La Dirección de Control Urbano recibió un nuevo alcoholímetro

Se destacó que será utilizado “para los controles que de manera permanente se despliegan en distintos puntos del Partido de Olavarría”. En ese sentido, el área enfatizó la importancia de no tomar alcohol antes de conducir vehículos.


Desde la Subsecretaría de Seguridad de la Municipalidad de Olavarría, a través de la Dirección de Control Urbano, se informó que el área recibió en las últimas horas un alcoholímetro que fue entregado en comodato desde la Dirección Provincial de Fiscalización y Control de Tránsito y la Seguridad Vial, perteneciente al Ministerio de Transporte de la Provincia de Buenos Aires.

 

“La adquisición del dispositivo fue a partir de gestiones realizadas por el responsable de tránsito y seguridad vial de la Dirección de Control Urbano, el ingeniero Agustín Falivene” se indicó.

 

Actualmente la Subsecretaría municipal cuenta con 5 dispositivos de estas características, que según se explicó “diariamente son utilizados en los operativos preventivos y de control que se realizan en todo el partido de Olavarría”.

 

Con respecto al flamante alcoholímetro se expresó que “es un equipo homologado y ya calibrado para poder realizar los controles conforme a lo necesario por Ley, en lo cual se puso el énfasis en la vigencia en el territorio provincial de la denominada Ley de Alcohol Cero”.

 

Al respecto, desde el área se apeló a “la responsabilidad de la comunidad para no tomar alcohol antes de conducir, no por el hecho de poder ser infraccionados en el marco de los mencionados controles, sino por el riesgo latente que esa conducta implica”.

 

El consumo de alcohol disminuye las capacidades motoras y de visión, perjudicando la capacidad de discernimiento, tornando los reflejos más lentos y reduciendo la atención y la agudeza visual, además de poder generar situaciones altamente riesgosas producto de la sensación de exaltación, falsa seguridad y pérdida de las inhibiciones que en algunas oportunidades suele producir.

 

Por último, desde la Dirección de Control Urbano se enfatizó que “el consumo de alcohol previo a la conducción es un factor de riesgo relevante, que incrementa la probabilidad de que ocurra un siniestro, como así también la gravedad de las lesiones resultantes”.

 

Es por esto que se solicitó a la población que tome conciencia de que el alcohol no ayuda en nada a la conducción vehicular, se pierden reflejos, disminuyen los tiempos de reacción ante un evento, se confunden las distancias a los objetos y se achica en ángulo de visión periférica, entre otros factores negativos.

 

Alcohol Cero en Olavarría: “primero queríamos instruir al personal policial para hacer las actas”