referentes de ambos espacios llevaban un poco más de paz a estos tormentosos tiempos políticos. 

 

El tema, como ya sabemos, es partidario e ideológico. Y es lo correcto, los dos espacios han dejado en claro que ideológicamente, no hay absolutamente nada en común. Y las posturas basadas en las referencias, además, son completamente irreconciliables. Y por allí, probablemente, pasará una campaña donde se evidencia, cada vez más, que de moderación tendrá poco. Si se discuten dos proyectos de país antagónicos, los puntos o los extremos serán protagonistas.

 

¿Habrá lugar para una tercera lista? Es probable, pero no será por la ancha avenida del medio. Seguramente será por un extremo aún más extremo de uno de los polos, probablemente el derecho.

 

Pero volviendo a la gestión, la camaradería y la buena onda primó en un acto donde literalmente firmaron los convenios. ¿Cómo estará la muñeca del Intendente, que estuvo 20 minutos firmando papeles? Algunos dicen que firmó hasta la certificación de su propio DNI. 

 

Además, para darle más volumen a este escenario, se sumaba el ex Intendente José Eseverri, quien acudió por su cercanía con el titular del Enohsa, Néstor Álvarez y también fue invitado por ser uno de los que trabajó en la llegada de este Colector, desde que era Intendente y hasta estos días como asesor del Ministro Katopodis. De hecho en el acto se reiteró su labor de “colaborador” con el ministerio. Tuvo diálogo cercano con el Intendente Galli y también con sus funcionarios, y una relación cordial con Valicenti, Wesner y los demás integrantes del Frente de Todos.

 

Y en un escenario con particularidades: bautizado por un colega como “la escena de un casamiento” los integrantes del Municipio estaban de la mitad hacia un costado de las sillas ubicadas en el acto, mientras que los integrantes del FdT estaban de la mitad hacia el otro costado. ¿Dónde quedó ubicado Eseverri? Del costado de Galli. “Es una pavada eso, se sentó donde había lugar” indicaron ante la consulta a este newsletter.

 

Lo concreto es que Néstor Álvarez confirmó, minutos después de la firma del convenio, que entre las tres obras la cifra que podría llegar a Olavarría con sus respectivos reajustes y demás podría superar  una  inversión de 700 millones de pesos, números que impactan y que dan cuenta de la magnitud de la obra que atravesará buena parte de la ciudad y que llegará a cerca de una decena de barrios que podrían acceder al servicio de cloacas.

 

Finalmente, tanto Galli como Valicenti hicieron referencia al “tono de la campaña” y los dos pidieron “no generar violencia política” con discursos o actitudes. El jefe comunal pidió garantías y un contexto para que cada uno de los espacios políticos pueda presentar sus propuestas, mientras que el diputado provincial fue más profundo y cortoplacistas, pensando en la gestión y el rol que ocupa cada uno.

 

“Defendemos proyectos políticos, tenemos que hacer un esfuerzo de erradicar la violencia en el discurso político. Estamos en un momento muy complejo en Argentina, la gente viene de atravesar una pandemia, una situación compleja en lo económico a nivel nacional, incertidumbre en la vida de las personas, y desde la política no podemos aportarle violencia a eso, tenemos que aportar soluciones y certezas desde el lugar que nos toca a cada uno de nosotros” dijo.

 

En términos técnicos, todas las partes fueron optimistas y estimaron que la obra iniciará en el primer trimestre de 2023, aunque ya se dejó en claro que llevará mucho tiempo (y una elección en el medio, con todo lo que eso puede significar). Pero seamos optimistas.

 

Una interna y varias definiciones

 

Todo el mundo apuntó esta fecha como clave para el destino del radicalismo en 2023. ¿Junto al Pro? ¿En internas? Lo concreto es que este domingo, la UCR en Olavarría definirá a sus nuevas autoridades. ¿Belén Vergel será la primera mujer en ser Presidenta del comité? ¿O Fabián Irassar dará el batacazo con el regreso de varios radicales y el palanqueo de referentes de peso a nivel provincial?

