Jorge Sobarzo: “la gremial empresaria se hace día a día más grande y más representativa”

Los desafíos de representar a la industria de Olavarría y la necesidad de “interactuar con la política”. “A mí en lo particular me motivaron los problemas propios” dijo el presidente del PIO.


Josefina Bargas // @JosefinaB

Del staff de Central de Noticias 

 

El PIO 1, el 2 y el 5 son hoy -y formalmente- sectores representados por la Asociación de Propietarios del Parque Industrial de Olavarría. Desde mayo Jorge Sobarzo es el presidente de la institución. Cuenta con amplia trayectoria en el gremialismo industrial local en la que destaca por su compromiso con el desarrollo.

 

Cuando fue tu asunción en el parque industrial te presentaron como desarrollista, ¿sos desarrollista?

 

En realidad, uno lo que lo que apoya es a la producción industrial obviamente. Yo no sé cómo me califica el resto. Lo que creo es que hay que apoyar la industria por lo que genera en cuanto a la creación directa de empleo, a las economías que genera. Lo veo como la única salida de este y de cualquier país o ciudad del mundo, que si no sale con trabajo e incluyendo a la totalidad de la sociedad va a ser difícil salir.

 

-Tu asunción, y con esta lista a la que se llegó por unidad en un segundo llamado electoral, ¿implica que se está renovando la conducción o implica que está cambiando la mirada de la propia gente del parque industrial sobre su conducción?

 

Yo creo que hay un poco de las dos cosas. Todos en la vida, en las distintas etapas que vamos pasando, tenemos prioridades distintas. Hoy yo me encuentro muy involucrado con lo gremial. Si bien a veces hay que renovar, uno no deja de mirar la experiencia y la trayectoria de los más grandes. Porque obviamente nos enseñan. Hemos integrado una comisión que fue consensuada. No hubo elecciones, tenemos un mix de gente relativamente joven en la industria y gente con mayor experiencia que incluso ha conformado otras comisiones directivas anteriormente.

 

Estamos en una mezcla de esa impronta joven o de esa fuerza de ir hacia adelante mixado con la experiencia de los de los que tienen más trayectoria dentro del parque. Creo que estamos armoniosos.

 

Es necesario que se siga sumando más gente, que entiendan la importancia de participar en las instituciones intermedias. Es difícil porque obviamente es una decisión personal y normalmente cuando uno se enfoca en estas cuestiones va por beneficios generales y no particulares. Desde ese sentido es difícil también porque, obviamente uno cuando le dedica tiempo a esto está rescindiendo tiempos personales. Cuando se siente, uno hace lo que lo que cree que es correcto.

 

 

-¿Cómo es la industria de Olavarría y qué desafío implica representar desde el PIO?

 

Desde el Parque Industrial uno tiene acotada la representatividad. La Comisión del Parque Industrial se limita a un territorio físico, uno no representa a la industria que está ajena al PIO, que hay mucha en Olavarría. Participo también en la Unión Industrial donde es más abarcativo y la UIO ha tomado mucha trascendencia, está actuando mucho últimamente, hay que celebrar eso. Obviamente creo que la industria está bien representada. Pero aún así, por más que sea limitado lo que uno representa desde el PIO hay una actividad muy diversa, tenemos muchos rubros y tenemos mucha diversidad en cuanto al tamaño de empresas también. Esto hace que no tengamos los mismos problemas, si bien en la industria obviamente todos necesitamos que las políticas de Estado sean a largo plazo y que vayan alineadas a la generación de mano de obra para las empresas.

 

-¿Cuáles son esas diferencias entre una empresa grande y una chica?

 

A mí me ha tocado estar en transformación con la empresa propia y he tenido momentos en que por ahí éramos más chicos y ahora estamos como más sólidos, y los problemas han cambiado. Cuando estás iniciándote normalmente lo que te pasa es que no tenés una trayectoria, no tenés una carpeta de crédito. Cuando vas a buscar, no te dan porque no tenes respaldo. Y cuando estás sólido es cuando calificás, pero seguramente ya no necesitás tanto. Entonces hay cuestiones que son problemáticas del tamaño de empresa y después obviamente las particularidades de cada actividad. No es lo mismo la metalmecánica, que la minería o la logística. Hace no mucho tuvimos algún problema con abastecimiento de combustible, con falta de cubiertas, y a la metalmecánica eso no nos pegaba. Por eso digo que a veces es difícil generalizar.

 

-¿Cuánto hace que estás en el gremialismo industrial? ¿Por qué te parece importante hacerlo?

 

Hace ya más de cinco años. Este año recién fue en el Parque Industrial. Sí participaba en el Centro Industrial que después se transformó en la Unión Industrial. La motivación a participar de estos sectores era el ver que los industriales siempre arrastrábamos los mismos problemas y creo que la solución tiene más que ver con el compromiso individual de los industriales y de imponer o de demandar las soluciones que tenemos. Porque normalmente las soluciones vienen de la mano de la política y si nosotros no reclamamos en forma generalizada es difícil que la política por sí sola pueda entender nuestros problemas y venga a resolver.

