Con nuevos cruces, defensas y acusaciones, fue aprobado el Presupuesto 2023

El oficialismo intentó defender el trabajo realizado por “más de 50 áreas del Municipio”. La oposición nuevamente criticó el bajo porcentaje destinado a obras públicas. Al momento de votar, prevaleció la mayoría de Juntos con los radicales.


Con casi seis horas y media de sesión, acusaciones, críticas y acompañamientos, el Presupuesto 2023 fue aprobado por mayoría y el Intendente Galli contará con la herramienta que planificó para gestionar el año próximo.

 

En la maratónica sesión y con acusaciones sobre diversos puntos de la Partida General presentada por el jefe comunal en el ámbito deliberativo, a las posturas de Celeste Arouxet, el Frente de Todos y el radicalismo le siguió las del oficialismo (Juntos) que dio cuenta de “el ninguneo” al trabajo de todo el equipo de gestión.

 

Así lo afirmó la edil Guillermina Amespil, que dijo –tras un cruce entre Maite Salerno y Juan Sánchez- que “lamentablemente se da una situación que se repitió durante el año que es el ninguneo al trabajo del Municipio. No lo entiendo, realmente y me parece una falta de respeto”.

 

 

“Catalogar de ‘vergonzoso’ el trabajo no de una persona, son 50 las áreas del Municipio que trabajaron en el Presupuesto”. Habló de “trabajo en equipo” y de reuniones y formación de grupo de gestión en contrapartida de lo acusado de que “Galli se sienta con la calculadora y la tijera”.

 

“Nos parece hasta ingrato que con el año inestable no acompañen. Incluso la Provincia hizo un esfuerzo de adelantar variables para poder dar certezas a los Municipios”.

 

A su vez, agregó que “quedó claro que no comparten ni una línea del Presupuesto y la gestión. Nos queda claro y está bien. Pero hace seis horas que escuchamos pálidas. ¿Tanto cuesta reconocer el trabajo de obras que están realizándose?” y criticó la postura opositora de participar en inauguraciones de obras para luego criticarlas: “si vamos a estar en las inauguraciones, apláudanlo. Son proyectos, se piensa en el vecino, y creo que se debería dar la derecha un poco más. No pasó este año, será el próximo”.

 

Finalmente, dijo que “es un presupuesto con perspectiva de género, se hizo la modificación, desde 2015 nos reclamaban, y no dijeron nada. Nada”.

 

El presidente del bloque, Martín Endere, dijo por su parte que hubo discursos con desprecio y “abrazando la soberbia” y siguió en la misma línea que Amespil sobre el destrato del trabajo realizado por los equipos municipales.

 

 

Criticó al gobierno nacional y provincial “que no tienen rumbo” y señaló la situación del dólar “que cuando arrancamos la sesión estaba en 340 y ahora está en 355”. Habló de la incertidumbre y en ese contexto se elaboró un Presupuesto. “La mirada denostativa está a la orden del día”.

 

Denunció que “la Provincia adeuda más de 40 millones de pesos a los olavarrienses. En total son 150 millones si sumamos bonaerenses, IOMA”. Habló de discriminación de la Provincia para con el Municipio de Olavarría y comparó los fondos destinados al distrito de Mercedes y al local.

 

En el momento de las respuestas, Ubaldo García respondió que Juntos está “acostumbrado” a la inestabilidad dado que “cuando asumieron en 2015 había un dólar a 9 pesos y lo dejaron a 65” y agregó que “nadie denostó el trabajo de los empleados, al contrario, pero si hay algo que está mal hecho lo hemos dicho con el mayor de los respetos. Cuando algo está mal, está mal”.

 

Insistió en el desconocimiento del pliego de servicio de recolección de residuos y a continuación Maximiliano Wesner dijo que “nadie desmintió” sus dichos.

 

 

“Nadie desmintió lo que dije vinculado a las obras proyectadas pero que no fueron ejecutadas, o sea que fue un mini plan de obras”. Valoró el avance de obras en el Carlos Pellegrini, el edificio del Instituto de Educación Física, pero hizo énfasis en el porcentaje del Presupuesto destinado a obras: “nadie desmiente lo que digo, eso es lo que quiero señalar como una vergüenza. Hace 7 años que es Intendente, y bajó considerablemente el porcentaje de Presupuesto destinado a obras, ¿cómo devuelve la llave?” se preguntó.

 

También recordó el anuncio del Frigorífico Municipal que no hubo ninguna novedad: “35 familias sin laburo, productores viajando 100 kilómetros”. Y ratificó nuevamente sus dichos: “ni una cuadra de pavimento está estipulada. Ni una”.

 

Finalmente, llegó el momento de la votación –que a pedido del Frente de Todos se realizó de forma nominal- y con el acompañamiento positivo de Juntos y UCR Juntos la mayoría se impuso por la votación negativa de Adelante Olavarría y el Frente de Todos.

 

De esta manera, y en un año venidero especial por lo que está en juego –ni más ni menos que la Intendencia- el jefe comunal Ezequiel Galli contará con lo proyectado en el Presupuesto 2023.