Fallo de la Justicia Federal por la pérdida de las vacunas Covid: no hay delito

El juez Gabriel Di Giulio decidió “archivar” la causa iniciada en enero de 2021 cuando quedaron inutilizadas casi 400 dosis en el Hospital de Oncología. La explicación oficial de lo sucedido.


La Justicia Federal de Azul emitió una resolución en el caso de las vacunas contra el Covid que no pudieron utilizarse a principios de 2021 en el Hospital de Oncología: consideró que no hay delito. El caso tomó ribetes de  escándalo en el inicio de la vacunación en plena pandemia, que alcanzó a las esferas provinciales con impacto político. Las autoridades del Hospital y de la Región Sanitaria IX impulsaron la denuncia penal en el ámbito del Ministerio Público local y luego, en mayo de 2021, el caso pasó a la esfera de la Justicia Federal.

 

El titular del Juzgado Federal Nº 1, Gabriel Di Giulio, presentó el 1º de diciembre su fallo sobre el caso. Descartó las hipótesis iniciales, sobre el supuesto sabotaje y “afectación a la salud pública” que habría llevado a la inutilidad de las 400 dosis con la pérdida de la cadena de frío.

 

“Habiendo abordado y descartado todas las hipótesis planteadas al inicio de ésta investigación” se señala en la resolución para avanzar en la interpretación de lo sucedido.

 

“No pudo precisarse cuál fue el momento exacto en el que el freezer dejó de funcionar, dado que conforme los señalamientos de los expertos y las demás pruebas practicadas, la ausencia de material refrigerante con capacidad de inercia térmica y las altas temperaturas de la época determinaron que, al no arrancar, los valores se elevaron rápidamente. Es decir, el freezer podría haber dejado de funcionar unas horas antes de su hallazgo o incluso veinticuatro horas previas” se concluyó.

 

Se citó en ese punto, que en base a los elementos probatorios y testimonios, la última persona en ingresar a la habitación en que se encontraban las vacunas fue la directora del Hospital de Oncología, la doctora Silvina Rosende, quien accedió el día 2 de enero de 2021 a las 10:30 horas. En esa ocasión, la médica controló la temperatura del freezer.

 

El doctor Gabriel Di Giulio, juez federal de Azul.

 

Con ello, el juez federal señaló que “el freezer podría haber dejado de funcionar en cualquier momento transcurrido entre el día 2 de enero a las 10:30 y algunas horas previas al hallazgo, aproximadamente a las 8 horas del 4 de enero”.

 

Se destacó la explicación que ofreció el informe pericial de los Ingenieros de la Unicen sobre la causa del descongelamiento de las vacunas, acerca de lo que se consideró que se debió  a “una multiplicidad de factores que surgieron de forma concatenada en un lapso de tiempo determinado”. En ese marco, se apuntó a que “la producción aislada de cualquiera de ellas (las causas), o por sí sola, no habría tenido la entidad suficiente para producir el mismo resultado”.

 

Se tuvieron en cuenta los factores como “la falta de ventilación en la habitación donde se alojaba el equipo de refrigeración, la elevada temperatura registrada en la ciudad y, complementariamente, en el ambiente del interior del recinto, la antigüedad del freezer y particularmente, el estado del motor del equipo por su intenso uso -sin perjuicio de su funcionamiento verificado-, determinante de una ´sobre-exigencia´ en su funcionamiento”.

 

A todo ello se añadió “una interrupción general de energía en la ciudad y la lenta descomprensión de los gases internos del freezer”.

 

“El comportamiento del equipo, en tales condiciones, materializa una traba mecánica en el arranque del equipo no siendo éste inmediato sino, fortuitamente, luego de haber transcurrido un lapso de tiempo incierto (en este caso, horas). A su vez, la reducida inercia o protección térmica debido a la ausencia de otros materiales refrigerantes en el interior del equipo, produjo la rápida elevación de la temperatura interior y, por consiguiente, determinaron un proceso acelerado de descongelamiento de las dosis de vacunas” se estableció en la pericia.

 

Luego, el juez Di Giulio sumó que los eventos se dieron “un día inhábil”, cuando no había aplicación de vacunas y no se pudo detectar de forma inmediata el problema.

 

Con ello, la decisión del Juzgado Federal de Azul a casi dos años de iniciada la causa fue la de “archivar la presente causa por no haberse configurado delito”.