Tuvi Industrializadas: adjudicatarios se reunirán con el Intendente el 10 de febrero

Uno de los adjudicatarios habló en Radio Olavarría y confirmó la reunión. Piden “certezas” respecto a los plazos de entrega y sostienen que “hay cuatro casas que no vamos a aceptar. Están mal construidas”.


Luego de la recorrida que se concretó el sábado por la obra de construcción de las viviendas Tuvi Industrializadas, Nahuel, uno de los adjudicatarios, habló durante la mañana de este martes con el periodista Martín Rodríguez para Radio Olavarría.

 

Confirmó una reunión con el intendente Ezequiel Galli para el 10 de febrero, un día antes de la fecha establecida para realizar una segunda recorrida por la obra. “Desde que comenzó este programa no hemos tenido la posibilidad de plantearle la situación. Hay gente que vendió el vehículo, que sacó un crédito, que tuvo que renovar el contrato de alquiler. No te dan certezas de cuándo va a ser la fecha de entrega, pedimos que el Ejecutivo nos escuche”, aseguró el adjudicatario que habló en representación de la totalidad del grupo.

 

 

Sostuvo que “las casas no avanzan en igualdad de condiciones y llegado el momento no va a ser lo mismo la casa que me toque a mí que la que le toque a un vecino” y aseguró que “están todas hechas distintas, tienen distintas terminaciones, distinto tipo de piso en comparación con las tradicionales, las puertas son distintas, algunas no abren y cierran, algunas tienen cielorraso de machimbre y otras de durlock”.

 

El adjudicatario aclaró que según el convenio “las terminaciones finales iban a ser idénticas a las tradicionales, lo único que cambiaba era el sistema constructivo pero realmente las diferencias son abismales”.

 

En ese sentido, indicó que “hay cuatro casas que son irrecuperables, nos pusimos de acuerdo en no aceptarlas. No es un capricho, realmente están mal construidas”.

 

Además, señaló que “si bien Tancredi ha mejorado la manera de aplicar el sistema constructivo siguen existiendo cuestiones estructurales que no se han corregido: estas cuatro casas son irrecuperables por una construcción estructural, de base, paredes torcidas… no podés ingresar a una habitación y que las cuatro paredes tengan falsa escuadra”.

 

 

“Fue muy desgastante y desalentador”

 

Así se refirió Nahuel a todo el proceso desde el inicio de la obra. En referencia al programa municipal habitacional destacó que “era una buena idea, una forma accesible pero siempre bajo condiciones a cumplir y con cuotas a 10 años”.

 

“Empezó todo bien pero la mayoría que nos suscribimos al programa de industrializadas fue porque llegamos tarde a la inscripción de las tradicionales o porque alguno no quedó. No fue porque preferíamos industrializadas por tradicionales”, aclaró y agregó: “el sistema constructivo es excelente pero bien aplicado. Acá estuvo mal aplicado de entrada”.

 

A nosotros no nos están regalando nada, el programa pedía ciertas condiciones y requisitos para poder ingresar, el pago de un monto inicial que ronda entre el millón y millón y medio de pesos, con la idea de que en el corto plazo íbamos a recibir una vivienda. Pasó un año de la entrega de ese dinero y todavía no tenemos una fecha cierta”, señaló.

 

 

 

En un repaso por las distintas etapas que atravesó el grupo de adjudicatarios recordó que “desde el momento en que quedamos suscriptos al programa empezamos a ver cosas que no nos convencían sobre el tipo de material que se estaba utilizando, el acopio, la madera a la intemperie” y “desde el primer momento planteamos las irregularidades”.

 

“En junio (2022) hicimos un petitorio firmado por el 100 por ciento de los adjudicatarios. El tiempo terminó de darnos la razón y se rescindió el contrato con la empresa que estaba llevando adelante la licitación”, relató.

 

Ahora, la nueva empresa “se encuentra trabajando en las 14 viviendas. El plazo inicial para construir 20 casas fue de 180 días, a Tancredi para completar el trabajo de Escobedo se le dio un plazo de obra de 240 días. Ya pasó desde la readjudicación un 30 por ciento de este plazo y consideramos que el ritmo de obra sigue siendo lento”.

 

Por último, afirmó que “tenemos un convenio celebrado con el Municipio donde a la parte adjudicataria le pedían ciertos requisitos, entre esos la entrega de dinero. En contraparte el Municipio se compromete a la entrega de una vivienda. Nosotros objetamos que el tiempo sigue pasando y ese convenio no indica plazos, nadie está en condiciones de darnos una fecha aproximada”.

 

TUVI Industrializadas: “hay 4 viviendas con las que no están conformes”