División de Drogas Ilícitas: controles en rutas y ciudades ante el aumento del tráfico por el verano

La Delegación Departamental Azul dio a conocer los dispositivos que realiza en los 11 distritos que componen la regional, entre ellos Olavarría. Se mantendrán durante todo enero y febrero.


Desde el inicio de la temporada estival, el personal de la Delegación Departamental de Investigaciones del Trafico de Drogas Ilícitas con sede en Azul, ha dado inicio a una serie de dispositivos de control a lo largo de los once partidos que componen su jurisdicción, entre ellos Olavarría.

 

La distribución estratégica del personal, tiene el objeto de coordinar tareas junto con otros estamentos policiales, tales como Policía de Seguridad Vial, Patrulla Rural y Jefaturas Departamentales, con el fin de “llevar a cabo exhaustivos controles en esta época en la que el turismo aflora en diferentes puntos de la región y en los cuales se ven incrementados los intentos de abastecimientos de estupefacientes a estas ciudades del interior, procedentes de las grandes urbes” se detalló oficialmente.

 

 

Tal como se explicó, estos dispositivos se llevan a cabo en paralelo a los diagramas del Operativo Sol Bonaerense y con el mismo objeto apuntan a la detección temprana de delitos y faltas en general y específicamente infracciones a la ley 23737 (Ley de Drogas).

 

Como resultado de los trabajos realizados a la fecha, tanto en los ingresos a las diferentes localidades como en el casco urbano, se han labrado infracciones a la ley 23737 dando intervención al Ministerio Público Fiscal correspondiente, como asimismo se han labrado infracciones a la ley de tránsito y contravencionales por faltas varias constatadas.

 

Dichos dispositivos conjuntos, tanto con organismos policiales como municipales, se extenderán a lo largo del mes de enero y febrero.

 

 

Se aclaró que la realización de estas tareas se concreta “sin descuidar la faz investigativa, la cual viene dando sus frutos, trayendo aparejado el cierre de distintas bocas de expendio a nivel barrial en las distintas ciudades de la jurisdicción”.

 

La Delegación de Azul puso a disposición el 0800 222 7060, abonado totalmente anónimo por medio del cual se puede denunciar la venta de estupefacientes para dar inicio a una investigación.