Proyecto de Gestión Menstrual: en qué consiste y a quiénes está dirigido

Durante la última sesión ordinaria del HCD se aprobó por unanimidad la ordenanza que crea el programa municipal. “Confío en que pueda ser ampliado”, resaltó la concejala Inés Creimer, impulsora de la iniciativa.


El Programa Municipal de Gestión Menstrual busca garantizar el derecho a la gestión menstrual en condiciones saludables, dignas e igualitarias. Estará dirigido prioritariamente a toda persona menstruante, con domicilio en el Partido de Olavarría, que se encuentre entre la menarca y el climaterio, y posea Carnet Hospitalario Condición 1 hasta 18 años inclusive. 

 

Durante la sesión, la concejala Inés Creimer, una de las impulsoras del proyecto indicó que “este proyecto es perfectible” e hizo referencia a las personas beneficiarias: “hoy es un universo acotado que confío que mientras suceda su implementación pueda ser ampliado”.

 

La autoridad de aplicación del programa será la secretaría de Salud del Municipio “a través de la/s dependencia/s que este determine” y según indica la norma “las personas beneficiarias tendrán acceso gratuito a la copa menstrual y/o al elemento de higiene menstrual que sea considerado apto de acuerdo a las condiciones del caso y conforme disponibilidad. Asimismo quienes accedan a este beneficio deberán realizarse y/o acreditar mínimamente un control médico anual –pediátrico y/o ginecológico, según corresponda-“.

 

Entre los objetivos generales del programa se destaca: reducir la brecha de desigualdad existente en el acceso a elementos de salud indispensables, garantizar el acceso a la educación sexual, uso de métodos anticonceptivos y prevención de enfermedades de transmisión sexual, entre otros.

 

También como parte del programa deberán realizarse campañas educativas e informativas respecto a los cuidados y la salud menstrual, promoviendo la realización de controles médicos periódicos, así como el uso de elementos de higiene personal de menor impacto ambiental.

 

En tanto, el Departamento Ejecutivo asignará las partidas presupuestarias correspondientes para la implementación del Programa a partir del próximo ejercicio económico. Asimismo, deberá reglamentar la ordenanza “en un plazo no mayor a los sesenta días de sancionada”.

 

 

Un poco de historia

 

La concejala Inés Creimer fue la encargada de presentar el proyecto durante la sesión. Destacó el trabajo en conjunto realizado a mediados de 2020 con la militante feminista Olivia Orsatti en la redacción del texto de una ordenanza “que generara una política pública que diera respuesta a esta problemática”.

 

En ese entonces, “lo socializamos con algunas organizaciones feministas, con trabajadoras del Programa de Salud Sexual y Reproductiva y con la doctora Silvia de la Torre para que cada una nos diera su opinión e hiciera algún tipo de aporte”.

 

El proyecto ingresó al Concejo para su trabajo en comisión y para la revisión y el aporte del resto de los y las ediles. Creimer, contextualizó el momento histórico para explicar algunas diferencias entre ese primer planteo y el que finalmente se debatió en el recinto.

 

Entre otros aspectos recordó que “estábamos atravesando el Aislamiento Social Preventivo Obligatorio” y “la atención médica estaba direccionada al abordaje de la pandemia preferentemente, también se asistía a las familias más necesitadas con bolsones de alimento”.

 

Sumó también que “la copita como elemento para gestionar la menstruación recién aparecía” con un valor que rondaba los 2 mil pesos. “Hoy se consigue en los supermercados, una cajita en donde vienen dos de diferente talle por 800 pesos”, expresó.

 

Ante ese panorama “no era momento de pretender costear una copita”. Sin embargo, “salimos de la pandemia, el proyecto siguió avanzando, la copita disminuyo su valor y con paciencia y perseverancia se ordenó todo para que hoy estemos aquí debatiendo el proyecto”.

 

Por último, resaltó que “por primera vez pudimos hablar de menstruación en el Concejo” y celebró los acuerdos alcanzados para generar el inicio de una política pública.