Aniversario de Olavarría: Un presente para celebrar

La presidenta del Concejo Deliberante de Olavarría reflexionó sobre la ciudad en el marco de un nuevo aniversario.


Se cumplen 155 años de la fundación de nuestra ciudad y razones nos sobran para celebrarlo y seguir mirando siempre a ese horizonte de sueños y desarrollo que nos caracteriza como olavarrienses. Y esas razones tienen que ver con una historia, un presente y un futuro; y con todos y cada uno de nosotros.

 

Recordamos la historia de quienes trazaron los primeros senderos; de hombres y mujeres que –con distintos orígenes, culturas e idiomas- y a pesar de las diferencias, se unieron sentando los cimientos de un pueblo basado en valores y trabajo. Ellos asumieron la responsabilidad de dejar una huella imborrable y forjar nuestra identidad olavarriense y hoy en nuestro presente, nos reconocemos en ella.

 

Como muchos de ustedes, soy nieta de inmigrantes, de esos abuelos que llegaron a estas tierras y que nos legaron su cultura, sus costumbres, los aromas y sabores que nos llevan a nuestra infancia cada vez que los recordamos. También soy hija de un obrero que luchó y trabajó mucho durante toda su vida para darme un futuro con educación y libertad, pero que también me transmitió valores que me guían en cada paso que doy.

 

Sé que esta síntesis de mi historia personal se asimila a la de muchos, porque eso tenemos, este ADN olavarriense del que estamos orgullosos, porque nos reconocemos en aquellos que nos dejaron su legado, y esa identidad marca nuestro presente pero también va forjando el futuro que soñamos para nosotros, para nuestros hijos.

 

La ciudad en donde nací, me crié y hoy vivo, tiene un presente que celebrar. Es este presente de los que se van con una bandera de nuestra ciudad en su mochila a representarnos por el país y el mundo. Son olavarrienses que nos enorgullecen, desde un pequeño deportista hasta un gran artista, desde los abuelos que van a jugar al newcom a una provincia lejana hasta un profesional que lleva sus conocimientos por el mundo.

 

Es también un presente de crecimiento y desarrollo productivo, de innovación, de nuevos barrios, de familias que deciden emprender y seguir pensando en un futuro para sus hijos acá, en Olavarría.

 

Nos definen también las instituciones culturales, educativas, deportivas y sociales de cada barrio y localidad. Y también nos reconocemos en las fiestas tradicionales que siguen vigentes a través del tiempo.

 

Somos una ciudad que conoce de solidaridad, de resiliencia, de superar los desafíos que nos trajo una pandemia y de la que aprendimos aún más lo que significa el trabajo en equipo, la empatía, el diálogo y el esfuerzo en conjunto para afrontar los momentos más difíciles.

 

En este nuevo aniversario de nuestra ciudad, recordemos nuestra historia, todo el camino recorrido, celebremos nuestro presente y por sobre todo, sigamos soñando y trabajando juntos por un futuro que nos siga enorgulleciendo como olavarrienses.

 

¡Feliz cumpleaños, Olavarría!