 

Esta semana hubo enojos porque de palabra se había acordado que no haya acompañamientos externos y que la interna sea 100% local. El acuerdo se rompió y la oposición convocó a Gastón Manes (Presidente de la Convención Nacional de la UCR) a dialogar con afiliados a su local ubicado en calle Moreno. Con diálogo exclusivo con un medio y el objetivo de dirigirse a sus militantes, la charla pasó y marcó el hito de la Lista 123.

 

Una charla donde mostró la intención de la “nueva oposición”: con algunos dirigentes que integraron dos de las listas que participaron de los comicios en marzo de 2021, sumado a un grupo de integrantes de la Universidad con fuerte militancia radical -como el candidato a Presidente Fabián Irassar, el ex rector y decano de Ingenieria, Marcelo Spina, Guillermo Cicconi, entre los más destacados- la idea es lograrle ganar a una línea que lleva años en la gestión de los destinos radicales.

 

Todos, claro está, anclados en la labor de la diputada provincial Alejandra Lorden y el senador Alejandro Cellillo, que nuevamente buscan recalcular los destinos de la UCR a nivel local.

 

Enfrente, y como respuesta a esta “ruptura de acuerdo” el oficialismo tuvo la visita del diputado provincial Pablo Domenichini, que jugó 100% de local en la obra del comité que estará finalizada seguro para inicios de 2023. “Es más…vamos a terminarla antes de fin de año” aventuró uno de los presentes, contento por la recepción del legislador, pero también de ver los avances concretos de una obra esperada que llevó más de 10 años en concretarse.

 

La militancia y las recorridas barrio por barrio fueron la clave: el “punteo de padrón” de unos 5.600 afiliados, la charla con el afiliado y “la importancia de mostrarle qué queremos como radicales” fue uno de los puntos más destacados de una UCR que dirimirá internas. Para este domingo pasadas las 19:00 horas se sabrá quién quedará a cargo de los destinos partidarios por dos años.

 

Y con el eje puesto en el rol de la UCR en 2023, ¿con PASO al Intendente Galli? ¿Lograrán unificar criterios o se repetirá la interna de las Legislativas 2021? 

 

Pará…¿hay PASO o no? 

 

Un sector del Frente de Todos a nivel nacional se plantó y pidió, de mínima, analizar la posibilidad de suspender las PASO por la crisis económica. Incluso el Ministro de Economía Sergio Massa adelantó que costarán más de 50 mil millones de pesos sólo las Primarias. El Presidente, desde el exterior del país, defendió la posibilidad de que los ciudadanos elijan y ante tanta incertidumbre, parece casi imposible que no tengamos dos elecciones en 2023.

 

En ese escenario…Olavarría se mueve. El radicalismo, como ya dijimos, tendría todas las intenciones de plantearle una interna al Intendente Galli, que en sus círculos más cerrados comenzó a confirmar lo que es un secreto a voces: buscará su tercera gestión de la ciudad. ¿Él o la ganadora de la interna será determinante en la elección de él o la candidata?

 

Lo que también se supo es que el Pro tomó definiciones que afectan lo que sucede en la rosca en la ciudad: un amplio sector acompaña lo que se conoce como la estrategia de la “Y” y no tiene nada que ver con Martín Yeza…¿cómo sería esto? Que a nivel nacional y provincial haya más de un candidato Pro (como se puede vislumbrar actualmente) y que las PASO sean el filtro para unificar a un solo candidato.

 

La  cosa cambia cuando pasamos a las Secciones Electorales y también a las comunas, que unificarían una opción electoral y traccionarían hacia arriba desde un sólo lugar. El Pro fue claro: donde gobierna un Pro, no hay internas de otro Pro. ¿Por qué es importante este mensaje? Porque la línea de Cristian Ritondo plantea una alternativa local con Dalton Jáuregui a la cabeza.

 

¿Eso cortará con la esperanza de ser candidato a Jáuregui? Está por verse, pero si el mensaje fue ese, pareciera indicar que no podrá presentarse y debería, con sus herramientas, acordar con el Intendente Galli, hoy una situación bastante lejana.

