El FdT otra vez al cruce de Galli: “No hay ensañamiento, le ponemos nombre a las cosas que suceden”

En esta ocasión, fue tras los dichos sobre las Tuvi industrializadas en diálogo con los medios después de entregar 20 viviendas tradicionales del programa. Ubaldo García dijo que las 14 viviendas costarán “50 millones de pesos más”. 


Tras los dichos del intendente Galli en la entrega de 20 viviendas Tuvi en su formato tradicional, el Frente de Todos salió nuevamente al cruce de sus dichos con un extenso comunicado titulado “Galli miente, esconde y confunde” dando cuenta de la frase dicha por el jefe comunal “hubo un ensañamiento para que todo sea un desastre”.

 

En voz del concejal Ubaldo García, señaló en respuesta a esa frase que “hay numerosos puntos para dejar en claro sobre una gestión que recién en su octavo año de gobierno entrega una vivienda municipal”.

 

Indicó que omitió dar cuenta “sobre lo ocurrido en una reunión tensa con los adjudicatarios de las TUVI industrializadas el día martes, dónde esperaron más de tres horas respuestas que no llegaron, se sintieron destratados por los funcionarios y escucharon de los propios responsables decir que las casas deberían haberse demolido” además que el plan original de viviendas industrializadas “era de 20 casas y terminó siendo de 14 viviendas. Que el plazo era de 180 días y hace más de un año y medio que no se terminan”.

 

Para poder acceder a una de esas viviendas “muchas de las familias pidieron préstamos bancarios, vendieron vehículos, solicitaron préstamos familiares o utilizaron sus ahorros de toda la vida. Hace más de un año y medio que siguen pagando alquiler por no haber recibido su casa en tiempo y forma, con lo que significa un gran esfuerzo sumado a los préstamos que debieron afrontar para licitar”.

 

El dato que reveló es que la rescisión con la anterior empresa y la contratación de una nueva firma para finalizar los trabajos costará “$50 millones más de lo previsto debido a las irregularidades de la empresa que comenzó la obra y el deseo del intendente de realizar casas industrializadas en la ciudad del cemento”.

 

“Esta redeterminación de 50 millones para las TUVI lo van a pagar todos los olavarrienses a través del pago de sus tasas” agregó García, y dijo que se gastarán “no porque hubo un ensañamiento para que todo sea un desastre”, sino porque “el señor Intendente Galli no escuchó ni a los adjudicatarios ni a los concejales del Interbloque del Frente de Todos que desde el mes de enero de 2021 le advirtieron al Municipio sobre las irregularidades del expediente en el que se tramitó está licitación y de la empresa adjudicataria y, sobre las irregularidades en la propia construcción”.

 

Con ese dinero, señaló el edil, “se podrían haber construido 10 viviendas más sin que las familias pongan un solo peso. Esto es producto de una mala gestión municipal y el costo de un capricho que debemos pagar todos los olavarrienses y no sólo los adjudicatarios”.

 

TUVI: “Nunca nos quedamos en el problema, siempre tratamos de solucionarlo”

 

La comparativa y otros planes de vivienda

 

En este punto, Ubaldo García expresó que las Tuvi son “la única experiencia de una política de vivienda que lleva adelante el gobierno de Ezequiel Galli en 8 años de gestión”. Señaló que en ese tiempo, además, “no se generaron lotes con servicios; los lotes del barrio Pickelado donde se están construyendo las TUVI son producto de la gestión anterior”.

 

Y comparó con el barrio construido por AOMA meses atrás: “un sindicato en articulación con el Estado Nacional y las familias hizo en dos años 48 viviendas, el doble de casas que Galli en 7 años de gestión, brindándoles lotes con servicios y la posibilidad de que accedan a un crédito hipotecario para que construyan sus viviendas en el período de un año y recién ahí empezar a pagar”.

 

También mencionó el Programa Procrear, donde “las familias no anticipan nada, construyen y tienen un período de gracia de un año para ello, luego comienzan a pagar la cuota, no deben endeudarse para ingresar en un programa de vivienda”.

 

“Además, contratan los proveedores independientes y algunas tareas las realizan ellos mismos o con familiares o amigos (ahorro). No hay concentración en la contratación, lo cual dinamiza muchísimos más a la economía local (comerciantes, profesionales, oficios contratados, corralones, etc)”.

 

También mencionó que bajo un sistema similar al de AOMA, “el Ministerio de Hábitat de la Provincia junto con el Centro Empleados de Comercio  de Olavarría van a realizar un mega plan de viviendas para 100 familias”.

 

Otras obras paralizadas

 

 

El concejal, en representación del Frente de Todos, también respondió a la frase de Galli vinculada a la situación de obras provinciales y nacionales, “a nosotros no nos pasó nunca de empezar una obra y dejarla paralizada, esta es una gestión que acostumbró a la gente que cuando se hace un anuncio las cosas van a pasar” y ” Anuncian, anuncian y las cosas no pasan. En Olavarría las cosas si pasan, yo cuando anuncio algo es porque estoy convencido de que lo puedo terminar…”.

 

Aquí García realizó un nuevo punteo donde recordó el cierre del Matadero Municipal, y luego “anunció dos veces la construcción de un frigorífico modelo y no cumplió, lo que significa un costo más alto en el precio de la carne que deben pagar los olavarrienses porque las carnicerías tienen que traer carne de Bolívar o Azul pagando un costo mayor”.

 

Además, “anunció más de una vez la construcción de la playa de camiones en Sierras Bayas, también un puente en el paso a nivel del Camino de los Pueblos, entre Sierra Chica y Colonia Hinojo (su primer anuncio de campaña), prometió terminar la autovía de la ruta 3, entre otros”.

 

Con respecto al Polo Judicial (una obra que se encuentra presupuestada para este 2023 en la Provincia) “es una obra que María Eugenia Vidal dejó sin terminar y que está judicializada por sobreprecios y corrupción durante la gestión de la ex gobernadora. Una verdadera estafa a los bonaerenses que hoy nos encuentra con un elefante blanco en el medio del centro de la ciudad”.

 

Para cerrar, Ubaldo García ratificó que “no hay ensañamiento para que todo sea un desastre, solo le ponemos nombre a las cosas que suceden, con la esperanza de que no vuelvan a pasar”.