En 2022 se realizaron 1600 actas de Bromatología en Olavarría

El total de controles están relacionados con controles de rutina, a raíz de una denuncia o para la habilitación del comercio.


La Dirección de Bromatología del Municipio hizo público este lunes un informe en relación a las inspecciones efectuadas en el transcurso de 2022.

 

En ese periodo, se labraron alrededor de 1600 actas donde los inspectores procedieron a constatar condiciones edilicias e higiénico-sanitarias de los locales comerciales; verificar la ausencia de vectores transmisores de enfermedades (roedores y cucarachas); controlar que el personal de trabajo esté capacitado en manipulación de alimentos, exhibiendo cada uno de ellos el carnet que así lo acredita, así como el uso de indumentaria adecuada.

 

Además, se constató la verificación de que los alimentos estén dentro del período de aptitud, así como almacenados correctamente, respetando las temperaturas de conservación indicadas en sus rótulos.

 

Cabe señalar que la inspección puede estar relacionada con controles de rutina, realizarse a raíz de una denuncia o para la habilitación del comercio.

 

 

Las Enfermedades de Transmisión Alimentaria (ETAs) sólo pueden ser evitadas asegurando la inocuidad de los alimentos en cada uno de los eslabones. Por lo tanto, prevenirlas es una responsabilidad compartida por los productores, los elaboradores, los comercializadores, los consumidores y el Estado.

 

En lo que respecta a la función indelegable del Estado es el inspector bromatológico quien tiene entre sus responsabilidades, la labor de:

 

–Verificar el cumplimiento por parte de los elaboradores de alimentos de la normativa correspondiente.

 

– Orientar a los elaboradores/comercializadores de alimentos, colaborando con la modificación de procedimientos de producción, distribución y comercialización de alimentos que pueden resultar riesgosos para la salud.