 

¿Qué pasa en el Frente de Todos, mientras tanto? Como ya dijimos (algunos incluso nos señalaron que lo decimos muchas veces) Maximiliano Wesner tiene todos los números para ser una de las referencias del Frente de Todos a nivel local. Los referentes del espacio buscan que sea “la máxima referencia” mientras otros dirigentes comienzan a reunirse y plantear alguna que otra posibilidad.

 

Y decimos alguna que otra porque tendremos que ponerle un signo de pregunta a las aspiraciones de Eduardo Rodríguez. Más allá de su intención personal y del espacio, todo está atado a lo que decida Sergio Massa. ¿El ministro será candidato a Presidente si la economía se estabiliza aún más? Hace pocos días declaró que la ve difícil…incluso a pedido de su familia. Y está claro que Rodríguez respetará lo que decida su líder partidario. Acá dejaremos el asterisco.

 

 

Las reuniones y el planteo de alternativas se da en otro lugar del peronismo: lo que al principio parecía una candidatura de Sergio Milesi acompañado de Eduardo “Bali” Bucca, estaría mutando en otras intenciones con otro dirigente.

 

Se trata de Hernán Parra, un empresario que ya fue mencionado en este newsletter como alguien cercano a las ideas de Roberto Lavagna, y que ahora buscaría un padrinazgo político en Bucca, hoy senador provincial. 

 

Hace algunos días hubo una reunión entre Parra y otros dirigentes como Adriana Capuano, Germán Aramburu y Einar Iguerategui para acercar posturas, charlar sobre ideas y también, por qué no, plantear una postura de cara a 2023. “Solo faltó la foto” dijo una fuente que presenció la reunión.

 

De todas maneras, y más allá de la posible apertura a PASO, la intención de la dirigencia del Frente de Todos es no sólo mostrar, sino que prevalezca la unidad. Con sus diferencias, una gran cantidad de agrupaciones confluyen detrás de la posible candidatura de Wesner, lo que lo convertirá en un “peso pesado” de cara a las Elecciones.

 

Y, como ya lo dijimos, mediciones hasta de opositores al Frente de Todos muestran al concejal y titular de Anses “en la conversación” junto al Intendente Galli. Es todo un mensaje la foto donde se saludan con la mano…casi un presagio. Pero todavía falta mucho.

 

En un mundo polarizado, restará saber qué pasará con Celeste Arouxet y la alternativa libertaria: ¿será con Espert, con Milei, o con los dos? El lugar, más allá de las enormes contradicciones políticas, es el que mejor le sienta a la concejal y sabe que rindió sus frutos. Logró un interesantísimo 10% que la depositó, por cuatro años más, en el Concejo Deliberante.

 

Obviamente, es un porcentaje interesante y determinante en lo que pueda pasar el próximo año, independientemente de la macroeconomía y lo que suceda con el país en 2023. Falta tanto..pero bien vale este panorama a falta de poco menos de un año para las Elecciones.

 

Cuatro meses después, reunión

 

Esta semana, al final, las autoridades municipales y de la Escuela Industrial se sentaron frente a frente. Fue el jueves en el Palacio San Martín.

 

En la previa, desde la Escuela se hizo una importante movilización con “banderazo” hasta los lotes en disputa. Hubo una acusación al Municipio, un poco exagerada, de “atentar contra la educación pública” y al día siguiente el tema estuvo también en la sesión del HCD presentado por Juan Sánchez, vestido con los colores “grasas”.

 

En la reunión cada parte insistió en su postura: desde la escuela se repitió que la ordenanza de donación de 1960 no incluyó ni previó la retrocesión de los terrenos. En su lectura, con aquella normativa basta para argumentar, 60 años después, la propiedad de los lotes aunque jamás se subdividieron ni se escrituraron. En tanto, el Municipio reiteró las sucesivas normas que desde 1960 se dictaron para ceder las tierras, con la última, en 2007, que incluyó la retrocesión.

 

El conflicto sigue. Tras la reunión, las partes la consideraron “positiva”. El hecho concreto es que el Ejecutivo dejó pasar cuatro meses, de crecimiento del conflicto, antes de sentarse con los voceros de la escuela y de hecho, sólo lo hizo cuando se expresó la intención de recurrir a la Justicia.