 

Yo creo que tenemos que sí o sí estar nucleados, ser lo más amplio posible para ser más representativos, pero por sobre todo para interactuar con la política, plantear los problemas, y muchas veces no pedirle las soluciones, sino proponerles cuáles son las soluciones. Porque hay una distancia entre política e industria, que el político es político y nosotros somos industriales y a veces es difícil que ellos entiendan nuestro problema. Como también debe ser difícil que nosotros podamos entender los problemas que tienen ellos, ¿no? La mayoría de las soluciones a nuestros problemas vienen por decisiones políticas.

 

 

-¿Se sienten escuchados cuando plantean los problemas?

 

En lo personal, yo creo que la gremial empresaria se hace día a día más grande y más representativa. Es difícil también desde lo político tomar acción sobre problemáticas demandadas por un grupo reducido de personas que no representan a toda la industria. Hoy tenemos una Unión Industrial que ha superado los 150 socios, digamos es más representativo. Tenemos otros 100 en el PIO y, entonces, ya tenemos la voz de 250 industriales. Es distinto a tener alguna reunión con un sector industrial donde la participación es acotada. Es difícil, dependemos mucho de la voluntad de los particulares. A mí me tocó involucrarme a lo gremial empresario por sufrir problemas en carne propia y ver que por ahí no teníamos las soluciones. Entonces, lo que intento hacer es corregir esas cuestiones y viendo lo que se posterga o lo que se pierde de la generación de empleo inmediata, lograr que la piedra en el camino que tuvo uno no la tengan los próximos que se inicien en la industria.

 

-¿Cómo cuáles? ¿Cuáles ya son piedras que los próximo no van a tener?

 

A mí me pasó particularmente. Ya lo hemos charlado en otra oportunidad, hace 12 años que compramos tierras en el PIO. Lo hicimos porque estamos convencidos también de que la industria tiene que crecer de forma organizada y no inmersa dentro de la ciudad. Y tuvimos muchos problemas.

 

Yo pensaba que íbamos a tener muchos beneficios por estar en el parque industrial y lejos de tener beneficios muchas veces veíamos que los beneficios los tenían que estaba afuera y nosotros estábamos llenos de problemas. Bueno, que eso no vuelva a suceder y que tampoco el particular -por las malas experiencias que hemos tenido- decida, después, estar fuera de un parque industrial porque la sociedad va a crecer desordenada y eso no le hace bien a nadie.

 

Cuando después vemos camiones dispersos por todos lados, cuando tenemos ruidos en los barrios por los procesos industriales. Va por ese lado. A mí en lo particular me motivaron los problemas propios.

 

Justamente sobre eso de estar dentro o fuera del PIO, un empresario nos planteó el año pasado que tienen un problema enorme con la falta de conectividad. ¿Han iniciado gestiones para resolverlo? ¿Se puede?

 

Tenemos problemas, que creo que a esta altura no los debiéramos tener. Tenemos problemas de conectividad. Hay una empresa que ha hecho el tendido de fibra óptica. Nosotros hace más de un año que estamos demandando la conexión y no nos conectan. No entiendo el porqué. Ahora estamos en tratativas con otra empresa que también tiene intenciones de hacer inversiones de tendido de fibra óptica. Pero bueno, a los tiempos que corren y a cómo ha cambiado la parte comercial y la parte productiva. que demanda una conectividad permanente, no tener conectividad en un parque industrial es muy limitador. Estamos hablando de obras que tampoco demandan una gran inversión.

 

 

-Una de las cuestiones que sí se resolvió es lo de las escrituras.

 

En otras entrevistas lo hemos hablado. No es la escritura por decir ´esta propiedad es mía´, la escritura como herramienta para acceder al financiamiento. Las mejores líneas de financiamiento normalmente van orientadas al desarrollo de los parques industriales y nosotros quedábamos afuera, porque justamente no teníamos escrituras y porque no éramos parque industrial. Bueno, hace poco menos de un mes, creo que estuvo el Gobernador, se firmó el decreto donde habilitan la ampliación del parque industrial, la ampliación del sector 5, y ahora somos parque industrial. Eso va a destrabar el trámite de escrituración que nosotros ya particularmente lo hemos iniciado.

 

-Bien, entonces lo que se amplió es un sector que en realidad ya es el Parque Industrial. No se suman más tierras.

 

No, es un sector que ya está operativo, pero que viene mal de papeles. Se hicieron las obras, se hizo el parcelamiento, se hizo la comercialización de los lotes, nos radicamos empresas, estamos en actividad y hoy llega el decreto que conforma el parque industrial. Debiera haber sido al revés.

 

-En el PIO otro problema muy frecuente era la seguridad, ¿se puedo avanzar en gestiones?

 

Hoy hemos podido mejorar la seguridad contratando horas Polad de la Policía de la Provincia. Teníamos un problema ya hace un tiempo de que no teníamos móvil policial. Hace poquito tiempo, poco más de un mes y después obviamente de hacer gestiones con la Provincia y plantearle la problemática, hoy contamos con un móvil permanente para el Parque Industrial. Un logro también, obviamente visibilizando la problemática. Pero hoy tenemos policía permanente las 24 horas y con un móvil que está directamente abocado a la seguridad del parque.