Habilitan a usuarios con paneles solares a inyectar energía a la red eléctrica

La Provincia reglamentó la Ley de Generación Distribuida. El objetivo es promover el uso de energías renovables. La medida permitirá obtener descuentos en Ingresos Brutos e Impuesto al Sello.


Los vecinos de la provincia de Buenos Aires podrán convertirse en “usuarios-generadores” (UG) instalando paneles solares en sus domicilios, y estarán habilitados para la generación de energía por fuentes renovables para el autoconsumo.

 

Además, podrán inyectar el excedente a la red eléctrica, recibiendo una remuneración por ello. Para promover esta actividad, la Provincia incorpora dos exenciones impositivas por 12 años: el impuesto a los Ingresos Brutos por la inyección de los excedentes de energía renovable a la red de distribución, y el impuesto de Sellos a los contratos que suscriban los usuarios con las empresas distribuidoras.

 

La Gobernación tuvo en cuenta que “la posibilidad de generar e inyectar energía en forma particular no sólo genera ahorros en las facturas del servicio eléctrico, sino también permite un uso más eficiente de la energía, y promueve hábitos de cuidado ambiental imprescindibles para el futuro”.

 

 

La reglamentación por decreto de la ley 15.325 designa Autoridad de Aplicación al Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos, y prevé la creación del Registro de Usuarios-Generadores de Energía Renovable de la Provincia de Buenos Aires (RUGER), en el ámbito del Organismo de Control de Energía Eléctrica de la provincia de Buenos Aires (OCEBA), donde constarán los usuarios generadores (UG) inscriptos por las distribuidoras provinciales y municipales de energía eléctrica.

 

Además, se define como usuario generador al hogar que instala en el domicilio equipos de energía renovables destinados a su propio consumo, y con la posibilidad de volcar los eventuales excedentes de electricidad a la red de distribución eléctrica. No están comprendidos los grandes usuarios o autogeneradores del mercado eléctrico mayorista.

 

El subsecretario de Energía bonaerense, Gastón Ghioni expresó :”Esta medida es parte de una apuesta integral a un modelo energético más eficiente, descentralizado y ambientalmente sostenible”.

 

 

El funcionario agregó que esta norma “mejora la matriz energética provincial con mayor aporte de las renovables, y reduce la carga sobre el sistema de transporte y distribución”, al tiempo que “ganan todos los involucrados: las empresas, los usuarios y el Estado”.

 

La Provincia de Buenos Aires es pionera en la materia. A principios de este milenio, se declaró de interés provincial la producción de energía eléctrica con fuentes renovables, y se creó el Programa provincial de Incentivos a la Generación de Energía Distribuida (PROINGED). Con la nueva medida, la provincia adhiere a los beneficios promocionales, impositivos, fiscales y de financiamiento presentes en la ley nacional.

 

La ley 15.325 fue aprobada en la Legislatura el 21 de abril de 2022 y toma como base la ley nacional 27.424 de “Generación de Energía Eléctrica de Origen Renovable” sancionada en noviembre de 2017 y promulgada el mes siguiente.