Nobleza obliga, hubo autocrítica en la reunión y también en diálogo con VAF ante las consultas. Veremos si es suficiente de cara a lo que viene. 

 

Más perlitas de conflicto

 

Esta edición comenzó con la concordia pero la semana avanzó y hubo muchos puntos de encuentro entre la dirigencia política de distintos sectores como para suponer que todo siguió color rosa.

 

Lo habíamos adelantado el domingo pasado: para el martes estaba prevista la inauguración de la ampliación de la Secundaria 14, y así fue. El acto tuvo al intendente como protagonista, desde que llegó le pidieron fotos los padres y los estudiantes. Posó afuera de la sede y adentro. Todo era flashes y mensajes positivos.

 

Hasta que fue el turno de hablar de la jefa regional de Educación, Mónica Wagner, quien en su discurso le planteó al presidente del Consejo Escolar, Bruno Di Carlo si ya había llamado a licitación para la compra del equipamiento deportivo con los 11,4 millones de pesos que el mes pasado se anunció que se destinarían a Olavarría. Al cierre del acto, y en plena recorrida por las obras, se la escuchó a Wagner cuestionarle cara a cara a Di Carlo las demoras en las licitaciones.

 

Pero aún hay otra perlita. El jueves hubo sesión del HCD. El día anterior, en labor parlamentaria quedó definido el tratamiento del proyecto ordenanza para crear el Programa Municipal de Gestión Menstrual Sostenible. Fue una propuesta que en 2020 presentó la concejal del massismo Inés Creimer y que estuvo un extenso tratamiento en comisiones hasta lograr puntos de acuerdo con el oficialismo y el Ejecutivo para no sólo lograr su aprobación, sino su aplicación. 

 

Pero la cosa es que pocos minutos después de que se difundiera el orden del día con ese proyecto incluido, salió un mail de la UCR donde se exponía el futuro tratamiento de la iniciativa “elaborada por la concejal Belén Vergel”. Pasaron otros pocos minutos y llegó un segundo mail que pedía “dejar sin efecto el mensaje anterior”.

 

¿Qué pasó en el medio? El enojo de la concejal Creimer (y de todo el Foro Olavarría) con Vergel por el “intento de adjudicación pública del proyecto”, tal como lo definió al día siguiente en la sesión. Desde el Concejo dijeron que hubo una conversación telefónica entre ambas concejales (una de ellas no estaba en la sede del HCD) y que hubo gritos.

 

En contacto con este newsletter en la previa desde el massismo y en público en la sesión por parte de Creimer, se hizo hincapié en el rol de la concejal oficialista Guillermina Amespil para llegar a un acuerdo con la Secretaría de Salud para la efectiva puesta en marcha del programa. “En el Concejo es la primera vez que pudimos hablar de menstruación” destacó.

 

Pero ese hecho no fue el único que “padeció” Creimer en la misma semana y del mismo tipo: ya había pasado que a alguien se le había “ocurrido” un proyecto muy muy parecido a uno presentado por la concejal de Foro Olavarría. Nos referimos a una propuesta que comunicó el Ejecutivo para incorporar la perspectiva de género para el otorgamiento de las licencias de conducir. Lo presentaron con foto de la directora de Género, Florencia Caro, del director de Licencias de Conducir, y el secretario de Gobierno, Hilario Galli.

 

La iniciativa tiene mucho de similar a la que la concejal presentó a principios de julio en el HCD y que se analiza en comisiones.

 

¿Otro conflicto más en la semana y que involucra al sector educativo? Pues sí. La agrupación Familias con TDAH, que tiene como cara visible a la concejal de Juntos Maite Salerno, denunció vulneración del derecho a la educación de un alumno quien no concurre al colegio desde al menos septiembre. Se cuestionó que “no hubo respuestas” de autoridades educativas ante la demanda de un acompañamiento profesional. Ayer, la propia Salerno informó que la familia del chico había recibido una citación desde un Centro Complementario para iniciar la inserción del alumno.

* Un extracto

 

Esta publicación es parte de la edición de este domingo del newsletter Volver a las Fuentes que escriben Alexis Grierson y Josefina Bargas. La edición completa está disponible aquí y se pueden realizar suscripciones y aportes únicos aquí.