Cierre del proyecto “Integralidad para el derecho a la educación”

Fueron parte del encuentro estudiantes secundarios. Se realizó en el Campus Universitario.


Con una serie de talleres, tuvo cierre en el Complejo Universitario Olavarría el Proyecto de Extensión “Integralidad para el derecho a la educación: el acceso a las tecnologías en territorios escolares rurales”, coordinado desde la Facultad de Ciencias Sociales y la Facultad de Ingeniería (UNICEN). Es dirigido por la Esp. Gabriela Casenave (FACSO) y la Mag. María Cristina Iturralde (FIO).

 

Se indicó que “impulsa, desde una perspectiva integral e interdisciplinaria, el desarrollo de aprendizaje con estrategias digitales en escuelas secundarias rurales, a través del diálogo entre contenidos prioritarios de Ciencias Sociales y Naturales.

 

El proyecto, que tuvo como interlocutores-partícipes a jóvenes estudiantes y docentes de escuelas secundarias que se ubican en el sector rural del partido de Olavarría, se desarrolló a lo largo del año desde un abordaje integral de la extensión; y se proyectó a la construcción, junto a los sujetos en territorio, de materiales y dispositivos didácticos que atiendan al desarrollo curricular de contenidos prioritarios a la vez que busquen integrar a los sujetos entre sí y con la escuela.

 

 

En este marco, el lunes se realizó una instancia de socialización, en la que se compartieron experiencias vividas por docentes y estudiantes de las escuelas participantes a lo largo del periodo que se extendió el proyecto.

 

El punto de encuentro fue el Campus Universitario donde se propuso una jornada que comenzó con la presentación a cargo de las coordinadoras del Proyecto, instancia en la que compartieron imágenes de las actividades llevadas a cabo en las escuelas a lo largo del año. Participaron estudiantes de la Escuela de Educación Secundaria N° 3 Anexo Santa Luisa y de la Escuela de Educación Secundaria Nº 2 de Sierras Bayas y anexo Colonia San Miguel.

 

En este contexto se propusieron talleres temáticos para los/as estudiantes, entre ellos sobre Educación Sexual Integral (ESI) y sobre reacciones químicas; y un taller para las docentes y miembros de la gestión destinado a la evaluación del trabajo interdisciplinario, la puesta en juego de tecnologías para la enseñanza y el diálogo de saberes.

 

 

Por último se realizó una instancia de recreación en el entorno del campus y un cierre en el que se expusieron conclusiones e impresiones de lo transcurrido en la experiencia.